Lamborghini Veneno Roadster: una obra maestra de ingeniería y diseño para coleccionistas

Última actualización: 19/10/2013

Lamborghini Veneno Roadster: una obra maestra de ingeniería y diseño para coleccionistas

Como el más lejano plato fuerte de su 50 aniversario, Automobili Lamborghini está presentando uno de los más excepcionales super coches deportivos de todos los tiempos. El Lamborghini Veneno Roadster es un prototipo abierto de carreras con un diseño extremo y un impresionante comportamiento. Y es uno de los automóviles más exclusivos del mundo; no más de nueve unidades serán producidas durante el 2014, vendiéndose por un precio de 3.3 millones de euros (excluyendo taxas).

El Veneno Roadster es extremo y garantiza una intensa experiencia de conducción, porque abierto significa realmente abierto. No hay techo, simplemente una fuerte barra antivuelco para una seguridad óptima. El diseño está enfocado en unas aerodinámicas óptimas y una estabilidad hecha para curvas rápidas, con un manejo parecido al de un prototipo de carreras. Incluso es completamente legal en carretera.

Con potencia de salida máxima 552 kW / 750 hp, el Veneno Roadster acelera de 0 a 100 km/h en sólo 2.9 segundos y la velocidad más alta se coloca en 355 km/h. El Lamborghini Veneno Roadster está conducido por un motor de 20 cilindros con una cilindrada de 6.5 litros, y está equipado con el extremadamente rápido desplazamiento de la transmisión ISR, con cinco funciones, tracción permanente de todas las ruedas, y un chasis de carreras con suspensión de barra impulsora y unidades spring/damper horizontales.

El Lamborghini Veneno Roadster trae a la carretera la eficiencia aerodinámica de un prototipo de carreras. Cada detalle de su forma persigue una clara actividad: dinámicas excepcionales, óptima carga con mínima resistencia y perfecta refrigeración del motor de alto rendimiento. Por lo tanto, el Veneno Roadster es inequívocamente un Lamborghini; se mantiene fiel a la consistente filosofía de diseño de todos los super coches deportivos de Sant’Agata Bolognese. Eso incluye las proporciones extremas, al igual que el poderoso frontal terminado en forma de flecha y la interactuación entre afiladas líneas y superficies exactas.

El diseño total del Lamborghini Veneno Roadster ha sido desplegado para el perfecto flujo de aire y carga. El final de la parte delantera funciona como una gran ala aerodinámica. La división visual de los guardabarros de la parte posterior del cuerpo del coche es una referencia a los coches del mundo de las carreras y optimiza el fluir aerodinámico. Las delicadas transiciones del suelo en un sustancial difusor enmarcando los cuatro considerables tubos de escape divididos por un filtro. Grandes aberturas sirven para ventilar el hueco del motor y dirigir corriente de aire al alerón trasero. El diseño del alerón regulable es el producto de la experiencia automovilística y la extensiva simulación aerodinámica para asegurar una óptima corriente de aire en la interacción del alerón y el difusor posterior.

El diseño exclusivo de las ruedas de aleación está también determinado por su funcionalidad aerodinámica: un anillo de fibra de carbono alrededor de la llanta de la rueda funciona como una turbina para distribuir aire frío adicional a los discos de freno de carbono-cerámica. El intenso color de pintura “Rosso Veneno” fue desarrollado exclusivamente para el Veneno Roadster, aunque cada cliente particular podrá individualizar su propio vehículo para amoldarlo a sus preferencias personales. 

El Veneno Roadster es la más extensa prueba de la capacidad única de Automobili Lamborghini en el ligero diseño basado en CFRP. Un monobloque hecho de fibra de carbono reforzado con polímero forma las bases del Roadster. Toda la parte exterior está hecha de CFRP. El Veneno Roadster encuentra toda la seguridad y el registro de requerimientos en todo el mundo, y naturalmente también incorpora un entero complemento de sistemas de seguridad que van desde el airbag hasta el sistema adaptado de manejo ESP. 

La fibra de carbono domina también la parte interior del Veneno Roadster. El monobloque de fibra de carbono es visible dentro del coche alrededor del túnel central y los apoyos.  Las dos ligeras butacas están hechas desde el patentado Forged Composite de Lamborghini. El tejido de fibra de carbono CarbonSkin es usado para revestir la cabina de mando entera, parte de los asientos y el techo interior. Como una tela de alta tecnología, esta extremadamente preciosa esterilla de fibra de cabrono encaja perfectamente con cualquier forma y reduce el peso del vehículo. 

El diseño sistemático, de fibra de carbono y ligero del Veneno Roadster es no solamente visible, es también obvio en las básculas: con un peso en seco de justo 1,490 kilogramos (3,278 libras), el Veneno Roadster se beneficia de un ratio de potencia específica de exactamente 1.99 kg/hp (4.38 lbs/hp) que garantiza un comportamiento de infarto. Incluso la imponente cifra de aceleración  de 2.9 segundos no puede describirse adecuadamente. A pesar de un aerodinámico equipo configurado para una carga extrema,  el Veneno Roadster posee excepcionalmente una baja resistencia al viento que le permite alcanzar una velocidad máxima de 355 km/h (221 mph).

19 de Octubre de 2013
www.arpem.com


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar