Comparativa
MASH FIVE HUNDRED 400
ROYAL ENFIELD CLASSIC DESERT STORM

La Mash Five Hundred y la Royal Enfield son dos modelos de estampa clásica, construidas a imagen y semejanza de las Indian y Harley Davidson de los años 50, en las que apenas hay plástico y abundan el acero y los metales cromados. Las dos tienen suficientes cualidades para ser buenas compañeras a diario, pero para una utilización intensiva es mejor la Mash Five Hundred, por su mayor ligereza, manejabilidad, polivalencia y mejores prestaciones. La Royal Enfield es historia del motociclismo y su elección será sobre todo una cuestión emocional, puesto que obliga a dejar el resto de consideraciones en un segundo plano.

> Ficha técnica Royal Enfield Classic 500 Desert Storm

Características

Mash Five Hundred 400

Royal Enfield Desert Storm

Precio 4495 euros 4849 euros
Dimensiones  
Longitud 2130 mm 2140 mm
Anchura 740 mm 800 mm
Altura 1130 mm 1080 mm
Altura del asiento 780 mm 820 mm
Motor y transmisión  
Configuración de motor Monocilíndrico, 4 tiempos Monocilíndrico, 4 tiempos
Cilindrada 397 cc 499 cc
Potencia 27,6 CV / 7000 rpm 27,2 CV / 5250 rpm
Refrigeración Aire Aire
Número de marchas 5 5
Chasis  
Tipo Estructura de cuna simple con tubos de acero Estructura de cuna simple con tubos de acero
Suspensión delantera Horquilla / Barras de 35 mm Horquilla invertida / Barras de 35 mm
Recorrido N.D. 130 mm
Suspensión trasera Doble amortiguador con regulación en precarga Doble amortiguador, ajustable el muelle en 5 puntos
Recorrido N.D. 80 mm
Freno delantero Disco de 280 mm con pinza de 2 pistones, ABS desconectable Disco de 280 mm con pinza de 2 pistones, ABS
Freno trasero Tambor de 160 mm Disco de 240 mm con pinza de 1 pistón, ABS
Dimensiones neumático delantero 100/90-19 90/90-19
Dimensiones neumático trasero 130/70-18 120/80-18

Comparativa Mash Five Hundred 400 & Royal Enfield Classic Desert Storm

A la izquierda la imagen de la Mash Five Hundred 400 y a la derecha la imagen de la Royal Enfield Desert Storm.

INTRODUCCIÓN

Royal Enfield es una marca india de origen inglés que presume de ser la más longeva del mundo. Se ha mantenido construyendo motocicletas ininterrumpidamente desde finales del siglo XIX y son fieles al diseño clásico, a cómo eran antes las motos y cómo funcionaban. Su actual propietario ha mantenido casi intacta su metodología de fabricación, con todas las ventajas e inconvenientes que ello conlleva. Y aunque no se puede negar que esto es un reclamo importantísimo para los usuarios amantes de lo clásico, en 2017 realizan cambios importantes para adaptarse a la normativa Euro 4.

Mash es una marca francesa nacida en 2011 con diseños propios fabricados en China, cuyo objetivo es el de fabricar motocicletas sencillas, fiables, con un buen estándar de calidad y estéticamente atractivas. Y aunque sus resultados en cuanto a rendimiento son bastante parecidos, técnicamente son muy diferentes.

CHASIS

La Royal Enfield es una moto más grande, no tanto por dimensiones, pero sí por peso, con casi 40 kilogramos más que la Mash. El bastidor de la Royal Enfield sigue la misma estructura que los modelos de hace 60 años. Se trata de un chasis de cuna simple, interrumpido por el motor, con una estructura trasera a la que se anclan dos amortiguadores de gas, casi como una concesión al progreso, unidos a un basculante también de tubo de acero. El asiento del piloto es monoplaza y lleva muelles en su parte posterior, decorativos, pero también funcionales, a la antigua usanza. Además, la unidad que hemos probado también tiene un asiento rectangular para el pasajero, que es opcional, de forma rectangular y con una sencilla asa, de acero pintado en negro, que parece emerger de la aleta trasera pero que en realidad es solidaria al propio asiento. En el lateral derecho está la caja del filtro de aire y la de herramientas y, por el lado izquierdo, una guantera y el alojamiento para la batería.

Comparativa Mash Five Hundred 400 & Royal Enfield Classic Desert Storm

Imagen de las salidas de los tubos de escapes de la Mash (izquierda) y la Royal Enfield (derecha).

El bastidor de la Mash es también una estructura de cuna simple, pero se desdobla bajo el motor aportando más rigidez al conjunto. El basculante está fabricado con tubos de acero y su silueta se asemeja mucho a las Triumph Bonneville originales de los años '60. El asiento es de una sola pieza para el conductor y acompañante y, aunque estéticamente es más acertado, su espumado es demasiado blando y con el paso de los kilómetros se notan los duros tubos del chasis en el trasero. El acompañante también puede echar en falta un lugar dónde agarrarse ya que no hay asideros para él.

Ambas coinciden en montar llantas de radios, la delantera de 19 pulgadas y la trasera de 18. La Royal Enfield Classic 500 lleva montados unos neumáticos Avon que, para las prestaciones de esta moto, proporcionan un rendimiento sobrado, mientas que en Mash se han decantado por unos Kenda de fabricación china en los que es difícil depositar mucha confianza, sobre todo si el asfalto está húmedo. Además, la Mash tiene ABS de un solo canal que actúa en el disco delantero, así que el tambor trasero puede bloquear la rueda con facilidad. Las Royal Enfield tiene frenos de disco en los dos ejes que cumplen con su trabajo y un ABS de serie de dos canales que también aporta seguridad y confianza.

Comparativa Mash Five Hundred 400 & Royal Enfield Classic Desert Storm

Discos de freno de la rueda delantera con dos pistones y ABS de serie para la Mash (Izquierda) y la Royal Enfield (derecha).

MOTORES

El motor de la Mash, como el resto de la moto, está fabricado en China, pero tiene un diseño de origen Honda. Se trata de un monocilíndrico refrigerado por aire con un árbol de levas en cabeza y culata de cuatro válvulas en el que han sustituido su tradicional carburador por un austero sistema de inyección electrónica para cumplir la normativa Euro 4. Declaran 27,6 caballos a 7000 revoluciones por minuto y, en su configuración inicial, es un motor de sobradísima fiabilidad, sencillez y economía de mantenimiento. El cambio es de cinco velocidades conectado a un embrague multidisco bañado en aceite y la transmisión secundaria es por el tradicional conjunto de cadena, corona y piñón.

El propulsor de la Royal Enfield tiene un encanto especial. Es casi una pieza de museo, precioso por fuera, y por dentro como ha sido siempre desde los años '40. Es un monocilíndrico refrigerado por aire de carrera larga, con un árbol de levas lateral en el cárter y dos válvulas en culata mandadas por varillas y balancines. El cambio de cinco marchas está separado del conjunto termodinámico y tiene su propio aceite; el embrague multidisco también está bañado en aceite y la transmisión secundaria, como en la Mash, es por cadena corona y piñón. En 2017 sufre una serie de modificaciones en la admisión, el escape y la gestión de motor con las que declaran una potencia de 27,2 caballos a 5250 revoluciones por minuto.

Comparativa Mash Five Hundred 400 & Royal Enfield Classic Desert Storm

El motor de la Mash (izquierda) declara 27,6 caballos mientras que el de la Royal Enfield (derecha) declara 27,2.

COMPORTAMIENTO

En marcha, la Mash funciona claramente mejor, aunque cuando circulamos con pasajero la capacidad de amortiguación de su pareja de amortiguadores traseros es prácticamente inexistente, a pesar de contar con regulación en precarga. Gracias a su ligereza, es una motocicleta manejable y sus prestaciones son razonablemente buenas incluso para desplazamientos por carretera. Su polivalencia la convierte en un excelente modelo para ser utilizada todos los días como una herramienta para hacer cualquier tipo de desplazamiento cotidiano.

En la Royal Enfield hay que ser consciente de la gran diferencia de peso que existe con la Mash. Es un detalle relevante que se aprecia mucho en parado, pero también en cualquier maniobra que realizamos en marcha. Cambiar de dirección, tomar curvas o apurar la frenada requiere un poco más de anticipación que en la Mash. Por su geometría y su diseño, ninguna invita a una conducción deportiva, pero la Royal Enfield nos avisa más claramente cuando nos acercamos al régimen de revoluciones máximo porque las vibraciones que llegan al manillar son muy elevadas. Aunque entre su equipamiento no tiene tacómetro, tampoco le hace falta: a 120 km/h, las vibraciones son tan elevadas que a través de los retrovisores se hace muy difícil distinguir ningún objeto y todo parecen bultos.

Comparativa Mash Five Hundred 400 & Royal Enfield Classic Desert Storm

Tanto la Mash (izquierda) como la Royal Enfield (derecha) están equipadas con doble amortiguador.

Son motos muy llamativas, que despiertan curiosidad entre la gente, sean o no aficionados al mundo de las motocicletas. En líneas generales, la Mash Five Hundred es una motocicleta clásica en su diseño, pero moderna en su planteamiento. En su construcción se han prestado más atención a los detalles y, sobre todo, al diseño. La Royal Enfield es una clásica en todos sus apartados, construida para asegurar la robustez necesaria que mandaban las carreteras de mediados del siglo XX, aunque ligeramente puesta al día para poder circular por la calle con las normativas actuales.

¿CUÁNTO CUESTA EL SEGURO DE ESTAS MOTOS?

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar la Mash Five Hundred y la Royal Enfield 500, en la fecha en que se ha realizado esta comparativa. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 45 años, casado, con 16 años de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda la moto en un garaje privado y recorre entre 15000 y 20000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliado para la Mash Five Hundred es Mutua Madrileña, con 174 euros al año y una puntuación de calidad de 4.85 puntos sobre 10 según el sistema de puntuación de Arpem. Para la Royal Enfield, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliado es AXA, con 168 euros y una puntuación de calidad de 5.61. En el caso de optar por un seguro a terceros, AXA, ofrece el mismo precio anual de 119 euros para la Mash Five Hundred y para la Royal Enfield, con una puntuación de calidad de 7.63 puntos sobre 10 según el sistema de puntuación de Arpem.

Comparativa Mash Five Hundred 400 & Royal Enfield Classic Desert Storm

Las dos primeras fotos de la izquierda pertenecen a al frontal y a la trasera de la Mash, mientras que las dos de la derecha pertenecen a la Royal Enfield.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso - Arpem
Julio 2017

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar