El 'Quadrifoglio Verde' de Alfa Romeo cumple 90 años

Última actualización: 05/06/2013

El 'Quadrifoglio Verde' de Alfa Romeo cumple 90 años
  • Un símbolo de la deportividad "Made in Italy" desde 1923. 
  • Giulietta y MiTo ‘Quadrifoglio Verde’: la leyenda continúa.  
  • MiTo SBK Limited Edition 1.4 170 CV QV: síntesis de tecnología y diseño en 200 unidades.

Este año se celebra el 90 cumpleaños del 'Quadrifoglio Verde', el legendario símbolo que en el transcurso de los años ha identificado algunas de las realizaciones Alfa Romeo con las más altas prestaciones. Y no solo automóviles para circuitos de carreras de todo el mundo, sino también algunas versiones de producción especiales.

El origen de este símbolo se pierde en la leyenda, pero resulta interesante observar su correspondencia con la bandera que, en la Gran Guerra, distinguía a los aviones de la "X Escuadrilla de bombarderos Caproni". En la actualidad, el Quadrifoglio forma parte del emblema de la aeronáutica italiana y también sigue siendo el símbolo de la filosofía Alfa Romeo, que se basa en la búsqueda constante de la excelencia aplicada a las carreras y extendida después enteramente a los vehículos de producción.

El primer automóvil Alfa Romeo al que se honró con el quadrifoglio verde fue el ‘RL’ de Ugo Sivocci que ganó la XIV edición de la Targa Florio en 1923. Desde entonces, todos los Alfa de competición se identificaron con este amuleto conocido en todo el mundo, el mismo que a partir de los años 60 caracterizó algunos Alfa Romeo de producción normal. 

El ‘Quadrifoglio Verde’ regresa a Giulietta y MiTo, los nuevos modelos que han sabido incorporarse a la tradición de los mejores Alfa Romeo, recogiendo el testigo en cuanto a prestaciones dinámicas, sin hacer concesiones en eficiencia, ecología y confort diario. Una tradición deportiva que continúa con el novísimo Alfa Romeo MiTo SBK Limited Edition 1.4 170 CV QV, un concentrado de tecnología y diseño derivado de la versión ‘Quadrifoglio Verde’ y del que se han fabricado 200 unidades.

Símbolo conocido en los circuitos de competición y en las carreteras de todo el mundo 

En 1923, el ‘Quadrifoglio’ se convierte en un emblema ligado indisolublemente a Alfa Romeo cuando por primera vez el piloto Ugo Sivocci decide correr la Targa Florio con este símbolo pintado sobre el capó de su ‘RL’, conquistando la primera de diez victorias de la marca en esta prestigiosa competición. 

La victoria le llega tras una carrera perfecta: 432 kilómetros del Circuito delle Madonìe (4 vueltas de 108 km cada una) a una velocidad media de 59,040 km/h, una velocidad extraordinaria para aquella época, considerando sobre todo los peligros y las irregularidades del trazado. 

El éxito de Alfa Romeo fue completo, tanto que otros pilotos del equipo Alfa Romeo -  como Enzo Ferrari, Antonio Ascari y Giulio Ramponi - decidieron adoptar el ‘quadrifoglio verde’ que portaba fortuna también en todas las demás carreras. A partir de ese momento, el ‘Quadrifoglio Verde’ se convierte en el símbolo de los Alfa Romeo de carreras, que luego también pasó a series concretas de modelos de producción, testimoniando el  hilo conductor que une los vehículos del Biscione de turismo y de carreras. 

Es el ‘Quadrifoglio Verde’’ el que resalta sobre el fondo rojo oscuro del “P2” de Brilli Peri cuando en 1925, en Monza, triunfa en el primer “Campeonato mundial de carreras de automóviles”, el primero de los cinco títulos mundiales ganados por Alfa Romeo. A finales de los años 20 vuelve a ser el ‘Quadrifoglio Verde’ el que distingue en carrera a los Alfa Romeo de la marca, de los Alfa Romeo dirigidos por la “Escudería Ferrari” que tenía como emblema el "Cavallino rampante".

En 1950 y 1951, Giuseppe “Nino” Farina y Juan Manuel Fangio logran el éxito con los Alfa Romeo 158 y 159, los célebres “Alfetta”, en los dos primeros Campeonatos Mundiales de Fórmula 1. Después, en los años 60, el ‘Quadrifoglio Verde’ caracteriza la versión “preparada para competir” del “Giulia”, la “TI Super”, para luego acompañar al triángulo azul del Autodelta durante varias décadas: del “GTA” al “33” hasta los dos Campeonatos Mundiales del “33 TT 12” (1975) y del “33 SC 12” (1977). La actividad deportiva de Alfa Romeo continúa en los años 80 cuando al regresar a la F.1 en 1980, se repiten los éxitos en las carreras de turismo (“GTV 6 2.5”), hasta el clamoroso triunfo en el “DTM” (“Deutsche Tourenwagen Mesterschaft”) con el “155 V6 Ti” en 1993 y una larguísima serie de victorias del “156 Superturismo” (1998-2004).

También los Alfa Romeo de producción han llevado su ‘Quadrifoglio Verde’: se trata de modelos con prestaciones especiales, realizados entre los años 60 y 80. Algunos llevan el símbolo en la carrocería, sin que aparezca en la denominación oficial - “Giulia TI Super”, “Giulia Sprint GT Veloce”, “1750 GT Veloce” - que en realidad es dorado - “Alfasud Sprint” - otros en cambio, a partir de los años 80 en adelante, llevan el ‘Quadrifoglio Verde’ en su denominación oficial, como el "Alfasud ti Quadrifoglio Verde", el “Sprint Quadrifoglio Verde”, las distintas versiones del “33 Quadrifoglio Verde”, el “75 Quadrifoglio Verde” también con su versión USA, el Spider 2.0 “Quadrifoglio Verde”, el “164 Quadrifoglio Verde” y el “145 Quadrifoglio Verde”.

El ‘Quadrifoglio Verde’ regresa a los modelos actuales Giulietta y MiTo 

Distinguidas con el legendario emblema, las versiones ‘Quadrifoglio Verde’ de MiTo y Giulietta han sabido incorporarse a la tradición de los mejores Alfa Romeo, recogiendo el testigo en cuanto a prestaciones dinámicas, sin hacer concesiones en eficiencia, ecología y confort diario. 

En particular, el exclusivo Giulietta 1750 TBi de 235 CV ‘Quadrifoglio Verde’ presenta el motor con mejores prestaciones de la gama y una alineación de auténtico deportivo que asegura un placer de conducción en lo más alto del segmento, con consumos y emisiones sorprendentemente reducidas para estos niveles de potencia. 

El 1750 TBi se enorgullece de un par específico de 195 Nm/litro (el más alto entre los motores de gasolina de la categoría) y, como punto de excelencia, de un par de 340 Nm que se logra a 1.900 rpm. Caracterizan el propulsor algunas soluciones tecnológicas de vanguardia como la inyección directa de gasolina, el doble variador de fase continuo, el turbocompresor y el revolucionario sistema de control denominado “scavenging” que elimina el llamado “turbolag”.

Las excelentes prestaciones también están aseguradas por el MiTo ‘Quadrifoglio Verde’ 1.4 MultiAir Turbo de 170 CV que presenta un valor de potencia específica (124 CV/Litro) entre los más elevados del mundo y un chasis de categoría superior. Por último, es motivo de orgullo en esta motorización la excepcional relación peso/potencia (6,7 Kg/CV), desde siempre una de las claves del éxito de los automóviles Alfa Romeo en competición y en carretera. 

Dadas sus cualidades de deportividad y seguridad, las versiones ‘Quadrifoglio Verde’ de MiTo y Giulietta han desempeñado el papel de Coche de Seguridad Oficial en las distintas temporadas del Campeonato Mundial SBK Superbike, del que Alfa Romeo es patrocinador destacado desde 2007, compartiendo los mismos valores de deportividad, tecnología y seguridad al máximo nivel. Este año el testigo es recogido por el MiTo SBK Limited Edition 1.4 170 CV QV.

Alfa Romeo MiTo SBK Limited Edition 1.4 170 CV QV

Producido en una tirada limitada - 200 unidades - y sobre la base de la versión ‘Quadrifoglio Verde’, el nuevo MiTo SBK Limited Edition se distingue por algunos elementos concretos que destacan su aspecto extremadamente deportivo: desde los faldones laterales hasta el spoiler trasero, pasando por las llantas de aleación de 18" de titanio donde resalta el color rojo de las pinzas de freno Brembo. Además, la exclusiva versión monta el motor más potente de la gama - el 1.4 MultiAir Turbo de 170 CV - que le permite pasar de 0 a 100 Km/h en poco más de 7 segundos. 

El MiTo SBK Limited Edition puede "vestir" dos colores de carrocería (Negro y Rojo Alfa) que se combinan con tres colores para el techo: Negro, Rojo Alfa y el nuevo Blanco Cristal. El mismo sello deportivo se percibe en el interior donde destacan los asientos Sabelt con respaldo envolvente de fibra de carbono realizado con la innovadora tecnología RTM (Resin Transfer Moulding), que permite combinar una elevada resistencia mecánica con unas dimensiones ligeras y reducidas. En el tejido central de Alcántara® despunta el logo Alfa Romeo, reproducido aquí de forma absolutamente original. Todo ello adornado con nuevas costuras rojas que resaltan la artesanía del producto y que se encuentran en la tapicería en piel del cambio y el volante, este último con mandos de la radio. Finalmente, la moldura central del salpicadero se vuelve exclusiva gracias a la placa SBK Limited Edition con la numeración de serie de 1 a 200.

Amplio es su equipamiento de serie que incluye: pedales deportivos, pintura bi-color, marcos de los faros y pilotos en gris Titanio, sensores de aparcamiento traseros, climatizador automático bizona, mandos de la radio y el teléfono en el volante, sistema Blue&Me con comandos de voz y reproductor multimedia MP3 con puerto USB y entrada AUX, vinilos específicos 'SBK Limited Edition' en gris Titanio y preinstalación para navegador portátil.

05 de Junio de 2013
Gregorio Patiño Barahona


Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar