Audi nanuk quattro concept: una nueva forma de dinamismo

Última actualización: 09/09/2013

Audi nanuk quattro concept: una nueva forma de dinamismo
  • Innovador concepto de diseño que combina la versatilidad con el dinamismo de un deportivo de altas prestaciones.
  • Motor V10 TDI de 5 litros, con 544 CV de potencia y 1.000 Nm de par máximo. Aceleración de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos.
  • La dirección integral, clave la estabilidad y un comportamiento ágil.

Audi presenta en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt el concept-car Audi nanuk quattro concept. Su concepto crossover combina el dinamismo de un deportivo de alto rendimiento con la competencia de la tracción quattro de Audi en carretera, en circuitos de competición y en terrenos sin asfaltar. El motor V10 TDI marca la pauta en lo referente a potencia y eficiencia.

Audi ha desarrollado el concept-car Audi nanuk quattro concept en estrecha colaboración con los diseñadores de la empresa italiana Italdesign Giugiaro. Nace así un deportivo para todas las situaciones de la vida y para todo tipo de superficies: circuitos de competición, autopistas, carreteras comarcales con muchas curvas, terreno sin asfaltar, con arena o con nieve. El concepto crossover combina el dinamismo de un deportivo con motor central con la versatilidad de un vehículo recreacional deportivo.

Como motor del biplaza actúa un V10 TDI de nuevo desarrollo montado de forma longitudinal por delante del eje trasero. El poderoso motor, con una cilindrada de 5 litros, rinde 544 CV (400 KW) y genera ya a 1.500 rpm un par motor de 1.000 Nm. Cuenta con sobrealimentación por doble turbocompresor, y sistema de distribución variable Audi valvelift system (AVS). La presión de inyección en el sistema common rail asciende a 2.500 bar. Un cambio S tronic de siete velocidades reforzado, situado detrás del motor, transfiere el par al sistema de tracción quattro, adaptado específicamente a esta caja de cambios.

El Audi nanuk quattro concept pesa en vacío unos 1.900 kg. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 305 km/h. El consumo medio se limita a 7,8 litros de combustible a los 100 kilómetros, todo un récord del que también son partícipes la innovadora gestión térmica con sus circuitos de refrigeración separados y la bomba de aceite de regulación continua.

En el tren de rodaje del concept-car la suspensión está compuesta en ambos ejes por brazos transversales dobles; los neumáticos tienen un formato de 235/50 delante y 295/45 detrás, calzados en llantas de 22 pulgadas. Los discos de freno se han fabricado en material cerámico reforzado con fibra de carbono, presentan una gran resistencia térmica y son extremadamente resistentes a la abrasión.

Con la suspensión neumática adaptive air suspension con amortiguadores de regulación electrónica, Audi presenta ya la próxima generación tecnológica. Por un lado, el conductor puede adaptar manualmente en tres niveles la altura libre sobre el suelo del Audi nanuk quattro concept: el nivel normal, 30 milímetros más bajo o 40 milímetros más alto. Por otro lado, el sistema regula por sí mismo el nivel de la carrocería; para ello se basa en la velocidad a la que se circula y en los datos predictivos de la ruta, que son suministrados por el sistema de navegación. En autopista, por ejemplo, la carrocería se mantiene en una posición baja incluso si el Audi nanuk quattro concept va circulando a poca velocidad. Al entrar en una pista de grava, la altura se incrementa automáticamente.

Otro elemento tecnológico destacado de este concept-car es la dirección integral, que resuelve el clásico conflicto entre la dinámica de marcha y la estabilidad. El sistema combina la dirección dinámica de Audi en el eje delantero, que entre otras cosas puede intervenir para estabilizar el vehículo al alcanzar el límite de estabilidad en curva, con una dirección adicional para las ruedas traseras. En este último caso se utilizan dos barras de dirección activas que son accionadas mediante actuadores individuales.

Cuando el conductor gira a velocidades bajas o medias, las ruedas traseras giran hasta nueve grados en dirección opuesta a las ruedas delanteras. El resultado es similar al que se conseguiría al acortar la batalla unos 100 centímetros: el diámetro de giro se reduce hasta los 10 metros aproximadamente, y la maniobrabilidad se vuelve más ágil. El Audi nanuk quattro concept gira con mayor espontaneidad y traza las curvas de forma casi neutra.

A altas velocidades, sin embargo, el sistema gira las ruedas traseras hasta un ángulo de 2,5 grados en el mismo sentido que las ruedas delanteras. El efecto aquí es el contrario, se consigue alargar virtualmente la batalla en unos 140 centímetros, lo que mejora la estabilidad de marcha. En autopista el Audi nanuk quattro concept muestra aplomo, domina las curvas incluso a gran velocidad y afronta con calma las posibles maniobras para esquivar algún obstáculo.

09 de Septiembre de 2013
Gregorio Patiño Barahona


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar