Prueba KAWASAKI Z300

PARA CONSOLIDAR LO APRENDIDO

Con dos cilindros y casi 40 CV, ABS de serie y solo 170 kg de peso en orden de marcha, la Kawasaki Z300 se presenta como una bella y amigable motocicleta desnuda, ideal para seguir nuestra evolución motociclista, adquiriendo experiencia y preparándonos para dar el paso a modelos de mayores prestaciones sin restricciones

 

Kawasaki ha desarrollado la Z300, derivada de su hermana deportiva la Ninja 300, de la que ha salido una pequeña y bonita naked de dos cilindros que destaca por su facilidad de uso y un funcionamiento agradable.

Se presentó en el Salón de Milán a principios de noviembre del año pasado y está propulsada por el bicilíndrico paralelo de 296 cc que rinde 39 CV a 11.000 rpm y un par de 27 Nm a 10.0000 rpm. Este grupo motriz refrigerado por agua, siempre me ha sorprendido por su buen rendimiento y por la alegría que destila al subir de vueltas. Además, Kawasaki ha logrado que responda con cierta prontitud, sale sin quejarse a partir de 3.000 rpm y se estira como un molinillo de manera continuada y sin toses ni lamentos hasta más allá de las 12.000 rpm. Aunque también es cierto que su mejor momento se encuentra cuando supera las 8.000 rpm y no lo apuramos mucho más allá de las 11.000.

Kawasaki Z300

La verdad es que resulta divertido exprimir el motor y jugar con su caja de cambios perfectamente escalonada y poco salto entre marchas, disfrutando del buen hacer del embrague antirrebote en reducciones y apuradas de frenada.

Su bramido excita pero no aturde ni molesta en ningún momento y las vibraciones que transmite son discretas y tampoco incomodan. Las prestaciones que proporciona permiten circular con desahogo por todo tipo de carreteras, desarrolla una velocidad máxima que se aproxima a los 170 km/h y unos valores de aceleración más que aceptables. No es una superbike pero podemos circular y viajar hasta donde nos plazca con total fiabilidad y aceptando lo límites de velocidad establecidos siempre dispondremos de una buena dosis de potencia en reserva para adelantar con seguridad.

Toda la parte ciclo, bastidor, frenos y suspensiones igualmente las hereda sin cambios de su hermana la Ninja 300. El chasis lo forma una estructura de tubos de acero que discurre por encima de la culata que conocemos como tipo diamante. La horquilla delantera es convencional, sin reglajes y la suspensión trasera lleva un solo amortiguador en el que se puede regular la precarga del muelle para adaptarlo a nuestro peso y la carga de la moto. La única diferencia con la Ninja 300 es que aquella incorpora un carenado integral y semimanillares y la Z300 es una moto casi desnuda (lleva una pequeña cúpula y una quilla inferior), con un manillar alto y una estética que recuerda a la superventas Z800.

Kawasaki Z300

ADECUARSE A LOS TIEMPOS

La convalidación de carné de conducir coches para poder llevar motos de 125 disparó la venta de scooters en ese segmento y ahora con las normas de circulación, el carné A2 y sus restricciones, también propicia la aparición de motos como la Z300. Las marcas apuestan por ofrecer productos pensados para satisfacer las necesidades de estos nuevos usuarios sin tener que recurrir a limitaciones, con lo cual estas motos se convierten en vehículos mucho mejor equilibrados, pensados para funcionar con las prestaciones y características que deben ofrecer. Por este motivo son perfectos para aprender a montar en moto, no como iniciación pero sí como un paso intermedio. No nos conviene considerar una 300 cc de 40 CV y las prestaciones que ofrece esta Z 300 como una moto de iniciación. Estamos de acuerdo que es una perfecta moto escuela, pero de 2º grado, que nos ayudará a subir el siguiente escalón y poder acceder a modelos de mayor cilindrada sin restricciones con un mayor bagaje de experiencia y por tanto mayor seguridad.

Así pues concebida para esta buena causa, vemos que la Z300 se trata de una moto sencilla en lo que respecta a equipamiento y componentes, pero bien resuelta en sus acabados, los plásticos ajustan perfectamente y configuran un diseño graciosamente acertado. En cuanto a su ergonomía esta pequeña naked permite dar cabida a pilotos de distintas tallas, a pesar de que se trata de una moto de dimensiones contenidas y de un peso en orden de marcha de solo 170 kg. Es una cifra muy baja si tenemos en cuenta que en su depósito de gasolina caben 18 litros, y teniendo en cuenta que el consumo medio durante la prueba ha sido de unos 4,6 litros a los 100 km, practicando una conducción más bien alegre, su autonomía ronda la barrera de los 400 km. No está nada mal.

Kawasaki Z300



POLIVALENTE Y DIVERTIDA

El asiento se encuentra a 775 mm del suelo, por lo que ponerse a los mandos y levantarla de la pata de cabra no representa ningún problema. La unión del depósito con el asiento es bastante estrecho que facilita aún más que podamos llegar con los dos pies al suelo. La posición de conducción se puede considerar como deportiva, algo por otro lado lógico teniendo en cuenta sus orígenes. El manillar es perfecto, bastante plano y no demasiado ancho, la espalda va ligeramente inclinada hacia delante y los estribos se encuentran igualmente algo elevados, por lo que nuestras piernas van algo más flexionadas que en otras naked de orientación más turística. De todos modos, la Z300 se conduce con soltura y se maneja con facilidad en espacios pequeños a baja velocidad, gracias a una dirección que se siente ligera y que posee un ángulo de giro generoso.

A pesar de ser sencilla en sus componentes, la Z300 es una moto moderna. El tacto de mandos está bien conseguido, el embrague se acciona de forma suave, igual que el mando del gas y eso la hace muy efectiva y agradable en el ámbito urbano. Luego en carretera encuentro lo que esperaba de ella, en autovías y autopista se comporta bien, pero como toda naked vas casi absolutamente desprotegido de las inclemencias meteorológicas. Me sorprendió la lluvia un par de días con dos buenos aguaceros y llegué a casa empapado.

Su actuación en vías generales de buen firme no tiene problemas, nada se sale de tono, el motor responde bien, tiene suficiente aplomo y precisión y es rápida de reacciones. Pero como casi siempre me pasa en este tipo de motos, donde mejor me lo pasé fue circulando por reviradas carreteras de segundo orden y puertos de montaña. Evidentemente ni frenos ni suspensiones son una maravilla de efectividad, pero están bien equilibrados tienen buen tacto y los reglajes adecuados, con lo cual hacen su trabajo mejor de lo que me esperaba a primera vista. Por otra parte la sal y el picante de la conducción lo ponen el motor y su caja de cambios, que te llevan de un viraje a otro manteniendo las 10.000 rpm subiendo y bajando marchas como una ametralladora.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA KAWASAKI Z300?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la Kawasaki Z300, tomando como referencia una mujer de 25 años soltera, con 3 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 7.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros, es Mapfre con un precio de 195 €.

Kawasaki Z300



CONCLUSIÓN

Kawasaki ha creado una pequeña naked con una estética sugerente y un funcionamiento logrado. Es cierto que su equipamiento puedes catalogarlo como austero y echar en falta cosas como manetas regulables, asas para el pasajero o caballete central. También es posible que te pueda parecer un poco cara si la comparas con el precio de otras motos de cilindrada superior, pero te aseguro que no hay nada que desentone en ella y cumple perfectamente su papel de “moto-escuela de 2º grado”. Es un conjunto ideal para seguir aprendiendo y adquiriendo experiencia para consagrarte como un futuro gran motorista, ligera, fácil de entender y con un rendimiento que sorprende positivamente.

Equipamiento probador:
Casco: Shoei NXR
Botas: Rainers
Guantes: Rainers
Chaqueta: Rainers
Pantalón: Rainers

Kawasaki Z300



A favor

- Estética, motor y caja de cambios.

En contra

- Equipamiento austero.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Noviembre 2015

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar