Nuevo Ghibli: el primer Maserati del segmento E ofrece motor diesel

Última actualización: 25/07/2013

Nuevo Ghibli: el primer Maserati del segmento E ofrece motor diesel

El novísimo Ghibli representa un punto de inflexión en la historia de Maserati. Presentado en el Salón de Shangai pocos meses después del nuevo Quattroporte, el Ghibli permitirá a Maserati la posibilidad de ofrecer al mismo tiempo dos berlinas de cuatro puertas por primera vez en su historia.

El Ghibli es más corto, más ligero, más dinámico y más económico que el buque insignia Quattroporte y representa una piedra angular en los programas de Maserati, que preven la producción de 50.000 unidades anuales antes del 2015.  

Todas las versiones de su gama con motor de gasolina garantizan altas prestaciones gracias al motor V6 Twin-Turbo de 3,0 litros. Asimismo, esta berlina deportiva de lujo del segmento E puede venir equipada con tracción trasera o tracción integral. 

El Ghibli se basa sobre una filosofía más deportiva que su hermano mayor Quattroporte y su versión más potente, el Ghibli S, ofrece 301 kW (410 CV) de potencia, acelera de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos y alcanza una velocidad máxima de 285 km/h.

El Ghibli es también el primer Maserati de la historia en ser alimentado por un motor diesel. Su turbodiesel V6 garantiza todo el sonido, la sofisticación y el placer de conducir típicos de Maserati y al mismo tiempo permite consumos de carburante inferiores a los seis litros a los 100 km en el ciclo combinado. El Ghibli Diesel será también el primer Maserati con tecnología Start-Stop.

Comparte muchos elementos con el Quattroporte, como su arquitectura, la seguridad anti impactos, el chásis, el esquema de las suspensiones o sus motores, si bien es 50 kg más ligero , tiene una batalla 173 mm más corta y es 291 mm más corto en su longitud total.

El equipo de diseño del Ghibli tenía la dificil misión de producir una berlina que remarcase sus características dinámicas, dándole un aspecto más agresivo, pero manteniendo al mismo tiempo evidentes referencias visuales con el  Quattroporte.

La silueta de la carrocería refleja el estilo de cupé de la berlina de cuatro puertas, mientras que la parrilla y los faros del Ghibli se caracterizan por sus líneas sinuosas. La parrilla se inspira en el actual GranTurismo y nos transporta al recuerdo del clásico A6 GCS de los años 50.

Se mantiene también el montante trasero distintivo de Maserati, uno de los principales elementos a los que el vehículo debe su aspecto de cupé, donde se inserta el clásico logo de la saeta de Maserati , perpetuando una tradición que se remonta a 1963. 

El perfil lateral está dominado por la línea que se desarrolla desde los pasos de rueda delanteros para finalizar tras los faros traseros. 

El interior del Ghibli es donde más se distingue del Quattroporte. El diseño de su salpicadero remarca claramente su carácter más deportivo y juvenil sin con ello perder nada del lujo que se puede esperar de un Maserati. El Ghibli conjuga también un diseño deportivo con la típica habitabilidad prevista en una berlina ejecutiva de  Maserati. 

El Ghibli, el Ghibli S, el Ghibli S Q4 y el Ghibli Diesel utilizan un cambio automático de ocho marchas que garantiza altas prestaciones y alto confort con rápidos cambios de marcha y aceleraciones fulgurantes.

Todos los modelos Ghibli garantizan una maniobrabilidad extraordinaria gracias a un reparto de pesos perfectamente equilibrado, a las suspensiones delanteras de doble brazo oscilante y las traseras de 5 brazos. Además, la posibilidad de la tracción integral aumenta también la seguridad y la certeza de poder afrontar con garantía cualquiera que sean las condiciones meteorológicas.

El vehículo impone nuevos estándares cualitativos bajo cualquier aspecto, del diseño hasta la producción pasando por los controles de procesos. Se produce en una nueva planta donde la tradicional elaboración artesanal de Maserati se une a la utilización de tecnología de vanguardia que garantizan una calidad excelente gracias al control hasta de los más mínimos detalles.

El Ghibli  entra en el mercado de los vehículos deportivos premium del segmento E aportando una extraordinaria calidad y exclusiva artesanía: los detalles del habitáculo, que incluye elementos como la pantalla táctil Maserati Touch Control, los pedales ajustables, la cámara de marcha atrás, los interiores en piel Poltrona Frau y el equipo de sonido Bowers & Wilkins con 15 altavoces, así como el WiFi WLAN y su compatibilidad con los móviles más modernos. 

El Quattroporte original del 1963 inventó el concepto de berlina deportiva de lujo, el nuevo Quattroporte continúa siendo el punto de referencia del sector y ahora el Ghibli ofrece toda la calidad del Quattroporte con soluciones más dinámicas y económicas.

LOS TITULARES DEL GHIBLI 

  • El Ghibli se presenta en dos versiones y dos variantes de motor, partiendo del V6 Twin-Turbo de 301 kW (410 CV) del Ghibli S y Ghibli S Q4
  • El Ghibli estará disponible también con un motor diesel V6 turbo, el primero en la historia de Maserati, que ha sido diseñado pensando principalmente en el mercado europeo.
  • El Ghibli S permite elegir entre la eficiencia de la tracción trasera o la seguridad y la agilidad del sistema de tracción integral Q4
  • El Ghibli S Q4 acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza los 284 km/h
  • El Ghibli S de tracción trasera emplea 0,2 segundos más en alcanzar los 100 km/h (5,0 segundos) pero su velocidad máxima de 285 km/h es superior en 1 km/h
  • La tradicional excelencia en la maniobrabilidad está garantizada por un reparto de pesos 50:50, suspensiones delanteras multi-link y suspensiones traseras multilink de 5 brazos.
  • Las funciones del habitáculo incluyen hotspot WiFi WLAN, hasta 15 altavoces en un equipo de sonido de alta calidad Bowers & Wilkins, pantalla táctil de 8,4" Maserati Touch Control
  • El Ghibli ha sido diseñado y desarrollado por Maserati y es el segundo modelo tras el Quattroporte en ser fabricado según conformidad a los nuevos estándares de calidad de referencia en la planta de Maserati en Turín.
  • El Ghibli ha obtenido cinco estrellas en la clasificación NCAP contra impactos, incluyendo una tercera línea de carga y siete airbag, completando el diseño de su chasis de alta resistencia.

MOTORES

Con el Ghibli debuta una inédita generación de propulsores, más potentes, determinados y ecológicos. Se trata de una nueva gama de motores de gasolina V6 sobrealimentados con doble turbocompresor y alimentados por un sofisticado sistema de inyección directa de gasolina, resultado de la estrecha colaboración entre los equipos de desarrollo de Maserati y Ferrari. Destinados con exclusividad para Maserati, se fabricarán en Ferrari aprovechando toda la tecnología de vanguardia y precisión de la fábrica de Maranello.

El Ghibli dispondrá de  dos variantes del nuevo motor de gasolina V6 Twin-Turbo de 3,0 litros, a los que se sumará también el motor diesel V6 de 3.0 litros para completar una oferta prestigiosa en línea con las ambiciones del vehículo.

La versión más potente del motor de gasolina V6, reservada para el Ghibli S de tracción trasera y el Ghibli S Q4 de tracción integral, tiene una potencia máxima de 301 kW (410 CV) 5.500 rpm y 550 Nm de par máximo a partir de sólo 1.750 rpm. Las prestaciones son de 4,8 segundos de 0 a 100 km/h para el Ghibli S Q4, mientras que la versión de tracción trasera necesita apenas 0,2 segundos más. El Ghibli S tiene una velocidad máxima de 285 km/h, superior en apenas 1 km/h con respecto al Ghibli S Q4.

La segunda propuesta del motor de gasolina V6 ofrece igualmente prestaciones brillantes con consumos interesantes. Dispone igualmente de una potencia más que respetable, 243 kW (330 CV) y 500 Nm de par, pero con consumos de apenas 9,6 litros/100 km sin penalizar con ello las prestaciones, como indica su dato de aceleración, pasando de 0 a 100 km/h en apenas 5,6 segundos.

El Ghibli Diesel es el primer vehículo en los casi 100 años de historia de Maserati en montar un propulsor diesel. Perfectamente en línea con la tradición de Maserati, con sus 275 CV y 600 Nm de par máximo a 2.000 rpm, este V6 es el motor turbo diesel de 3 litros más potente del mercado en la actualidad, capaz de una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y 250 km/h de velocidad. Las emisiones se han reducido a 158 gramos de CO2/km y el consumo es de sólo 5,9 litros/100 km en el ciclo combinado.

Directamente relacionada con las prestaciones de los nuevos motores, hay otra gran novedad en la marca Maserati: la función Active Speed Limiter, de serie en todos los modelos Ghibli. Activada (o desactivada) por medio de un botón en el volante, el Active Speed Limiter permite al piloto establecer una velocidad máxima, que puede excluirse apretando a fondo el pedal del acelerador.

EL MOTOR V6 DE LOS GHIBLI S Y S Q4

La versión más potente del motor V6 2.979 cc del Ghibli comparte gran parte de su tecnología con el  V8 3,8 litros del buque insignia Quattroporte.

Con una potencia de 301 kW (410 CV) a 5.500 rpm, a pesar del cubicaje reducido, el V6 Twin-Turbo garantiza unas extraordinarias prestaciones al igual que el V8 3.8 litros, con un par de 550 Nm disponible entre 1.500 y 5.000 rpm. El régimen máximo es de 6.500 rpm, estando el 90% del par máximo ya disponible desde las 1.600 rpm, mientras que el par específico, de 183 Nm/litro, es incluso superior al del V8. Dispone también de una función de overboost, capaz de asegurar las máximas prestaciones del motor entre 1.750 y las 5.000 rpm.

Del V8 del  Quattroporte, el nuevo V6 Twin-Turbo toma también la inyección directa de gasolina, la arquitectura de los cilindros y la tecnología de combustión, junto a los dos turbocompresores paralelos de baja inercia y los cuatro variadores de fase contínua de los árboles de levas. Gracias a la inyección a alta presión del carburante, alcanza una presión de entrega de 200 bares aproximadamente. 

En la configuración de tracción trasera el Ghibli S acelera de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos, bajando a 4,8 segundos en el caso del Ghibli S Q4. En la práctica, cada modelo del Ghibli con motor V6 Twin-Turbo de 301 kW (410 CV) emplea una décima de segundo menos para alcanzar los 100 km/h con respecto al correspondiente modelo del  Quattroporte, S y S Q4.

Ambos modelos garantizan la extraordinaria velocidad que se espera de un Maserati. Los modelos de tracción trasera alcanzan una velocidad máxima de 285 km/h, superior en 1 km/h que la del Ghibli S Q4.

La elevada potencia de los motores no es obstáculo para ofrecer una apreciable eficiencia. El consumo en ciclo combinado del Ghibli S Q4 es de 10,5 litros/100 km y desciende a los 10,4 litros/100 km en el Ghibli S, mientras que las emisiones son de 242 gramos de CO2/km para la versión de tracción trasera y de 246 gramos en la de tracción integral.

Los turbocompresores paralelos del motor V6 son ligeramente diferentes de los   twin-scroll del V8. El motor mantiene en cualquier caso las dimensiones principales del V8, en particular el diámetro de cilindros de 86,5 mm.

Dotado de culatas de elevada turbulencia y cuatro variadores de fase con dos árboles de levas en cada culata, el V6 puede retrasar o adelantar la apertura de las válvulas de admisión y escape en tiempo real y de manera independiente, lo que le permite un control óptimo de la combustión y por lo tanto conseguir altas prestaciones con bajos consumos.

Otra característica típica de la nueva familia de motores Maserati es el sistema de inyección directa del carburante a 200 bares. La elevada presión agiliza la atomización del carburante, mejorando la mezcla aire/carburante y optimizando la combustión a los regímenes más elevados

El Ghibli S tiene dos intercooler, uno por turbocompresor, montados en la parte baja a cada lado del radiador principal, para obtener una constante aportación de aire fresco y limpio.

La unidad de control del motor es de última generación, con procesadores de alta velocidad integrados, que gestionan en tiempo real un gran número de funciones.

Maserati Powertrain utiliza también elementos periféricos bajo demanda, como la bomba de aceite de caudal variable con control electrónico para mejorar consumos y prestaciones.

El V6 utiliza asimismo un innovador control electrónico para el alternador, que controla el consumo eléctrico del vehículo y gestiona la carga del alternador.

El conductor tiene a su disposición dos modalidades de gestión del motor: Normal y Sport, que modifican también la gestión de la caja de cambios. Además el conductor dispone de levas alargadas fijadas a la columna de dirección para el control del cambio.

El nuevo Ghibli introduce también la modalidad I.C.E. (Increased Control and Efficiency), con el fin de reducir consumos, emisiones y rumorosidad. Se trata de una modalidad seleccionable por el conductor que permite una respuesta más delicada del pedal del acelerador para una conducción más suave, anula la función  overboost del turbocompresor y mantiene cerradas las válvulas de escape de la modalidad Sport hasta las 5000 rpm/min. Regula también los cambios para hacerlos más suaves y lentos, reduciendo el par en el momento de engranaje de cada marcha.

Los motores del Ghibli S y Ghibli S Q4 tienen potencias idénticas, lo único que diferencia al Q4 es el cárter del aceite, modificado para permitir el paso del eje de transmisión del diferencial delantero.

De la misma manera que la familia de motores del Quattroporte, los motores del Ghibli V6 han sido desarrollados por Maserati Powertrain en colaboración con  Ferrari Powertrain y serán contruidos por Ferrari en Maranello, en su modernísimo departamento de producción de motores.

EL MOTOR V6 DEL GHIBLI

El segundo motor de gasolina V6 Twin-Turbo de 3,0 litros disponible en el Ghibli tiene una potencia de 243 kW (330 CV) a 5.000 rpm. Este motor se ha diseñado para garantizar una experiencia de conducción excelente, un uso versátil y bajos consumos. Entrega un par de 500 Nm, que se aprecia en una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos pero con un consumo de 9,6 litros/100 km y 223 gramos de emisiones de CO2/km.

EL MOTOR DIESEL V6 DEL GHIBLI

Cuando se lance al mercado, el sofisticado motor diesel del Ghibli será el primero en su género en la historia de Maserati.

El turbo-diesel V6 de 2.987 cc desarrolla 202 kW (275 CV) de potencia y un impresionante par de 600 Nm que garantizan una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 6,3 segundos. Extraordinarios los consumos en ciclo combinado, de tan sólo 5,9 litros a los 100 km, así como las emisiones de 158 gramos de CO2 por kilómetro.

Para este primer turbodiesel Maserati los técnicos han apostado por una sofisticada inyección directa Common Rail, con una presión de inyección de 2000 bares e inyectores con dwell time reducido, una solución que favorece inyecciones secuenciales múltiples para altas prestaciones, capacidad de respuesta y emisiones más limpias. El turbocompresor es del tipo de geometría variable, mientras que el colector de escape incluye un air-gap. 

El Ghibli turbodiesel es también el primer Maserati que dispone de la tecnología Start-Stop que puede reducir hasta en un 6% los consumos de carburante y emisiones de CO2 en función del recorrido y el tráfico. El sistema Start-Stop apaga el motor cuando el vehículo está parado y lo arranca al soltar el pedal del freno.

Para el mercado español incialmente sólo estará disponible la versión del Ghibli Diesel de 202 kW (275 CV) de potencia.

Según una agradable tradición, a cada Maserati se le puede identificar instantáneamente por el sonido de su motor: el Ghibli Diesel con su nuevo sistema Maserati Active Sound no es una excepción. Dos actuadores acústicos, instalados cerca de los tubos de escape, acentúan los tonos más distintivos del motor y los modulan con precisión según el tipo de conducción del vehículo. Cuando el conductor aprieta el botón Sport, el sonido se hace todavía mas intenso y emocionante. 

SISTEMA DE ESCAPE

Descendiendo más al detalle, el sonido y prestaciones del sistema de escape del Ghibli están controlados por válvulas neumáticas en los silenciosos y por el paso por el Maserati Sound Tank, único en su género, para mantener el clásico y melodioso sonido de la marca

En la modalidad Normal predefinida, las válvulas bypass están cerradas para garantizar un sonido del motor confortable y discreto proveniente de los cuatro tubos de escape deportivos.

En la modalidad Sport, el vehículo regula numerosos parámetros de gestión y las válvulas de escape se abren para obtener el recorrido más corto posible de los gases de escape asegurando tanto las máximas prestaciones como el inconfundible sonido del motor del Maserati.

SISTEMA DE TRANSMISION

CAMBIO

Todas las versiones del nuevo Ghibli están equipadas con un cambio automático de 8 velocidades  ZF AT8 - HP70, ya disponible en el nuevo Quattroporte.

Pre-diseñado para la tradicional tracción trasera y para el nuevo sistema de tracción integral Q4, este cambio aumenta el confort, permite cambios de marcha más rápidos y reduce los consumos y valores NVH (ruido, vibraciones y asperezas) Según la tradición de Maserati, se presentan cinco modalidades de cambio: Auto Normal, Auto Sport, Manual Normal, Manual Sport e I.C.E. (Increased Control  Efficiency).

Auto Normal es la configuración predefinida del Ghibli y ofrece cambios de marcha fluidos a bajo régimen para priorizar el confort del automóvil reduciendo los consumos al máximo

En modalidad Auto Sport la transmisión permite cambios de marcha más rápidos a más altas revoluciones, garantizando un cambio preciso para una sensación mucho más deportiva En ambas modalidades el vehículo reconoce numerosas condiciones como caminos en subida o bajada, frenadas bruscas o curvas comprometidas, seleccionando en función de éstas la relación y mejor tipología de cambio.

La transmisión puede ser también controlada manualmente presionando el botón M en la consola central, junto a la palanca.

En modalidad Manual Normal el conductor puede cambiar de marcha con las levas alargadas situadas en la columna de dirección o con la palanca de la consola central. El conductor selecciona las marchas, aunque el sistema interviene bajando marchas si detecta que el motor baja demasiado de vueltas o subiendo marchas en el caso opuesto.

En la modalidad Manual Sport, además de que los cambios son más rápidos y brillantes, el conductor asume el total control sobre la transmisión. El sistema no interviene ni siquiera si el conductor lleva el régimen del motor hasta el límite. Intervendrá sólo si las vueltas descienden demasiado para garantizar la eficiencia en una determinada marcha La modalidad I.C.E. (Increased Control Efficiency) está estudiada para garantizar una considerable reducción de los consumos y una conducción relajada incluso en condiciones de mínima adherencia. La transmisión cambia de marcha de la manera más suave posible tanto reduciendo como pasando a marchas superiores.

Todas las modalidades de cambio de marcha pueden ser seleccionadas a través de los botones a la izquierda de la palanca del cambio

DIFERENCIAL DE DESLIZAMIENTO LIMITADO 

También el Ghibli, como el resto de modelos del Tridente, dispone de un diferencial mecánico de deslizamiento limitado tanto en las versiones de tracción trasera como en las de tracción integral.

En efecto, el  Ghibli es el único vehículo de su categoría equipado con diferencial trasero con deslizamiento limitado mecánico en todas sus versiones para garantizar la mejor tracción en todas las situaciones de conducción. 

La función de bloqueo asimétrico permite un bloqueo del 35% en aceleración y del 45% en retención El diferencial trasero se acciona por un árbol de transmisión en acero de dos piezas, con un diámetro de 80 mm y dos juntas homocinéticas  y atraviesa un cojinete de goma sobre la barra transversal para aumentar el confort y reducir los niveles de NVH sin comprometer la rigidez.

TRACCIÓN INTEGRAL Q4

El sistema de tracción integral Q4 es una novedad absoluta para Maserati. Gracias al inteligente sistema de tracción integral on-demand Q4, el Ghibli no pierde adherencia ni siquera sobre los firmes más resbaladizos.

El sistema Q4 combina la capacidad de reacción y la agilidad de la tracción trasera con la seguridad adicional que sólo la tracción integral puede aportar en situaciones críticas y sin con ello aumentar los consumos. El sistema parte con las ruedas delanteras pasivas hasta que su participación es requerida para obtener tracción.

La arquitectura del sistema se basa en un embrague multidisco húmedo controlado electrónicamente, instalado en una transfer conectada con el eje delantero mediante un semieje En caso de pérdida de adherencia por exceso de velocidad en curva, fuertes aceleraciones o falta de agarre en el eje trasero, el sistema tarda sólo 150 milisegundos para pasar de entregar el 100% la tracción en las ruedas traseras hasta llegar a trabajar en una repartición 50-50 entre ejes. En cualquier caso, las suspensiones traseras multilink generan tanta tracción que raramente el Q4 debe enviar más del 35% de la tracción a las ruedas delanteras.

El sistema Q4 es capaz de regresar a su condición de tracción trasera con la misma velocidad, garantizando en cada momento la mejor tracción sin los tradicionales inconvenientes de la tracción integral de incremento de consumo de consumo y peor capacidad de respuesta.

Maserati ha desarrollado un sotisficado algoritmo para supervisar en tiempo real una enorme variedad de parámetros del vehículo (como deslizamiento de las ruedas, potencia entregada, velocidad, eficacia de frenado o ESP) así como la adeherencia de las ruedas frente al estilo de conducción. Procesando estos datos, el sistema Q4 puede maximizar el agarre en cada una de las ruedas, consiguiendo una óptima gestión del vehículo para adaptarse a cualquier estado de la carretera, en cualquier momento. 

DISEÑO EXTERIOR 

El diseño del Ghibli remarca sus características dinámicas y, aún manteniendo evidentes conexiones con el  Quattroporte, tiene una personalidad más agresiva. 

La silueta de la carrocería refleja el estilo de cupé de la berlina de cuatro puertas, mientras que la parrilla y los faros del Ghibli se caracterizan por sus líneas sinuosas. La parrilla se inspira en el actual GranTurismo y nos transporta al recuerdo del clásico A6 GCS de los años 50.

Se mantiene también el montante trasero distintivo de Maserati, uno de los principales elementos a los que el vehículo debe su aspecto de cupé, donde se inserta el clásico logo de la saeta de Maserati, perpetuando una tradición que se remonta a 1963. El color negro brillante y la sección transversal variable contrastan con los cromados satinados y el símbolo del Tridente en el centro.

El diseño de la parrilla se acentúa por la línea de los paneles del cuarto delantero, que enfatizan la forma del capó para continuar en los grupos ópticos delanteros. La forma de los grupos ópticos converge hacia el símbolo del Tridente y cada ángulo está diseñado para dirigir las miradas hacia el legendario logo Maserati.

El perfil lateral está dominado por la línea de estampación que se desarrolla desde los pasos de ruedas delanteros hasta finalizar tras los faros traseros Gracias a este conseguido diseño que integra a la perfección su larga batalla,  longitud y anchos de vias, el Ghibli es con toda seguridad uno de los vehículos más deportivos y elegantes del segmento E.

Carrocería y bajos del Ghibli mantienen la promesa de deportividad expresada por los exteriores, con un bajo coeficiente de penetración aerodinámica de 0,31, esencial para poder mantener bajos consumos y aumentar la estabilidad a altas velocidades algo que, en el segmento E, sólo el Ghibli puede alcanzar.

CHASIS

Para el Ghibli se ha desarrollado un “carácter” absolutamente original gracias a la combinación de suspensiones delanteras de doble brazo oscilante y suspensiones traseras multilink, con sistema Skyhook activo como opcional, tracción integral y un sistema de frenado muy potente Como en el Quattroporte, la estructura del Ghibli se basa en una celda de seguridad en acero rígido y extremadamente segura, utilizando aleaciones de aluminio y acero para maximizar la resistencia, minimizar el peso y conservar la perfecta repartición de los pesos La parte frontal de la carrocería se obtiene de un subchasis de aluminio y un travesaño reforzado para garantizar la máxima rigidez, mientras que la parte trasera es de acero laminado.

CARROCERÍA

La carrocería del nuevo Ghibli comparte su arquitectura con el Quattroporte y se ha diseñado para satisfacer los elevados niveles de confort, prestaciones y seguridad exigidos por el cliente de Maserati, así como todas las normativas en términos de seguridad.

Realizado en torno a una celda de seguridad en acero rígido y extremadamente segura, utiliza aleaciones de aluminio y acero para maximizar la resistencia, minimizar el peso y conservar la perfecta repartición 50:50 de los pesos en los modelos de tracción trasera de la berlina deportiva.

La elección del aluminio para gran parte de los paneles de la carrocería del Ghibli se ha realizado para alcanzar la máxima seguridad para los ocupantes con el menor peso posible. Consecuentemente, las cuatro puertas y el capó son todos de aluminio Más allá de la libertad de elección que se dio a los diseñadores de Maserati, la elección del aluminio ha supuesto un impacto positivo en la reducción del peso del Ghibli, en sus consumos y sus emisiones.

En la carrocería del Ghibli se han empleado otros materiales particulares, entre los que se encuentra el magnesio ultraligero empleado en el travesaño del salpicadero

SUSPENSIONES  

Las configuraciones de las suspensiones de cuadrilátero con doble brazo oscilante son tradicionales de Maserati, derivadas de las carreras. El nuevo Ghibli recoge esta herencia si bien incorporando nuevas tecnologías para obtener la máxima precisión

Como en el Quattroporte, de quien toma la configuración de suspensiones y software, en las suspensiones delanteras del Ghibli se utilizan dobles brazos oscilantes de aluminio en posición elevada para garantizar la mejor precisión durante la conducción

El aluminio es el material que prevalece en las suspensiones delanteras, con brazos superiores e inferiores, las manguetas y los montantes son todos de aluminio forjado mientras que los muelles son de acero. Todo esto combinado con los amortiguadores Skyhook (opcional) de adaptación continua, y barra estabilizadora.

La arquitectura de cuadrilátero del sistema ha permitido al equipo de Maserati dedicado a la maniobrabilidad desarrollar una dirección precisa, comunicativa y confortable

Las suspensiones traseras son del tipo multilink de cinco brazos, con cuatro brazos de suspensión de aluminio, desarrolladas para alcanzar objetivos aparentemente contradictorios como un confort excepcional y prestaciones deportivas extremas.

De serie, las suspensiones del Ghibli se basan en un sistema de amortiguador fijo. 

Todos los Ghiblis tienen como opcional la posibilidad de disponer del sistema de amortiguadores de adaptación continua Skyhook. Se trata de una variante del sistema de serie disponible en el Quattroporte pero con importantes modificaciones y una puesta a punto específica que tiene en cuenta el mayor dinamismo del Ghibli. 

La modalidad predefinida del sistema Skyhook opcional da prioridad al confort, aunque basta con apretar el botón de las suspensiones para obtener mayor deportividad y dinamismo. Esta mayor rigidez transforma la manejabilidad del Ghibli a niveles aún más superiores y ha sido desarrollado en situaciones de prueba extrema y en pistas. Esencialmente, reduce drásticamente las transferencias de cargas longitudinales y laterales y minimiza el balanceo de la carrocería para sacar el lado más deportivo del carácter del Ghibli.

El ordenador de los amortiguadores Skyhook controla un número enorme de parámetros, entre los que se incluye velocidad y aceleraciones laterales y longitudinales, movimientos de cada rueda, movimientos de la carrocería y dinámica de los amortiguadores.

Adaptándose a las distintas modalidades seleccionadas por el conductor, el sistema ofrece la amortiguación perfecta para cada rueda de manera prácticamente instantánea.

A finales del 2013, para el Ghibli Diesel y el Ghibli S Q4 estará disponible como opcional un setup deportivo de las suspensiones, basado en un sistema de amortiguación fijo y no sobre el sistema Skyhook opcional.

En este caso, la arquitectura de las suspensiones deportivas no cambia, pero la estructura se rebaja en 10 mm, los muelles son más rigidos y los amortiguadores  Koni dual-rate se adaptan a los cambios de las condiciones.

LLANTAS Y NEUMÁTICOS

Las llantas de serie de 18’’ garantizan el máximo dinamismo. El Ghibli también está disponible con llantas de 19", 20" o 21".

Las llantas de 19" y 20" están producidas con tecnología Flowform que reduce el grosor de las mismas y optimiza la ligereza sin sacrificar rigidez y resistencia

Las llantas de 21" son de aleación forjada, que también contribuye a su ligereza, y tienen un peso parecido a las de 20".

Todas las llantas del Ghibli han sido diseñadas y fabricadas para mejorar la estética de la carrocería y reducir las masas no suspendidas, mejorando agarre y manejabilidad

Ambas versiones Ghibli y Ghibli Diesel montan neumáticos delanteros y traseros con las mismas dimensiones (235/50). Las versiones Ghibli S y S Q4 montan en cambio neumáticos 235/50 delante y  275/45 detrás.

Las ruedas de 19", con neumáticos delanteros 245/45 y posteriores 275/40, se han realizado para reducir consumos y rumorosidad, garantizando largos y confortables viajes

Las ruedas de 20", con neumáticos delanteros 245/40 y 285/35 traseros significan el compromiso perfecto entre deportividad y confort, mientras que las de 21", con una combinación de neumáticos delanteros 245/35 y 285/30 traseros, ofrecen una conducción deportiva

Todas las ruedas se presentan con neumáticos Pirelli, Dunlop y Continental. Las de 19" y 20" pueden ser equipadas con neumáticos de invierno. 

El Ghibli tiene un sistema de control permanente de las presiones de los neumáticos con un sensor montado como parte de la válvula en el interior de la llanta. La presión se visualiza en el display del salpicadero. En caso de pinchazo o cambio de presión, el sistema avisa al conductor mediante señalizaciones acústicas y visuales.

DIMENSIONES

El nuevo Ghibli tiene una batalla de 2.998 mm, 173 mm más corta que la del Quattroporte, y una longitud total que, con sus 4,97 metros, es 29 cm. más corta

También es 20 mm más bajo que el Quattroporte, pero lo que le da un aspecto de entre los más agresivos del segmento E son las medidas de los anchos de vías delanteras y traseras. Ambas son más anchas que las del Quattroporte: el ancho de vía delantera mide 1.635 mm (+1 mm), y el de la trasera 1.653 mm (+6 mm).

El vehículo es 50 kg más ligero que el Quattroporte; el Ghibli S pesa 1.810 kg y el Ghibli S Q4 pesa 1.870 kg.

La capacidad del maletero, 500 litros, y el espacio para las piernas están alineados con los valores de referencia del segmento.

FRENOS

En el nuevo Ghibli se continúa con la larga colaboración con Brembo y todos los modelos disponen de un sistema de frenos con pinzas fijas.

Los frenos de los modelos Ghibli S montan discos de frenos Dual Cast ventilados y perforados de 360 mm x 32 mm, con pinzas fijas de aleación Brembo de seis pistones en el eje delantero. Sobre el posterior se montan las mismas pinzas fijas de aleación Brembo con cuatro pistones del Quattroporte.

Los discos de freno continúan utilizando la tecnología Dual Cast, que permite reducir el peso de la campana de frenado de hierro fundido gracias al uso de una campana de aleación que minimiza las masas no suspendidas. A una velocidad de 100 km/h, los Ghibli S y S Q4 pueden pararse completamente en sólo 36 metros.

Estos frenos, con un mayor área de rozamiento y una elevada eficiencia de enfriamiento, han sido diseñados para garantizar prestaciones constantes en situaciones de conducción deportiva y así responder a las exigencias derivadas de las altísimas prestaciones del nuevo Ghibli.

Con una potencia ligeramente inferior, el Ghibli y el Ghibli Diesel adoptan discos de freno delanteros más pequeños, de 345 mm x 28 mm, con pinzas fijas de cuatro pistones sobre el eje delantero y discos traseros de 320 mm x 22 mm con pinzas flotantes, que garantizan en cualquier caso una extraordinaria potencia de frenado, consiguiendo pararse completamente en 36 metros desde una velocidad de 100 km/h, igual que las versiones más potentes de la gama.

La colaboración con Brembo se ha concentrado también en el desarrollo del confort acústico del sistema de frenado del Ghibli, conciliando prestaciones y confort.

El Ghibli adopta también un freno de mano electrónico que actúa sobre las cuatro ruedas. El botón, en posición ergonómica en el marco de la palanca de cambio, activa el freno de estacionamiento. También puede actuar como dispositivo de seguridad y emergencia en la conducción. En este caso el sistema se comunica con la unidad de control de estabilidad y desacelera hasta los 0,5 g con toda seguridad.

Los frenos forman también parte del sistema automático de salida en cuesta del Ghibli. Los sensores de a bordo detectan la inclinación del vehículo cuando está parado en cuesta, bloqueando los frenos durante algunos segundos, lo que permite al conductor soltar el pie del freno antes de acelerar sin que el vehículo se mueva.

Además de fuertes y eficientes, las pinzas de freno de Maserati han sido siempre un elemento de estilo. Y esta tradición continúa con el nuevo Ghibli, cuyas pinzas de freno delanteras y traseras se presentan en el clásico negro estándar con el nombre Maserati en blanco.

También están disponibles en un rojo agresivo y deportivo, en azul Maserati para un toque de elegancia y en el luminoso gris plata.

DIRECCIÓN

El Ghibli dispone de una nueva caja de dirección de aluminio, desarrollada específicamente para la nueva geometría de las suspensiones delanteras que comparte con el Quattroporte. El objetivo es suministrar una mayor información al conductor, mayor estabilidad a alta velocidad y facilidad de maniobra a bajas velocidades.

Esto ha permitido a los ingenieros de Maserati dedicados al desarrollo de las suspensiones obtener la máxima precisión unida a una gran sensibilidad de la dirección, necesaria para afrontar curvas a alta velocidad

La reducida desmultiplicación de la dirección asegura una agilidad difícilmente presente en las berlinas de su categoría. Si bien ha sido estudiada para la máxima diversión en la conducción, la dirección se muestra confortable en todas las situaciones

Sensible a las demandas de los clientes, Maserati ha preferido evitar los sistemas de dirección electrohidráulicos. De esta manera, el Ghibli utiliza un sistema hidráulico servoasistido que previene una desagradable ayuda artificial cuando el conductor gira rápidamente el volante.

MASERATI STABILITY PROGRAM

Quien conduce un Maserati conoce desde hace tiempo las ventajas del Maserati Stability Program (MSP).

Desarrollado con las pruebas más extremas, el MSP utiliza numerosos sensores para establecer cuando es necesario intervenir en ayuda del conductor.

En el Ghibli el programa ha sido posteriormente calibrado con respecto al del Quattroporte y el MSP añade seguridad a la estabilidad intrínseca de la carrocería del vehículo, permitiendo a los conductores disfrutar con toda tranquilidad de su manejabilidad en todas las condiciones de conducción.

El MSP mide constantemente manejabilidad y agarre del vehículo y coordina numerosos sistemas de gestión de la seguridad y las prestaciones para mantener el control total del vehículo. El programa interviene fundamentalmente sobre el motor y los frenos. En caso de deslizamiento, el MSP reduce el par del motor y puede accionar los frenos con intervenciones extremadamente precisas para recuperar la trayectoria en pocos milisegundos

Los otros sistemas claves del MSP incluyen:

  • ABS
  • EBD (Electronic Brake Force Distribution)
  • ASR (Anti-Slip Regulation),
  • MSR: impide el bloqueo de las ruedas motrices durante una reducción en condiciones de escasa adherencia. El sistema mide las velocidades de las ruedas motrices en relación a las otras ruedas, acelerándolas si es necesario.
  • BAS (Brake Apply Sensor): mediante los numerosos sensores detecta las frenadas de pánico o emergencia y aumenta la presión en el circuito de frenos.
  • Hill Holder: se une automáticamente al sistema de frenos para impedir la caída en las salidas en cuesta.

SEGURIDAD

Las dotaciones en la seguridad pasiva del nuevo Ghibli se han diseñado para garantizar la máxima tranquilidad a los pasajeros y obtener la máxima puntuación de 5 estrellas en el crash test Euro NCAP, sin comprometer con ello ni el peso ni los consumos del vehículo.

Para ello se ha utilizado acero forjado en las áreas críticas del habitáculo para aumentar la seguridad de los ocupantes y aluminio en las áreas menos críticas para ahorrar peso.

En particular, la parte delantera del habitáculo presenta componentes en acero forjado, con un travesaño sobre el salpicadero de magnesio para reducir peso, mientras que la parte trasera es más rígida por la utilización de acero de alta resistencia.

Las barras de protección delanteras y traseras están hechas de aluminio extruido, y las puertas, capó, aletas y maletero están hechos de aluminio

Los ingenieros de Maserati han añadido una tercera línea de distribución de las cargas de impacto a la estructura frontal del vehículo que contribuye a disipar las cargas y distribuir las fuerzas para garantizar la estabilidad estructural de la carrocería en caso de impacto frontal.

El nuevo Ghibli está dotado de siete airbag y reposacabezas activos antilatigazos cervicales para la máxima seguridad de los ocupantes.

AIRBAG

En la parte delantera, los airbag de doble etapa están escondidos dentro del volante y en el salpicadero y protegen la cabeza en caso de accidentes frontales, mientras que un airbag de rodilla protege las piernas del conductor, reduciendo la carga sobre el fémur en caso de accidente.

Pecho y cadera de conductor y pasajero se protegen con los airbag laterales, situados bajo el revestimiento de piel del asiento.

Los laterales de las cabezas de los pasajeros se protegen por dos airbag de cortina montados en el techo del vehículo. Los airbag de cortina protegen las cabezas de los ocupantes delanteros y traseros en los impactos laterales.

CINTURONES DE SEGURIDAD

Los asientos delanteros disponen de una rica dotación de sistemas de seguridad diseñados para reducir los daños en las vértebras cervicales de los ocupantes.

Si el vehículo está involucrado en una colisión, los apoyacabezas activos reducen automáticamente su distancia a la cabeza del pasajero para evitar el latigazo cervical.

Los cinturones de seguridad delanteros y traseros de tres puntos disponen de pretensores pirotécnicos con limitadores de carga, que intervienen en caso de colisión para sujetar a los pasajeros impidiendo o minimizando las lesiones.

Los cinturones delanteros tienen unos dispositivos que regulan la altura para adecuarla a la de los ocupantes y aumentar tanto el confort como la seguridad.

TELECÁMARA TRASERA

La cámara trasera para el aparcamiento hace mucho más seguras y cómodas las maniobras.

Instalada al lado del botón de apertura del maletero, muestra toda el área posterior del vehículo, visualizando las imágenes en color en el display MTC de 8,4". El sistema actúa junto a los sensores de aparcamiento y emite señalizaciones acústicas a medida que el vehículo se acerca a los obstáculos.

ILUMINACIÓN

Uno de los motivos que hace tan peculiar el diseño exterior del Ghibli se debe al uso de los proyectores bi-xenon y de las luces diurnas de LED.

Incluso las luces traseras de LED son muy innovadoras y aseguran una excelente visibilidad, además de su estilo y la seguridad indispensable en este tipo de vehículos.

FAROS

Mientras que el Ghibli y el Ghibli Diesel disponen de serie de faros bi-xenon, el  Ghibli S y S Q4 disponen del Automatic Frontlighting System (AFS), que regula activamente la profundidad del haz luminoso para unir una óptima visibilidad de la carretera y el mínimo deslumbramiento. Las luces bi-xenon combinan tecnología y estilo, mientras que todas las funciones secundarias están garantizadas por los LED.

Los grupos ópticos incluyen luces diurnas de LED que permite ser reconocible tanto durante el día como durante la noche. Cada grupo contiene también un lavafaros de alta presión, intermitentes, luces de posición lateral de LED y un reflector lateral.

Con una videocámara colocada delante del espejo retrovisor, el sistema de iluminación ofrece un control del haz luminoso específico para la conducción en autopista. La profundidad del haz se aumenta de esta manera sin que sea necesario activar manualmente las luces largas.

Los sensores controlan el estilo de conducción y velocidad y, si la carretera está vacía, el haz alcanza la profundidad y anchura máxima combinadas a las rotaciones de los propios faros. 

Además existen cuatro posiciones de la iluminación automática: para la conducción en ciudad, para las condiciones en autopista, para baja visibilidad y para la conducción por la izquierda en los Países donde está prevista. Cada una de estas modalidades activa automáticamente una estrategia para iluminar de la mejor manera posible la superficie de la carretera.

El faro para la conducción en ciudad se enciende por debajo de los 45 km/h con un haz luminoso más ancho y menos profundo, mejorando la visibilidad en los giros y en las zonas de peligro periférico y molestando lo menos posible. Existe también un faro para la lluvia que se enciende con la activación de los limpiaparabrisas tras un corto periodo en funcionamiento.

Los haces se regulan a distintos niveles para minimizar los reflejos, y son más anchos y altos para hacer al Ghibli más visible.

GRUPOS ÓPTICOS TRASEROS

Los grupos ópticos traseros del Ghibli han sido diseñados para dar la máxima visibilidad y un estilo reconocible. Estas luces de LED integran la función de las luces de posición en un anillo iluminado que se presenta en torno al propio grupo óptico. Este anillo contiene las luces de freno, intermitentes, luces de marcha atrás y antiniebla...

INTERIORES

Los interiores del nuevo Ghibli combinan un estilo limpio y refinado con la alta tecnología, para definir un carácter deportivo atemporal y se distingue perfectamente del Quattroporte por el particular diseño del salpicadero que responde perfectamente a la ambición de sus clientes de poder vivir una experiencia más deportiva y juvenil sin tener que renunciar lo más mínimo al lujo que se espera de un Maserati.

De serie el equipamiento comprende asientos en una piel que es la envidia de cualquier otro vehículo del segmento premium de la competencia. 

Aunque se caracteriza por sus líneas agresivas de cupé, el Ghibli consigue ofrecer a los pasajeros de los asientos traseros un espacio para la cabeza típico de una berlina ejecutiva sin recurrir a los clásicos compromisos de las otras berlinas premium estilo cupé. 

Los interiores inteligentementes compactos y los asientos traseros abatibles en relación 60:40, garantizan al Ghibli un volumen de carga de 500 litros, además de un gran compartimento en la consola central, con amplios bolsillos en las puertas y un espacio portaobjetos ventilado de grandes dimensiones

El asiento del conductor dispone de regulación eléctrica con seis posiciones y está finamente revestido en piel. Maserati ofrece además como opcional dos tipologías de acabados en piel todavía más refinadas. 

Los modelos Ghibli S se distinguen por un asiento todavía más ergonómico con regulación eléctrica de ocho posiciones y, como opcional, un sistema eléctrico que desplaza los pedales. El conductor puede memorizar las configuraciones preferidas para asiento, zona lumbar y retrovisores y solicitarlas apretando un botón.

El amplio túnel central separa los asientos delanteros y aloja dos posavasos y un encendedor que funciona con una toma de 12 V. Su consola dispone de un espacio para móviles y tomas USB y Aux-in para conexiones de aparatos externos.

La tapa de la consola se divide en dos secciones longitudinales y actúa de reposabrazos para los pasajeros delanteros. Abriéndose, cada sección revela la presencia de dos posavasos adicionales y una toma de 12 V (otras tomas de 12 V se encuentran en el apoyabrazos trasero y el maletero). La consola dispone de un salida de aire para la refrigeración.

Los asientos traseros del Ghibli son asimismo lujosos, con asientos específicamente diseñados para ofrecer el máximo confort incluso en largos viajes y un óptimo apoyo lateral. Disponen de anclajes ISOFIX para fijar con seguridad los asientos de los niños.

El apoyabrazos central replegable aloja dos posavasos y un espacio para los objetos. 

"El diseño de los interiores es simple y elegante, con líneas límpias y una instrumentación fácil de usar” afirma Lorenzo Ramaciotti.

"Las características funcionales se han camuflado para concentrar la atención en las suaves superfícies curvilíneas del salpicadero y del túnel central”, continúa el diseñador.

Como todos los Maserati, el Ghibli ofrece al conductor un interfaz intuitivo y simple. El cuadro de instrumentos contiene un cuentarrevoluciones y velocímetro de grandes dimensiones, al lado de un display TFT de 7" para numerosas funciones operativas del vehículo.

Muchos de los dispositivos del vehículo están orientados al conductor y están controlados por unos botones a lo largo de la columna de la palanca del cambio. Los otros dispositivos de a bordo pueden ser definidos por el conductor a través del Maserati Touch Control (MTC) en el centro del salpicadero.

El equipamiento de serie del Ghibli S incluye asientos de piel, acabados de madera, asientos delanteros regulables eléctricamente en 12 posiciones, climatizador bi-zona y Active Cruise Control, faros bi-xenon adaptables y pinzas de freno fijas.

Maserati ofrece también un extraordinario grado de personalización al poder elegir entre un elevado tipo de materiales, como la madera, fibra de carbono, piel, Alcántara y otras numerosas opciones.

Algunas características fundamentales incluyen:

MASERATI TOUCH CONTROL (MTC)

Con la pantalla táctil MTC de 8,4" es posible controlar de manera sencilla e intuitiva casi todos los elementos y sistemas de a bordo del Ghibli

El sistema incluye funciones como la radio, navegador y lector DVD. Dispone también de conexión Bluetooth para móviles y dispositivos Apple.

Utilizando los conectores USB y AUX-IN o el lector de tarjetas SD, el usuario puede escuchar música, ver películas o imágenes

Sus menús ofrecen opciones para definir las configuraciones principales del vehículo a través de los iconos que se visualizan en la pantalla. 

Por medio del MTC se puede controlar también la calefacción y ventilación de los asientos delanteros, la calefacción del volante y el funcionamiento de la cortinilla de la luna trasera, así como visualizar las imágenes de la cámara de marcha atrás. 

CRUISE CONTROL Y LIMITADOR DE VELOCIDAD

Los comandos deI sistema están situados en el volante y la velocidad se visualiza en la pantalla del cuadro de instrumentos. El Cruise Control está activo en subida o bajada y acelera y desacelera el vehículo para mantener la velocidad seleccionada.

La función Active Speed Limiter se añade a este sistema y permite al conductor seleccionar la velocidad máxima controlada.

El sistema, que puede ser activado o desactivado mediante un botón en el volante, es muy fácil de usar y puede ser anulado por el conductor en situaciones extremas apretando a fondo el pedal del acelerador.

WI-FI HOTSPOT

El nuevo Ghibli incluye como equipamiento opcional la tecnología WLAN, que transforma el vehículo en un eficiente centro Wi-Fi sobre ruedas.

Insertando una tarjeta SIM en el WLAN es posible recibir señal de Internet que se transmite vía wireless.

También es posible conectar simultáneamente hasta tres dispositivos, como ordenadores portátiles, móviles y  tablet. El sistema admite HSDPA, UMTS, EDGE y GSM.

AUDIO

El equipo de sonido del nuevo Ghibli garantiza potencia y calidad sonora extraordinaria gracias a ocho altavoces accionados por una unidad principal. De manera opcional está disponible un equipo “premium” con 10 altavoces y amplificador de 600 vatios de potencia.

La excelencia está representada por el sistema opcional Bowers & Wilkins Premium Surround Sound , dotado de 15 altavoces, un amplificador de 1.280 vatios y la perfecta configuración del sistema QuantumLogic ™ Surround Sound , el resultado de un proceso largo de desarrollo y numerosas horas de trabajo de los mejores técnicos especializados en el sector audio.

El resultado es un sistema que reproduce cada detalle del sonido con el máximo nivel de pureza dinámica para conseguir un realismo del sonido absoluto y para asegurar un placer máximo escuchando música dentro del automóvil.

El sistema dispone de 15 altavoces y un amplificador de 1.280 vatios. Tiene un cono central en Kevlar de 100 mm para los sonidos midrange y tres tweeter de 25 mm en el centro y los lados del salpicadero. Las puertas delanteras alojan un woofer de 165 mm y un altavoz midrange con cono en Kevlar de 100 mm, mientras que cada puerta trasera tiene un woofer en Kevlar de 165 mm y un tweeter de 25 mm. La bandeja trasera tiene dos altavoces midrange en Kevlar de 100 mm y un subwoofer de 350x200 mm.

LLAVE INTELIGENTE

Dotado de tecnología Keyless Go, el cuerpo de la llave del nuevo Ghibli está hecho en aluminio pulido, dando un aspecto sólido, elegante y técnicamente avanzado

Cuando el vehículo está cerrado, basta con tener la llave en el bolsillo o en el bolso y abrir sencillamente el coche tirando de la manilla de la puerta o apretando el botón del maletero. De este modo no es necesario tener que buscar la llave o apretar el pulsador para abrir el automóvil.

VENTANILLAS 

El Ghibli dispone de amplias superficies acristaladas que permiten la utilización de dobles cristales laminados, al igual que en el parabrisas. 

Esta solución, además de garantizar una mayor robustez de las ventanillas, contribuye a reducir el ruido exterior y a una excelente estabilidad térmica aumentando el confort y la seguridad de los ocupantes.

Además las ventanas traseras pueden ofrecerse con cristales oscurecidos para una mayor privacidad.

SISTEMA DE CLIMATIZACIÓN 

El climatizador automático del Ghibli utiliza un sistema bi-zona que aporta una enorme cantidad de aire a través de sus 13 salidas de ventilación.

Cuatro rejillas se encuentran en la parte trasera del vehículo y su potencia se regula por un sensor solar para garantizar excelentes niveles de confort y el mantenimiento de la temperatura seleccionada.

Están disponibles funciones de regulación de la temperatura separada para conductor y pasajero que pueden ser controladas mediante el MTC o un panel de control bajo la pantalla.

La potencia está gestionada por un compresor de cilindrada variable controlado electrónicamente para asegurar que su funcionamiento se adapte perfectamente a las exigencias de los ocupantes.

Un gran número de sensores ayuda al sistema a mantener el clima interior. Se ha incluido un sensor de humedad que regula el flujo de las rejillas de descongelación y desempañado y el sensor solar que regula la temperatura del aire de las rejillas para revertir los efectos de la radiación solar y de la temperatura externa.

El sistema de climatización dispone de 13 rejillas de ventilación: una de desempañado en el parabrisas, cuatro rejillas en el salpicadero, dos sobre las articulaciones entre los pilares delanteros y la cornisa superior de la puerta, dos en los pies de los ocupantes delanteros, dos centrales sobre la unidad trasera y dos en los pies de los ocupantes traseros.

CALIDAD

Los programas dedicados a los nuevos Quattroporte y Ghibli proyectan a Maserati en una nueva era abanderando la extrema calidad.  

Esta iniciativa parte de la base, con la total modernización de la planta industrial cercana a Turín, que implica desde el completo proceso de realización del Ghibli hasta la fase de pruebas de cada unidad que sale de la línea de producción. 

Un intenso programa para probar la fiabilidad del Ghibli ha sido concebido ya en la fase de desarrollo del vehículo y prevé:

  • Más de seis millones de kilómetros de pruebas con una flota de más de 90 Ghibli.
  • Centenas de miles de kilometros de pruebas adicionales para dar validez a cada modificación.
  • Pruebas en condiciones de calor extremo en Sudáfrica y Marruecos.
  • Pruebas en condiciones de frío extremo en Suecia y Nueva Zelanda
  • Pruebas de duración, calidad y rumorosidad de cada componente.
  • Rigurosos controles de proceso, cuatro en las fases de estampación, tres en la de pintura y cuatro durante el ensamblaje, además de pruebas adicionales dinanométricas, hídricas y sobre la electrónica.
  • Más de 700 controles para cada vehículo en producción.
  • Cada Ghibli debe pasar por un control final de calidad de 30 minutos antes de la entrega al cliente.
  • Cada Ghibli terminado debe pasar una prueba en carretera de 60 km antes de ser entregado al cliente.

25 de Julio de 2013
Gregorio Patiño Barahona


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar