Citroën Cactus: El nuevo paradigma

Última actualización: 05/09/2013

Citroën Cactus: El nuevo paradigma

El Citroën Cactus, más que un concept car, es una verdadera anticipación de los futuros modelos de la Línea C de la marca. Este modelo se desprende de todo lo superfluo, de lo accesorio, para centrarse en lo que aporta el máximo valor para disfrutar a bordo. Se trata de un nuevo concepto que une el bienestar de uso con el confort de todos los ocupantes del vehículo, y tecnologías prácticas, intuitivas y fáciles de usar. 

El Citroën Cactus destaca por su diseño puro y funcional, con apuestas de estilo radicales enfocadas hacia una mayor eficiencia, con un aligeramiento del peso y un mayor aerodinamismo. Sus puntos fuertes son unos faros tecnológicos y superficies fluidas con elementos gráficos personalizables, los “Airbumps”, que integran cápsulas de aire para proteger la carrocería.

En el interior, un puesto de conducción liberado agrupa todos los mandos en torno a una interfaz 100% digital. Los asientos delanteros están inspirados en los sofás para proporcionar un ambiente más confortable y acogedor. Los materiales naturales configuran un ambiente elegante y relajado.

En el apartado tecnológico se ha dado prioridad a la facilidad de utilización, con una cadena de tracción Hybrid Air para ofrecer un coste de utilización atractivo, un impacto medioambiental mínimo y una conectividad inmediata e intuitiva con el acceso al portal Citroën Multicity Connect.

Génesis   

Todo comenzó con la presentación del concept-car C-Cactus en el salón de Fráncfort de 2007. Un enfoque radical que lanzó una reflexión de fondo: ¿cuáles son las nuevas expectativas de los automovilistas? ¿Qué prestaciones cuentan realmente? Este ejercicio ha llevado a los ingenieros y a los diseñadores a alterar los códigos y plantear los problemas de una forma diferente para explorar nuevas soluciones. Se ha llegado a un desmarque pragmático en el que se prescinde de lo superfluo y se da más valor a todo lo que contribuye al bienestar del automovilista. El resultado se presenta bajo la forma del Citroën Cactus. Un concept-car que anuncia los futuros modelos de la línea C a partir de 2014.

Diseño puro y funcional

Reconciliar la estética con el uso es el leitmotiv del diseño del Citroën Cactus, fruto de una búsqueda continuada de volúmenes armoniosos y eficientes hasta en los más pequeños detalles. Quedarse con lo esencial y optimizarlo todo para alcanzar una forma de perfección natural es la estrategia que hay detrás de este concept-car. Ha permitido a los diseñadores olvidar códigos automovilísticos tradicionales para explorar soluciones ingeniosas que aportan grandes ventajas.

La silueta del Citroën Cactus es atractiva y novedosa, fácil de memorizar, como los coches que han marcado época. Es un estilo fácil de identificar, con superficies puras y lisas de color blanco nacarado y volúmenes fluidos que renuncian a líneas agresivas. Otros elementos clave en el aspecto exterior son la parte trasera, el techo flotante y elementos gráficos de contraste que se asocian a funciones específicas (protección con los Airbumps gris Lama y los pasos de rueda negros; transporte de objetos con los arcos de techo negro lacado; luminosidad a bordo con el gran techo panorámico).

A primera vista un elemento llama la atención por su originalidad: el Airbump. Este elemento gráfico está insertado en los flancos y en los paragolpes. Es la expresión de una estrategia que une cada rasgo de diseño con una función. El Airbump refuerza el estilo del Citroën Cactus, acentuando su carácter por su originalidad y sus posibilidades de personalización. Además, protege la carrocería en el día a día, ya que su superficie suave dispone de un tratamiento “soft” que resiste a las ralladuras e integra cápsulas de aire que amortiguan los golpes. 

El Citroën Cactus tiene también unas proporciones óptimas que contribuyen a la eficiencia y al confort de conducción. Su tamaño es el de una berlina compacta (longitud: 4,21 m; anchura: 1,75 m), y su perfil es ideal en términos de estilo con 1/3 de superficies acristaladas y 2/3 de superficie lateral. Su distancia al suelo es elevada (21cm) pero con una altura optimizada de sólo 1,53 m. 

La parte frontal prefigura la identidad visual de los futuros modelos de la línea C. Se caracteriza por superficies lisas que hacen destacar los chevrones, volúmenes fluidos con una unión sin ruptura del capó y de las aletas y una firma luminosa tecnológica con los las luces diurnas de LED y los faros integrados en los Airbumps. La parte trasera sigue el mismo principio con luces de LED de efecto 3D integradas en el ancho Airbump que protege el maletero.

Este diseño único con apuestas muy radicales es la mejor carta de presentación para un habitáculo ergonómico y confortable. La ausencia de cristales laterales, luneta trasera y pilares centrales invitan a descubrir un universo interior ingenioso, tanto en su arquitectura como en el tratamiento de colores y materiales.

Un interior lleno de ingenio 

El primer objetivo al diseñar el interior del Citroën Cactus ha sido liberar espacio para el conductor y sus pasajeros, despejando el habitáculo para ofrecerles más holgura y un mayor confort. El salpicadero delgado y flotante permite liberar totalmente el suelo mientras que el pasajero delantero dispone, en la parte superior, de un amplio espacio, de fácil acceso, para dejar objetos. Este resultado se ha podido conseguir adoptando una interfaz 100% digital y optimizando la organización del puesto de conducción. Así, se ha sustituido el cuadro de instrumentos por una pantalla de 7 pulgadas, suprimiendo los botones en favor de una pantalla táctil de 8 pulgadas que permite acceder a todas las funciones (climatización, audio, navegación, servicios conectados y ayudas a la conducción). Además, se ha ubicado el airbag del pasajero en el techo y eliminado la palanca de cambios tradicional en favor de un botón de selección en la parte baja del salpicadero y de levas en el volante.

Los asientos delanteros han sido diseñados inspirándose en un sofá, para proporcionar un mayor confort, que se completa con el techo panorámico dotado de un tratamiento térmico que deja pasar la luz, pero no el calor. Protege de los rayos UV con propiedades comparables a las gafas de sol de categoría 4.

El segundo objetivo de los diseñadores ha sido el de ofrecer un ambiente elegante y relajado a bordo. Los revestimientos interiores liberan considerablemente el habitáculo para poder destacar los materiales naturales. La tapicería de los asientos y de las puertas se compone de una combinación de dos materiales de referencia en los muebles contemporáneos: un tejido en algodón azul chiné y un cuero natural “camel” (curtido vegetal), también presente en el salpicadero y el volante. 

Como un guiño al universo de la marroquinería, el hueco superior del salpicadero y las manillas de las puertas han sido tratados por los diseñadores como elementos de decoración de los baúles de viaje. 

Las tendencias del Citroën Cactus proponen una nueva experiencia de conducción totalmente relajada para retomar el placer y la libertad de desplazarse en automóvil. Un placer sencillo que se comparte y se vive en el día a día.

Tecnologías fáciles de utilizar 

Fáciles de utilizar, económicas, ecológicas, accesibles a todos y conectadas. Las tecnologías del Citroën Cactus están claramente enfocadas hacia las nuevas necesidades de los automovilistas. 

La nueva cadena de tracción Hybrid Air se inscribe en esta política. Esta solución full hybrid asocia el aire comprimido y la hidráulica con un motor de gasolina de la familia PureTech. Una tecnología que está inscrita en los genes de la marca y que permite mostrar prestaciones rompedoras: menos de 3 l/100 km de consumo.  

Esta tecnología tiene un impacto medioambiental reducido (sin batería adicional) y está alcance de un gran número de usuarios gracias a un coste de utilización atractivo (45 % de mejora en el consumo en uso urbano), un mantenimiento y una fiabilidad sencillos, gracias a la asociación de tecnologías ya probadas y un espacio a bordo preservado.

Cactus es un vehículo digital, táctil y conectado. Todos los mandos están agrupados sobre una pantalla táctil de 8 pulgadas situada en el centro del salpicadero, ergonómica, fácil de usar y con acceso a Citroën Multicity Connect. El conductor y los pasajeros cuentan con un portal de aplicaciones conectadas a Internet que tiene en cuenta los datos del vehículo (kilometraje, velocidad autonomía, posición GPS,..) para proporcionar informaciones adaptadas a sus necesidades (aviso de zonas de riesgo, localización de estaciones de servicio, lugares turísticos, etc…).

Hacer preguntas de forma diferente para encontrar nuevas soluciones 

Al proponer una manera diferente de abordar el diseño, la arquitectura y las tecnologías, el Citroën Cactus ofrece una nueva visión del automóvil. Una aproximación optimista que responde a las expectativas de todos los que quieren conjugar lo útil con lo agradable.

El Citroën Cactus es un vehículo atractivo y fácil de usar. Un placer para compartir en el día a día: 

>“Simple to live”… Una concepción ingeniosa y tecnologías intuitivas,

>“Simple to love”… Un diseño funcional que expulsa cualquier forma de agresividad,

>“Simple to share”… Un habitáculo de convivencia y una interface de conducción conectada.

05 de Septiembre de 2013
Gregorio Patiño Barahona


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar