Prueba KAWASAKI VERSYS 1000 ABS

CONTIGO AL FIN DEL MUNDO

Ya comentamos, hace tres años, que Kawasaki había encontrado un buen filón empleando el principio que había triunfado con la Versys 650 para entrar en el mundo de las maxi-trail. Basta utilizar la base de la Z1000 & 1000SX, ponerlas un vestido de campo y unas suspensiones de mayor recorrido. Pero esta versión 2015 viene a reforzar su faceta turística potenciando sus cualidades ruteras y mejorando su dinamismo

 

La nueva Versys 1000 recibe una serie de pequeñas mejoras a todos los niveles, estético, ergonómico, mecánico y de su parte ciclo. Si bien cada uno de ellos por separado no representan nada revolucionario, la conjunción de todos la convierten en una moto más completa, una seria candidata dentro de la nutrida clase de las trail turismo de alta cilindrada.

El cambio más evidente salta a la vista, los flujos de aire del túnel de viento se han encargado de dar forma a una carrocería más sinuosa que es capaz de cortar el aire con menos esfuerzo. Su aspecto es incuestionablemente más deportivo, el nuevo frontal abandona esa mirada de “un solo ojo” para dar paso a unos ojos rasgados que recuerdan a sus guerreras hermanas las “Ninja”. También han actualizado otros elementos ornamentales, como el diseño de los retrovisores, o los intermitentes que ahora se sujetan en los laterales del carenado, o el nuevo protector del silencioso del escape en aluminio.

 Kawasaki Versys 1000 ABS

UNA MOTO GRANDE

La Versys 1000 sigue siendo una moto grande, voluminosa y da la impresión de pesada, aunque luego no lo es tanto si la comparamos con sus principales competidoras, pesa 250 kg con los llenos hechos. Su orientación esta clara, es una maxi-trail asfáltica, que te proporciona una posición erguida, con los brazos extendidos de forma natural y las rodillas con una posición muy llevadera. Además el asiento es espacioso y permite recibir a conductor y pasajero con un magnifico confort. La protección ha mejorado con respecto al modelo precedente, la pantalla se sigue regulando en altura mediante dos palomillas de plástico exteriores sin necesidad de herramientas, pero ahora tiene un desplazamiento de 75 mm y antes solo tenía 30 mm.

La instrumentación también ha sido objeto de revisión, con el fin de darle un aire más deportivo, aunque mantiene su organigrama anterior. Hay un gran tacómetro en el centro del cuadro, con el fondo en negro, que nos indica las revoluciones del motor. A su derecha, una pantalla LCD multifunción con el velocímetro en dígitos grandes, cuenta-kilómetros parciales y totalizador, reloj horario, temperatura del aire exterior, temperatura del motor, diversas funciones sobre el consumo de combustible, indicador del modo de potencia y los niveles del control de tracción. Todo se controla y selecciona mediante un pulsador situado en la piña izquierda del manillar. También hay en la parte superior del cuadro un apartado para chivatos e indicadores, punto muerto, luz de averías, ABS, luz larga, etc...

Kawasaki Versys 1000 ABS



PEQUEÑOS DETALLES

La maneta del embrague es ajustable con la típica rueda de 5 posiciones que nos permite colocarla en la distancia más adecuada para nuestra mano. La llave de contacto se ha recolocado y está ahora más cerca del piloto en una posición más accesible y cómoda de llegar. También encontramos de serie un sistema de anclaje para las maletas laterales (son opcionales) muy bien resuelto, sencillas de poner y quitar, es robusto y seguro y cuando las dejamos en casa apenas se nota. 

El caballete central viene como equipación de serie, lo que acentúa su faceta turística, muy de agradecer tanto para estacionar la moto de forma más segura como para realizar esas pequeñas tareas de mantenimiento (engrasar y tensar cadena, cambiar ruedas, etc) con mucha más comodidad.

Y hablando de accesorios, han desarrollado en fábrica un catalogo muy completo orientado principalmente a su faceta turística, incluye las comentadas maletas laterales, baúl trasero de 47 litros, puños calefactables, faros de LED adicionales, protectores de manos, candado integrado para el casco, enchufe tipo mechero y hasta un indicador digital de la marcha engranada, que no lo lleva en el cuadro.

Kawasaki Versys 1000 ABS



PROPULSOR PUESTO AL DÍA

Su motor es el cuatro cilindros en línea que todos conocemos de la Z/SX de 1.043 cc, convenientemente retocado en su electrónica para adecuarlo a las circunstancias. En esta versión 2015 se ha retocado fundamentalmente en su sistema de inyección, con nuevos elementos que mejoran la eficiencia en la respiración y combustión, aprovechando mejor cada gramo de combustible. Esto ha propiciado un ligero incremento en su potencia máxima, de 118 CV a 120 CV. También he notado en marcha una apreciable mejora de funcionamiento y suavidad general, su consumo se ha reducido en un 5% por lo que la autonomía llega a los 400 km, aprovechando los 21 litros que caben en el depósito de combustible.

El cambio de marchas de 6 velocidades tiene un selector tan suave y preciso como viene siendo habitual en las motos de última generación de la marca, pero ha cambiado algunos desarrollos. La 1ª es más corta mientras que la 3ª y la 6ª son más largas, sobre todo se nota en esta última para poder mantener la misma velocidad de crucero a un régimen más relajado de revoluciones para ahorrar gasolina, cuando viajamos por los trayectos de autopista. En el embrague han aprovechado para instalar un nuevo sistema anti-rebote que además de evitar bloqueos indeseados de la rueda trasera en reducciones fuertes, suaviza el tacto de la maneta (dicen que requiere un 30% menos de esfuerzo para accionarla).

Kawasaki Versys 1000 ABS



NOVEDADES EN EL BASTIDOR

Básicamente es el mismo chasis de aluminio de doble viga que discurre por encima del motor y se atornilla a la culata. En este modelo 2015, se ha reforzado y estrena unos nuevos tirantes de goma en los soportes superiores que se unen al motor por la culata, ayudando a minimizar todavía más las vibraciones. Igualmente se ha reforzado el semi-chasis trasero para que pueda resistir mejor el incremento de la carga y el montaje de las nuevas maletas y top-case.

Las suspensiones siguen teniendo 150 mm de recorrido, pero han sido modificadas en su interior para mejorar y suavizar su funcionamiento con el fin de conseguir una conducción más confortable y segura. La horquilla invertida delantera mantiene el diámetro de sus barras en 43 mm pero ahora van mejor guiadas porque los tubos exteriores se han alargado 20 mm, lo que aumenta su rigidez y por tanto su precisión; se puede ajustar el hidráulico en extensión (rebote) y la pre-carga del muelle. La suspensión trasera recibe un muelle más duro en el que se puede regular su pre-carga con un mando remoto muy accesible y además han variado los reglajes hidráulicos del amortiguador, con el fin de poderlos adaptar con mayor seguridad y eficacia, a un peso de carga más abultado pensando en el pasajero y equipaje.

Kawasaki Versys 1000 ABS

Los frenos se han revisado, los discos lobulados delanteros han crecido en 10 mm su diámetro, siendo ahora de 310 mm y van mordidos por pinzas Tokico de 4 pistones opuestos, también es nuevo el material de las pastillas que tiene una capacidad de frenada superior. En el tren posterior todo continúa igual con un disco lobulado de 250 mm y pinza de doble pistón. También el sistema ABS ha recibido las últimas modificaciones, ahora es el Bosch 9.1, más pequeño, más rápido de reacciones, mucho mejor calibrado y que solo interviene cuando de verdad hace falta.



UNA PINCELADAS DE ELECTRÓNICAS

En la Gran Versys la electrónica sigue presente como corresponde a una buena moto del siglo XXI y lo hace con los modos de conducción Low y Full y el KTRC, sistema de tracción regulable. El primer modo (Low) es indicado para condiciones de conducción difíciles, con lluvia, terrenos deslizantes e incluso por ciudad, pues limita la potencia del motor en un 75 % con respecto al modo Full. Además, dependiendo de distintos factores como las revoluciones, la velocidad, la marcha engranada, la posición de las mariposas del mando del acelerador, optimiza la forma de entregar la potencia.

Kawasaki Versys 1000 ABS

Por su parte el KTRC dispone de 3 niveles de actuación, el 3º es el más intrusivo y en el 1º permite cierto grado de deslizamiento tras analizar la situación gracias a la información que recibe de diversos parámetros para minimizar las perdidas de tracción. En los modos 1º y 2º permite cierta elevación del tren delantero, pero en el 3º no. También se puede desconectar totalmente, con lo que combinado con los dos modos del motor, tenemos a nuestra disposición 8 posibilidades de elección para adaptar la moto a nuestras preferencias y a las condiciones de conducción. Todo se controla desde el famoso mando de la piña izquierda de una manera bastante fácil e intuitiva.



NOS VAMOS DE TRAIL/GT

Ya te comenté en la prueba de la anterior Versys 1000 que esta es una moto de “eslora larga”, además ahora con su nueva carrocería ha crecido en 5 mm (2.240 mm) y mantiene una distancia entre ejes generosa (1.520 mm). El lanzamiento de la horquilla sigue igual, 27º y con respecto al peso ha engordado 11 kilitos, su mayor robustez se deja notar. Por todo ello no me espero una moto “juguetona y manejable”, pero me vuelve a pasar lo mismo que antes, me sorprende lo bien que se maneja. La moto es estrecha de cintura y la postura a sus mandos es relajada, con el manillar alto, brazos perfectamente flexionados, espalda erguida y las posaderas bien asentadas en su cómodo asiento. Una postura ideal para no agotarse en largos viajes.

El motor es muy suave en marchas cortas, sobre todo si seleccionamos el modo Low, y nuestra posición dominante nos permite ver desde una buena atalaya lo que acontece con el tráfico a nuestro alrededor. Sin querer decir que la ciudad sea su elemento, sinceramente no se desenvuelve mal en la jungla urbana.

Kawasaki Versys 1000 ABS

Pero dejemos los edificios atrás y salgamos por carretera, las autopistas y autovías son “pan comido”, tanto si vamos solos, acompañados y con equipaje hasta los topes, la Versys 1000 demuestra unas cualidades ruteras envidiables. Los viajes largos serán su escenario favorito en los que se suceden tramos rápidos o lentos con autovías o autopistas de peaje, combinados con trechos de carreteras secundarias... En todos se siente a gusto gracias en buena medida a la polivalencia y buen conformar de su propulsor, que responde sin titubeos desde cualquier dígito que marque el cuentarrevoluciones. Es un tremendo aliado, tira sin desfallecer a partir de 2.000 revoluciones, incluso menos, con una ingente cantidad de par que le hace ser musculoso, noble y elástico hasta llegar a las 6.000 y a partir de ahí saca su carácter deportivo y podemos disfrutar de sensaciones más fuertes hasta llegar a las 10.000 rpm.

Por su parte el bastidor pisa firme vayamos a la velocidad que vayamos (sobrepasa los 220 km/h reales), los virajes rápidos y las juntas de asfalto ni se notan. Moviéndola entre virajes da la sensación de pesar menos de esos 250 kg que indica la báscula, no es lenta en los cambios de dirección, muy probablemente debido a sus nuevos ajustes más firmes en las suspensiones, que la obligan a comportarse con aplomo y precisión.

Me gustan los virajes rápidos, los lentos, las curvas amplias y las cerradas, bueno, en realidad tratándose de curvas, me gustan todas. No te voy a decir que en tramos muy virados la Versys 1000 sea la moto más ágil que he pilotado, no lo es, ni la anterior tampoco lo era. Sus geometrías de moto alta con suspensiones largas posicionan un centro de gravedad elevado y esto obliga a hacer un mayor esfuerzo físico. Sufrirán más los pilotos de menos envergadura, aunque su manillar alto combinado con suspensiones firmes y su buen reparto de pesos, hace que su pilotaje sobre terrenos virados no suponga un sacrificio y personalmente me parece muy gratificante y divertida.

A la salida de las curvas aguanta el tipo, puedes abrir gas con confianza aunque sea sobre asfaltos bacheados o con poco agarre y además gracias al KTRC no hace falta que seas un virtuoso con tú muñeca derecha a la hora de dosificar el gas. Llevas una especie de “Ángel de la Guarda” que entra en acción cuando lo necesitas en situaciones límite. Ya lo probamos en la versión anterior y lo he vuelto a hacer y funciona de una manera muy coherente. Se puede desconectar cuando queramos ir por pistas forestales y disfrutar conduciendo con la moto cruzada (ojo, esto solo se lo recomiendo a los endureros muy avanzados).



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA KAWASAKI VERSYS 1000 ABS?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la Kawasaki Versy 1000 ABS, tomando como referencia un hombre de 40 años casado, con 18 de antigüedad de carné, que vive en Zaragoza, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 7.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es Génesis con un precio de 267 € y con una calidad en la póliza de 7.28.



CONCLUSIÓN

Para finalizar te diré que esta nueva Kawasaki Versys 1000 ha dado un paso adelante con respecto a la versión anterior en todos los sentidos, pero especialmente en su faceta como gran turismo viajera, seguramente a costa de perder algún punto de su espíritu trail-campero-aventurero. Para certificarlo más encontramos llantas de 17'' y en este segmento, si quieres más aventuras y mas campo, tienes que montar en su tren delantero llantas de 19'' o incluso 21'' en sus versiones más “adventur”.

Kawasaki Versys 1000 ABS

Esta Versys es otra cosa, una trail-rutera que ha adquirido muy buenos modales y prioriza comodidad para piloto y pasajero, capacidad de carga, noble comportamiento y su magnífica disposición para viajar a cualquier destino.

Equipamiento Probador:

CascoShoei NXR
Chaqueta: Rainers Kentucky
Guantes: Rainers Road
Pantalón: Rainers Raptor
Botas: Rainers EBD



A favor

- Su mejora como Gran Turismo Viajera

En contra

- Con maletas es grande y sobre todo ancha

Prueba y Redacción: Mariano Urdin
Fotos: Javier Ortega
Abril 2015

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar