Tecnología para la Automoción Bosch en el Salón IAA 2013

Última actualización: 10/09/2013

Tecnología para la Automoción Bosch en el Salón IAA 2013

Productos estrella: eClutch, iBooster, videocámara estéreo 

eClutch: Con el eClutch de Bosch, los conductores de un vehículo con cambio manual podrán arrancar el coche en un atasco sin tener que pisar el embrague, ya que las funciones del embrague se regulan electrónicamente. De esa manera, se cierra el vacío existente entre los automóviles con cambio automático y manual. Además, el eClutch permite realizar la función de conducción “a vela” que ayuda a ahorrar mucho combustible. El embrague independiza, sin que el conductor tenga que intervenir, el motor y el mecanismo de transmisión, cuando el conductor no acelera. En ese momento, el motor se apaga, con lo que el consumo total de combustible se reduce una media del 10 por ciento.    

iBooster: El servofreno con control electrónico no requiere una presión baja del motor de combustión y se mantiene activo, incluso, cuando el coche funciona con el motor eléctrico. La autonomía eléctrica aumenta con el iBooster, en función del diseño del vehículo, hasta en un 20 por ciento. Además, genera la presión de frenado tres veces más rápido que un servofreno convencional. Esto puede reducir la distancia de frenada en 1,5 metros, conduciendo a 30 km/h. La frenada automática emergencia unida a la eficacia del ESP® puede evitar la tercera parte de los atropellos frontales a peatones. Ahora, con el iBooster, ese porcentaje llega al 50 por ciento. 

Horizonte electrónico: Bosch amplía las conocidas prestaciones del sistema Start/Stop con un sistema de parada por inercia y de asistente para el modo conducción “a vela”, mediante un navegador que ofrece una previsión sobre la proximidad y el radio de las curvas o señales de entrada en poblaciones. Una interconexión de los sistemas que, en carreteras nacionales, puede ahorrar hasta un 15 por ciento de combustible en servicio real. Eso no sólo significa una reducción de los costes de combustible, sino también una reducción de las emisiones de dióxido de carbono.  

Boost Recuperation System: Con este sistema, Bosch hace posible el acceso a la hibridación de los automóviles del segmento medio. Su componente principal, un alternador con mayor tensión eléctrica, constituye, al mismo tiempo, la base para las potentes redes de a bordo de 48 V. Las principales ventajas estriban en que el sistema permite el modo de conducción “a vela” para reducir el consumo de combustible y, gracias a su mayor potencia, aprovecha mejor la frenada regenerativa que los alternadores convencionales. La reducción del consumo de combustible alcanzada con este sistema se cifra en hasta un 7 por ciento.   

Sistema de Entretenimiento CUE: Bosch ha desarrollado para General Motors un sistema de información al conductor que se puede regular mediante entradas de voz con la misma libertad como si hablara con su copiloto. Este sistema se estrena en un nuevo modelo de Cadillac.  

Displays TFT: Bosch es líder del mercado de instrumentos de señalización libremente programables. Para modelos del segmento Premium, Bosch desarrolla pantallas TFT que incorporan las más modernas tecnologías de display. Para ello, Bosch apuesta por un sistema modular que se puede adaptar de muchas maneras.  

Videocámara estéreo: En 2014, Bosch empezará a fabricar en serie esta cámara con visión espacial. De esa manera, para la protección de peatones sólo se requerirá la incorporación de un sensor para la frenada automática de emergencia. Una gran ayuda cuando los niños están jugando y cruzan repentinamente la calle. 

Productos y estrategias hacia la conducción eléctrica

Motores de combustión: En el camino hacia la movilidad eléctrica, los avances técnicos en los coches de gasolina y Diesel mantienen su importancia. Aquí todavía es posible reducir el consumo en un 20 por ciento, en comparación con el nivel del año 2012. Gracias a esta tecnología eficiente, se pueden cumplir las estrictas disposiciones legales sobre emisiones de CO2, como las que se vislumbran para 2020 en la Unión Europea. Dependiendo del segmento de vehículo, será posible un mayor o menor grado de electrificación.  

Propulsiones híbridas: Bosch apuesta por un catálogo amplio para la electrificación del grupo propulsor. La solución adecuada para el segmento medio de vehículos se centra en el sistema Boost Recuperation con un alternador de 48 voltios y una batería compacta de iones de litio. Más allá de esto, Bosch ofrece la tecnología de híbridos hidráulicos, híbridos fuertes e híbridos plug-in. En el Salón IAA 2013 se presenta un Porsche Panamera con la tecnología híbrida plug-in de Bosch. Automóviles que entusiasman, como éste, son los que pueden hacer que este mercado avance más.       

Propulsión eléctrica: Chrysler fabrica en serie el Fiat 500e con componentes de Bosch para su propulsión eléctrica. Hasta el año 2014, Bosch habrá realizado 30 proyectos de producción en serie alrededor de la movilidad eléctrica. Aunque estos proyectos todavía no están destinados a los mercados de grandes series, ofrecen la experiencia de un nuevo tipo de conducción basada en un motor silencioso y una aceleración potente con bajo nivel de revoluciones que, sin duda, van abriendo el camino emocional hacia el vehículo eléctrico.    

Desarrollo del mercado: “La movilidad eléctrica represente todavía un pequeño nicho de mercado, pero después del año 2020 se puede convertir en un mercado masivo. Yo parto de la idea de que los coches eléctricos tendrán en 2020 una autonomía superior a los 300 kilómetros.” 

(Dr. Volkmar Denner, presidente de la Alta Gerencia y responsable de Investigación y Desarrollo de Robert Bosch GmbH).

Desarrollo de las baterías: Reducir a la mitad, como mínimo, los costes de la batería de iones de litio y duplicar su densidad energética es uno de los principales objetivos que han llevado a Bosch a crear una Joint Venture con dos socios japoneses: GS Yuasa y Mitsubishi. En espera de la autorización por parte de la oficina de la defensa de la competencia, los socios potenciales quieren combinar su know-how técnico en la electrónica y la sensórica con la experiencia en la química de celdas.   

Modelos de negocio: La movilidad eléctrica va mucho más allá del negocio individual que representan los diferentes productos. Mediante el empleo de componentes para bicicletas y scooter eléctricos, Bosch apoya conceptos de tráfico vial multi-modales para grandes urbes. La filial Bosch Software Innovations está desarrollando una infraestructura que permite, entre otros aspectos, el llamado eRoaming. Es decir, el cambio entre las estaciones de recarga de distintos proveedores. Con este fin se ha desarrollado una plataforma de software para la Berliner Hubject GmbH, un grupo de empresas del sector del automóvil y de proveedores de energía. Además, para los operadores de las estaciones de recarga se ofrece el programa de entrada adecuado. 

Asistencia al conductor: En el camino hacia la conducción totalmente autónoma

Posibilidades del mercado: En los próximos años, el mercado de los sistemas de asistencia al conductor crecerá en más un 20 por ciento anual. En Bosch trabajan unos 5.000 ingenieros en todo el mundo en el desarrollo de sistemas de asistencia al conductor. En 2012, la empresa logró unas ventas de más de 5.000 millones de euros con los sistemas de asistencia al conductor y de seguridad. Para obtener la máxima clasificación de cinco estrellas, Euro NCAP exigirá en los próximos años la instalación de funciones de asistencia al conductor. A partir de 2014, deberán incorporar al menos una función de asistencia al conductor y a partir de 2016 una protección predictiva de peatones. Esto supondrá un impulso de crecimiento adicional.   

Motivación: El camino hacia la conducción libre de accidentes va por el mismo sentido que la conducción autónoma. En la actualidad, más del 90 por ciento de los accidentes de tráfico se deben a errores humanos. Cada año mueren más de 1,3 millones de personas en accidentes de tráfico. La reducción de estas cifras supone una gran motivación para las investigaciones de Bosch. Por ejemplo, si todos los vehículos dispusieran de un sistema de frenada de emergencia automática se podrían evitar, sólo en Alemania, hasta el 72 por ciento de todas las colisiones por alcance, con daños a personas.

Catálogo de productos: Bosch ofrece actualmente y seguirá ofreciendo en el futuro próximo sistemas para la detección de la fatiga, sistemas predictivos de frenada de emergencia, sistemas de asistencia para el mantenimiento del coche en el carril, avisos de tráfico transversal, asistente para obras y protección predictiva para peatones. 

Asistente para atascos: En la actualidad, los conductores deben mantener la concentración cuando se encuentran en un atasco. Bosch presentará en 2014 un asistente para atascos que mantendrá al coche en el carril a través de intervenciones en la dirección durante el tráfico lento cuando se circula en caravana. En el futuro, esta asistencia se convertirá en una especie de piloto automático para atascos que automatizará también el cambio de carril. 

Asistente de aparcamiento: La, a menudo, estresante búsqueda de aparcamiento y las complicadas maniobras para aparcar el coche serán pronto cosas del pasado. En 2015 se comercializará un asistente de aparcamiento mejorado de Bosch. Su atracción principal será un mando a distancia para maniobrar el coche desde el exterior. En el futuro, un sistema de sensores de video de 360 grados permitirá que el coche pueda buscar sólo su plaza en un parking.  

Conducción altamente autónoma: Para la conducción en autopistas se vislumbra una clara línea de desarrollo: la combinación del Control de Crucero Adaptativo y el Asistente de Mantenimiento del Carril. A finales de esta década, se convertirá en un piloto automático para autopistas. Cuánto más ambiciosas sean las futuras funciones de seguridad, más se requerirá una comunicación de coche a coche y un intercambio de datos en tiempo real.   

Conducción interconectada: Más seguridad, más servicios

Unidad de control de la conectividad: Este desarrollo ofrece, a través del diagnóstico a distancia de los vehículos, nuevos servicios de Bosch para los operadores de flotas; por ejemplo, el análisis de fallos a tiempo y un mantenimiento organizado. En 2014, una gran sociedad de leasing iniciará la primera aplicación.  

mySpin: es una solución de Bosch para la integración del Smartphone en el automóvil. De esa manera, integramos también internet en el vehículo. A través de mySpin se muestran las Apps del Smartphone en la pantalla de la consola central del vehículo.   

10 de Septiembre de 2013
Gregorio Patiño Barahona


Busca otras marcas

Marcas
Buscar
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar