Prueba KIA SPORTAGE
2.0 CRDi Aut. GT Line 4x4 185 CV

SIN COMPLEJOS

En un mercado SUV y Crossover cada vez más saturado y competitivo, Kia continúa fabricando coches convincentes con larga garantía y buenos precios. El nuevo Sportage toma la misma receta de éxito del anterior con un estilo más audaz y más tecnológico que nunca. Los precios aumentan ligeramente pero es un aumento relativamente pequeño si se tiene en cuenta que a cambio se obtiene un coche mucho más capaz, con una calidad superior y sobre todo una dinámica muy mejorada que le hace parecer un coche completamente distinto

  

UNA HISTORIA DE ÉXITO

Desde que Hyundai se hiciera cargo de la compañía allá por 1998 al ver el gran potencial que tenían, Kia ha contribuido en gran medida al éxito del grupo coreano Hyundai que cuenta con más de ocho millones de vehículos vendidos en el 2015. El anterior Kia Sportage irrumpió en el mercado de los SUV con fuerza inusitada. Gracias a su aspecto y sólida reputación adquirida por la marca con el paso de los años, comenzó a robar ventas a otras marcas asentadas como Ford, Mazda o Nissan. En su momento, fue un salto en términos de calidad y refinamiento y según Kia, con este nuevo modelo van a ascender a otro nivel superior. Después de 22 años y cuatro ediciones del modelo ha sufrido una profunda mejora en cada una de ellas.

El aumento de cuatro centímetros en longitud, en anchura permanece invariado, persigue mejorar levemente la habitabilidad. Estéticamente cambia radicalmente con una gran toma de aire inferior y unas nuevas ópticas más agresivas tanto delanteras como traseras. A pesar de no aparentarlo, se las arregla para cortar el aire mejor que antes con un coeficiente aerodinámico Cx de 0,33.

Prueba KIA Sportage



MODELOS Y VERSIONES

El nuevo Sportage cuenta con dos mecánicas de gasolina, 1.6 GDI de 132 caballos y 1.6 T-GDI de 177 caballos, y con tres variantes en diesel 1.7 CRDi de 115 caballos y 2.0 CRDi de 136 y 185 caballos. Ofrece dos o cuatro ruedas motrices y cajas de cambios manuales de seis velocidades o automáticas (de seis o siete velocidades). Cuenta con cinco niveles de equipamiento que se denominan: Basic, Concept, Drive, Emotion y GT Line. El acabado GT Line incluye aviso por cambio involuntario de carril, asistente de frenado de emergencia, luces automáticas y avisador de ángulo muerto. El modelo de esta prueba corresponde al acabado GT Line de la versión más potente 2.0 CRDI 185 caballos que tiene un precio de partida de 30.665 euros. A este precio hay que añadir la pintura metalizada, por lo que ofrece un precio final definitivo de 31.133 euros, este precio incluye descuento de 4.784 euros. Existe un Kia Sportage desde 18.115 euros.

Prueba KIA Sportage



INTERIORES

El cambio exterior resulta evidente sobre todo en la parte delantera, en el interior aunque básicamente todo sigue estando en el mismo lugar, se ha cambiado de aspecto añadiéndole un toque de mayor calidad. Con un diseño más elegante y formas claras se ha subido el listón de los materiales para tratar de alinearlos más cerca de la referencia en el segmento que es el producto alemán. Aunque siempre queda lugar para la mejora como es el caso de los paneles de las puertas que llevan un plástico mejorable al nivel de las guanteras todo el interior en su conjunto mantiene un nivel más bien alto.

Para realizar esta prueba el departamento de prensa de la marca nos ha cedido una versión con el acabado GT Line. Navegación por satélite, asientos con calefacción de cuero, servicios de conexión Wi-fi y un sinfín de equipamiento de serie. El punto de partida es la pantalla táctil de 8 pulgadas, de serie en GT Line, situada en la parte superior del salpicadero. Queda enmarcada por las salidas de aire y también se puede manejar desde los botones que quedan encima del grupo de botones dedicados a la climatización. Es un sistema bastante fluido y fácil de utilizar. Está integrado con el teléfono y los servicios que ofrece Tom Tom live para obtener información sobre el tráfico, cuenta con radio digital DAB y cámara de visión trasera. El equipo de sonido en este acabado GT Line está firmado por JBL lo que asegura un nivel de audio apropiado para los más exigentes. En esta versión se mejoran sustancialmente la capacidad y la versatilidad respecto al modelo anterior. Aunque todavía se podría mejorar algo más haciendo la banqueta trasera deslizable, por lo menos han puesto los respaldos de los asientos traseros regulables en inclinación. Las plazas delanteras son amplias y cómodas, los asientos tienen un agarre lateral medio pero son buenos para pasar muchas horas al volante.

Prueba KIA Sportage

Las plazas traseras son correctas por espacio para las piernas aunque mejor para dos que para tres pasajeros, la anchura es algo justa y se tocarían entre hombros haciendo incómodo un viaje largo. La capacidad del maletero es de 500 litros, 38 litros más que en el anterior, y esta ganancia en espacio ha sido a costa principalmente de sacrificar la rueda de repuesto convencional que antes era del mismo tamaño que las otras cuatro. Ahora el maletero cuenta con un fondo que se puede colocar a dos alturas diferentes pero en el lugar de la rueda de repuesto, va colocado un recipiente de polipropileno con huecos para poder guardar objetos de pequeño tamaño. Se puede prescindir de este espacio y elegir una rueda de repuesto pero será de las catalogadas como de emergencia y en este caso se pierden 9 litros de capacidad, 491 litros en total. Los respaldos traseros abatidos no quedan completamente planos lo que resulta incómodo para aprovechar al 100% el maletero y como el diseño del techo cae en su parte trasera, no se puede aprovechar plenamente la buena capacidad general si tenemos que transportar objetos voluminosos.



EN CARRETERA

Esta cuarta generación del Kia Sportage supone un gran paso adelante en términos de sensación al volante y placer de conducción. No solo es más cómodo si no también más preciso y comunicativo que el anterior. Sobre un nuevo chasis, una nueva configuración y otra dirección asistida hacen que parezca un coche completamente diferente. El estiramiento de la plataforma en longitud ha mejorado no solo el espacio interior si no el paso por curva con mayor estabilidad. Se han endurecido suspensiones y aunque mantiene el mismo esquema de antes, Mc Pherson delante y multibrazo detrás, se han reposicionado los puntos de fijación de la suspensión y la rigidez lo que ha dado como resultado una mayor agilidad y eficacia. Hay bastante rendimiento en esta mecánica, la entrega de fuerza no es explosiva, pero si contundente y continua, son 184 caballos y 400 Nm de par disponible desde 1.750 rpm. No está muy lleno desde pocas revoluciones pero si es muy lineal en su entrega de potencia. El botón Sport al lado de la palanca de cambios hace el dos litros más sensible a la respuesta del acelerador, pero el cambio de marchas de convertidor de par, no permite extraer todo el potencial y prevalece siempre la comodidad y suavidad a la deportividad ya que tiene cierto retraso en la respuesta. Tras el volante se encuentran unas levas para que podamos hacer el cambio de marchas de forma manual. El chasis del Sportage no es precisamente un devorador de curvas, pero en esta entrega se nota una gran mejoría. El anterior modelo era noble y confortable pero algo torpe en su manejo, en especial si se le compara con las últimas novedades llegadas a este segmento.

Prueba KIA Sportage

La nueva suspensión ofrece un buen compromiso entre deportividad y confort y sobre todo ofrece al conductor la sensación de que no estamos conduciendo un coche grande y torpe. El agarre es importante, en especial en esta versión de tracción integral, lo que además nos permitirá conducir con un mayor grado de tranquilidad si la carretera se vuelve resbaladiza. Esto no perjudica en exceso la eficiencia ya que la mayoría de las veces, la transmisión envía la potencia al eje delantero. Solo en caso de necesidad, se puede llegar a desviar hasta el 40% al eje trasero, si detectara que necesita una dosis de tracción extra. Los frenos están a la altura teniendo en cuenta el peso de 1.600 kilos en orden de marcha que con pasajeros y equipaje está más que cerca de las dos toneladas. En esta nueva entrega se mejora la visibilidad que era un punto criticable de la generación anterior, los nuevos pilares A junto con una luneta trasera más grande contribuyen mejor a saber cuáles son las medidas exactas a la hora de maniobrar. A pesar de ello las ayudas electrónicas como los sensores de aparcamiento o cámara de marcha atrás siguen siendo de gran ayuda.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Más peso junto con la tracción integral y un cambio automático convencional unido a unas enormes llantas de 19 pulgadas, hacen que el consumo se resienta inevitablemente. Durante la prueba no hemos sido capaces de bajar de 6,5 litros/100 kilómetros circulando a 120 kilómetros/hora de media. Si es fácil sin embargo subir de esta cifra en cuanto se conduce de forma descuidada o se entra de lleno en un atasco ciudadano. En ese caso la cifra más habitual es de 7,8 litros/100 kilómetros.

KIA Sportage



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL KIA SPORTAGE?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado esta prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el KIA Sportage 2.0 CRDi Aut. GT Line 4x4 185 CV, tomando como referencia un hombre de 35 años casado, con 14 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, deja el coche en un parking privado y recorre hasta 18.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a todo riesgo, es Seguros Bilbao con un precio anual de 806 €. Mientras que la compañía que ofrece un precio más barato para un seguro a todo riesgo con franquicia de 280 €, es Direct con un precio anual de 322 €.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Si hay algo que un fabricante de automóviles no le agrada hacer es sustituir un modelo de éxito cuando la aceptación todavía sigue siendo muy alta, ya que la lista de espera para la compra es de varios meses. Pero el tiempo pasa para todos y antes de que sea demasiado tarde, han decidido seguir la hoja de ruta marcada y renovarlo por completo. Ello demuestra que lejos de no estar satisfechos con los resultados, buscan conseguir aún más éxito con esta entrega. La cuarta generación del Kia Sportage está más cerca que nunca de los mejores SUV alemanes. La fórmula clásica de Kia de transferir la garantía a los clientes posteriores que compren sucesivamente el coche ha resultado ser todo un éxito y aporta un valor añadido al coche que le ha ayudado a mejorar aún más su reputación. En cuanto a las mecánicas disponibles las variantes diesel son todas muy recomendables, destacamos los dos motores más pequeños, 1.7 de 115 caballos y 2.0 de 136 caballos, por el buen equilibrio que tienen entre consumos y prestaciones. Sus rivales tienen un precio similar aunque Nissan Qashqai o Renault Kadjar quedan por detrás en comportamiento dinámico aunque el Kia tiene unos consumos más elevados. El Sportage tiene todas las características para hacerlo bien, tanto desde el punto de vista estético como tecnológico y de manejo. Es un vehículo que vale realmente el dinero que cuesta.

Prueba KIA Sportage



A favor

- Calidad percibida (en el interior han cambiado diseño y materiales, lo que ha aumentado la percepción general de calidad de todo el coche)

- Espacio y confort (levemente más amplio mejora su versatilidad con detalles eficaces como los respaldos traseros reclinables, muy aprovechable pero todavía puede mejorar. La insonorización sufre una mejora notable rebajando varios decibelios la intensidad del ruido a bordo)

- Dinámica y comportamiento (es lo que más he notado desde el primer momento de conducirlo, ya no se siente como un grande y torpe SUV, ahora se parece más a los mejores de la categoría)

En contra

- Consumo (más coche y mejoras que elevan la calidad de vida a bordo pero que tienen un efecto negativo en el consumo. El cambio automático y la transmisión integral tampoco lo benefician)

- Cambio automático (vaya por delante que es muy cómodo y agradable de utilizar, pero pienso que no le saca todo el rendimiento a esta mecánica y tampoco ayuda a mejorar los consumos)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Agosto 2016

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar