Presentación MOTO GUZZI V9 ROAMER Y V9 BOBBER

Las nuevas custom V9 de Moto Guzzi vienen a recoger el testigo dejado por la famosa Nevada, una custom ligera, sencilla, fácil de llevar, pero ahora dan un paso cualitativo muy importante en calidad, nivel de construcción y comportamiento

 

Con casi un siglo de vida de Moto Guzzi, las motocicletas “custom” no son una novedad en su gama, de hecho forman parte de algunos de los modelos más emblemáticos, amados y difundidos de su producción. Su nueva saga V9 quiere mantener las señas de identidad de Moto Guzzi, y su peculiar configuración de motor introducido en 1967, bicilíndrico transversal en V a 90º, con el cigüeñal en el sentido de la marcha y refrigerado por aire, es una parte fundamental.

Esta familia aporta dos nuevos miembros, la V9 Roamer, una custom universal, liviana, polivalente y bastante tradicional; y la V9 Bobber, que tiene un “look” como más “malote”, más oscuro, con un neumático delantero gordo calzado en una llanta de menor diámetro que otorga una personalidad diferente. Así pues tenemos uno más clásico y funcional y el otro más misterioso y atrevido.

 

LAS PARTES COMUNES

Básicamente ambas motos son idénticas. Debuta un nuevo grupo propulsor, naturalmente bicilíndrico transversal en V a 90 grados, refrigerado por aire, que garantiza su personalidad dinámica, comportamiento y sonido único. Se ha desarrollado con el objetivo de acentuar su funcionamiento a bajo y medio régimen, favoreciendo su elasticidad sin buscar altas prestaciones arriba. El bloque motor es de aluminio naturalmente, pero ahora la bandeja inferior es más profunda para disponer de mayor cantidad de aceite, ya que el sistema de lubricación se ha rediseñado para ayudar en la refrigeración, con nuevos surtidores que vaporizan lubricante bajo la cabeza del pistón y en otros puntos claves del motor.

Moto Guzzi V9 Roamer

Culatas, pistones y cilindros no cambian demasiado, la distribución sigue con un de árbol de levas central, varillas y balancines que mandan dos válvulas en cada culata colocadas en “V” y no en paralelo como en el motor V7 II. La alimentación se ha confiado a un sistema de inyección electrónica monocuerpo Marelli y es nueva la centralita de gestión del motor. Hay que resaltar la entrada de aire auxiliar en las culatas que junto al catalizador de tres vías y la doble sonda lambda, permiten cumplir la futura (año 2017) normativa de emisiones Euro 4. Con todo esto es capaz de desarrollar una potencia máxima de 55 CV a 6.250 rpm y un par motor de 62 Nm a solo 3.000 revoluciones. También existe una versión limitada a 35 kW, en consonancia con las características exigidas para el carné de conducir A2.

El embrague es monodisco en seco y muelle de diafragma, con el sistema de accionamiento convenientemente modificado para disminuir el esfuerzo en la maneta y va asociado a un cambio de marchas de seis velocidades. La transmisión secundaria sigue siendo por cardan con doble trócola y un nuevo par cónico que garantizan una gran solidez y fiabilidad. El basculante de aluminio se ha diseñado con la forma adecuada para albergar el nuevo neumático ancho de 150/80 R16.

La parte ciclo tampoco se aparta de la tradición y confía en un chasis de doble cuna de acero típico de todas las motos construidas en Mandello del Lario. Se ha prestado especial atención a la parte delantera, va reforzada con unas pletinas en la zona de la caña de la dirección, las geometrías se han estudiado para obtener una buena combinación entre maniobrabilidad y estabilidad. Por otra parte, toda la estructura se ha beneficiado de una operación de mejora de los acabados, incluidas las soldaduras y la pintura. La suspensión delantera lleva una horquilla telescópica con 130 mm de recorrido y detrás un par de amortiguadores colocados ligeramente inclinados en los que se puede regular la pre-carga del muelle.

En los frenos encontramos una nueva bomba y pinza Brembo de cuatro pistones contrapuestos que trabaja sobre un disco de acero de 320 mm de diámetro y en el trasero un disco de 260 mm con pinza flotante de dos pistones.

Moto Guzzi V9 Bobber



PINCELADAS ELECTRÓNICAS

Como en el caso de los últimos modelos de Moto Guzzi, también la V9 llega equipada de serie con un sistema ABS de dos canales, el MGCT (Moto Guzzi Control de Tracción), que se puede elegir entre dos niveles de intervención (lluvia y seco) o desconectar. Tiene inmovilizador antirrobo y un conector USB situado bajo la pipa de la dirección, muy útil para la recarga de accesorios externos.

Como accesorio opcional podemos pedir el MG-MP, la plataforma multimedia de Moto Guzzi que conecta el “Smartphone” al vehículo y es capaz de convertirse en un auténtico ordenador de abordo que proporciona una gran cantidad de información, muy útil cuando vamos de viaje.



EN MARCHA

La presentación de ambos modelos por tierras alicantinas fue realmente breve, pero los responsables de la marca nos han emplazado para cedernos una unidad de cada modelo para poderos ofrecer una prueba a fondo en fechas próximas. No obstante constatamos en primera persona varios aspectos importantes. En primer lugar el buen trabajo realizado en cuanto a presentación, calidad y terminación de ambos modelos. Realmente ha subido muchos enteros, no solo por la belleza de su diseño, algo casi inherente en los productos italianos, sino también por el alto grado de ejecución, el cuidado y calidad de su pintura, tornillería, soldaduras, costuras, tapizados, etc... También pudimos comprobar -aunque como te he dicho muy brevemente- el tacto y finura de su rejuvenecido propulsor, con un funcionamiento que también se encuentra en un nivel superior.

Como hemos visto los dos modelos técnicamente son prácticamente iguales y algunas diferencias estéticas (ver fotos), pero se aprecia claramente un enfoque distinto, su personalidad y tacto al conducir, solo debido a la diferencia en la medida de sus ruedas delanteras.

Moto Guzzi V9 Roamer



VERSIONES Y COLORES

Moto Guzzi V9 Roamer está disponible en dos variantes cromáticas distintas, con acabados brillantes, Amarillo Solar con gráficas negras sobre el guardabarros y depósito de combustible; Blanco Clásico con gráfica roja sobre el guardabarros y depósito de combustible.

Moto Guzzi V9 Bobber también está disponible en dos colores, con acabados completamente en pintura mate: Negro Macizo con gráfica amarilla ajedrezada en el guardabarros y depósito de combustible y Gris Sport con gráfica roja ajedrezada tanto en el guardabarros como en el depósito de combustible.

Precios:



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Moto Guzzi
Abril 2016

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar