Prueba KAWASAKI J125

FÓRMULA DE ÉXITO

Dos años después del lanzamiento del J300, Kawasaki amplía su oferta ciudadana con un scooter de imagen deportiva y 125 cc que utiliza como base toda la parte ciclo y carrocería de su hermano mayor, el J300

 

No es ningún secreto que con este producto el objetivo de Kawasaki es entrar en la lucha del segmento más apetitoso del mercado, que es la cilindrada del octavo de litro. Es la porción de mercado que más vehículos vende, por la innegable ventaja que supone el poder conducir esta categoría con el carné de coche. También es verdad que es el segmento más competido, en el que se encuentran los más duros rivales y un abanico enorme de posibilidades, por eso es muy importante cuidar todos los detalles, por pequeños que estos sean, porque ellos pueden marcar las diferencias.

Kawasaki con su J125 quiere competir en la parte alta de la pirámide, con los mejores de la clase, con los de más calidad, y también claro esta con los de superior precio. Con el ABS, que viene de serie, cuesta 4.399 euros y lo puede justificar porque a primera vista llama la atención su imagen, calidad de su diseño y calidad del conjunto.

Kawasaki ha empleado la misma formula de éxito que en el J300, ampliando el acuerdo industrial con la marca KYMCO, aprovechándose de su experiencia y el largo camino que ellos llevan andado dentro del mundo del scooter. El J125 incorpora muchos y buenos detalles que lleva el 300, como la cerradura con bloqueo magnético, las manetas de los frenos regulables en distancia, la guantera de fácil acceso para pequeños objetos de rápida utilización, podemos llevar una tarjeta de crédito, el mando del garaje, el móvil... además incorpora una toma de corriente.

Kawasaki J125

El J125 está fabricado con una grata sensación de calidad, buena terminación y eso se refleja en el encaje de todas las piezas que conforman la carrocería, la calidad de sus plásticos y materiales.

El hueco bajo el asiento es espacioso, pero no caben dos cascos integrales, cabe uno y otro tipo jet (abierto). Eso es debido a la esclavitud de sus formas deportivas, la parte trasera del asiento y colín son más estilizados que la competencia y eso le resta algo de espacio. Dentro va iluminado con luz de cortesía de LED que se apaga con una célula fotoeléctrica, con lo que es imposible que se quede encendida aunque no dejemos bien cerrado el asiento. También lleva un amortiguador telescópico hidráulico que lo mantiene elevado para facilitar la manipulación de la carga. Las bisagras y cerraduras del cofre están reforzadas para ponérselo difícil a los amigos de lo ajeno y en la columna de dirección dispone del típico gancho para poder colgar bolsas.

En cuanto a su diseño, tengo que repetir un poco lo publicado en la prueba de su hermana mayor la J300, son prácticamente idénticas. Su frontal lo marca la doble óptica delantera muy del estilo “Ninja”, igual que el piloto trasero con un diseño muy similar al de la Z800. La protección aerodinámica es buena, sobretodo lo que se refiere a las piernas y el torso, la pantalla de serie es un poco baja (ya sabes, la deportividad manda) pero a mi personalmente me gusta mucho. De cualquier modo si quieres mayor protección contra el aire o inclemencias meteorológicas, puedes montar una sobre-elevada que ofrece su amplio catálogo de accesorios. También encontraras baúles traseros de diferentes capacidades para cubrir todas las necesidades, puños térmicos y muchos más gadgets disponibles.

Kawasaki J125

UN POCO DE TÉCNICA

Como te comenté en la pasada presentación, el motor del J125 proviene del KYMCO Super Dink y está muy cerca del límite superior permitido de potencia en la categoría, es decir 15 CV. Es un monocilíndrico 4T con refrigeración líquida y culata de cuatro válvulas que gira a 9.000 rpm. En el diseño del cilindro se emplean materiales ligeros como el magnesio con recubrimiento interior de Nikasil. Además utiliza la tecnología “Offset cylinder” que desplaza ligeramente su eje, descentrándolo ligeramente con respecto al eje del cigüeñal, para un mejor aprovechamiento de la energía porque minimiza las fricciones entre cilindro y pistón. Es un propulsor moderno, limpio y eficiente, con un consumo medio en torno a 4,3 l/100 km.

El bastidor y parte ciclo son iguales al J300, lo forma una doble estructura con dos tubos de acero por cada lateral, convergiendo los cuatro en la pipa de la dirección. Esto le proporciona una rigidez estructural y torsional muy elevada, máxime para tratarse de un 125. Los frenos también son los mismos de su hermana mayor, tienen muy buen tacto y potencia de sobra. Lleva un disco lobulado de 260 mm delante y de 240 mm detrás, con latiguillos metálicos y pinzas de doble pistón, el ABS es Bosch de última generación muy compacto, ligero y de óptimo rendimiento. Las medidas de sus ruedas son más o menos las que se estilan en la categoría, 14 pulgadas para la delantera y 13” la trasera y tengo que destacar igualmente, la correcta calidad de las suspensiones de reglaje más bien firme. La horquilla delantera es convencional pero de eje retrasado (va por detrás de las botellas) y las barras son de 37 mm de diámetro (más gruesas y robustas que en la mayoría de sus rivales) y doble amortiguador trasero con cinco posiciones de pre-carga de muelle.

Kawasaki J125



A LOS MANDOS

Una vez sentado en su algo duro pero cómodo asiento, volvemos a sentir esa sensación de calidad: mandos, manetas, instrumentación completa que incluye doble reloj analógico para velocímetro, cuentarrevoluciones y una pantalla central LCD. En ella recibimos información sobre el nivel de combustible, los kilómetros parciales y totalizador, temperatura del motor y reloj horario. Al plantar los pies en el suelo apreciamos las entalladuras que lleva la plataforma reposa-pies justo donde debe rozar nuestra pantorrilla lo que nos permite llegar con mayor facilidad, comodidad y seguridad al suelo, un detalle aparentemente sin mucha importancia que se agradece en el uso diario.

La posición de conducción es cómoda, el manillar bastante alto con respecto al asiento lo cual nos permite llevar la espalda recta en todo momento, para mi estatura (1,70 m) las piernas no las llevo demasiado flexionadas, pero puede que conductores más altos no opinen lo mismo. El espacio entre el asiento y contra-escudo es suficiente y no resulta agobiante. La plataforma para los pies es amplia pero por sus formas no puedes cambiar los pies de posición y apoyarlos en la parte inferior del contra-escudo por ejemplo.

El pasajero va como un señor, disfruta de un buen asiento con dos amplios agarraderos a los lados donde sujetarse con comodidad y seguridad y unas estriberas plegables situadas a una altura muy correcta que permiten llevar las piernas con una flexión relajada y natural.

Arrancamos y tengo la sensación de siempre con estos scooters que heredan su parte ciclo de [email protected] mayores. Me parecen grandes, pesados y torpes en relación con otros 125 diseñados específicamente para esta cilindrada. Pero en esta J125 sólo me pasa en los primeros minutos de utilización, enseguida me acostumbro a sus medidas y empiezo a disfrutar de sus ventajas. Este scooter es amplio, cómodo, cabemos perfectamente dos pasajeros a bordo, tiene buena capacidad de carga... y me deja de parecer grande y pesado. Puedes circular tranquilamente a baja velocidad zigzagueando entre los coches, tiene un radio de giro amplio y una distancia del asiento al suelo (775 mm) que permite sentirse seguro a conductores de cualquier talla.

En cuanto a prestaciones evidentemente nada tiene que ver con el 300 cc que le dobla ampliamente en cilindrada y potencia, pero con sus 14,5 CV se encuentra en la cúspide de su categoría y se desenvuelve con dignidad. Responde voluntarioso a las insinuaciones del acelerador y en los semáforos, si roscamos el gas con decisión, no hay coche que se nos resista. Su orientación es claramente urbana, aunque tampoco hace ascos a las vías de circunvalación. Los 80-90 km/hora podemos mantenerlos perfectamente, incluso con dos adultos a bordo, con una punta ocasional de unos 110-115 km/h de marcador si el terreno es un poco favorable.

Su parte ciclista, si es buena para gestionar con solvencia más del doble de potencia. Con este 125 va mucho más que sobrado y jamás nos encontraremos en dificultades por carencias en bastidor, frenos o suspensiones. A veces heredar elementos de un herman@ mayor, también tiene sus partes buenas.

Kawasaki J125



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA KAWASAKI J125?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado esta prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la Kawasaki J125, tomando como referencia un varón de 24 años soltero, con 6 de antigüedad de carné, que vive en Valencia, guarda la moto en un garaje comunitario y recorre hasta 4.500 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece mejor relación calidad-precio para un seguro a terceros, es Mapfre con un precio anual de 104 €.



CONCLUSIONES

Definitivamente hay que dar la bienvenida a Kawasaki y su J125 a este segmento del mercado que, por su número de ventas, la podemos considerar como categoría reina. Los nipones llegan con un producto atractivo, bien elaborado que transmite el sello y estilo de la marca verde. Como te he contado en su presentación y en otras ocasiones, los señores de Kawasaki quieren diferenciar su producto y proporcionar a sus clientes una dosis diaria de diversión. Sin duda le auguramos un gran éxito, por fin los usuarios con el carné de coche, ya pueden pilotar una Kawasaki.

Kawasaki J125

Equipamiento probador:
Casco: Shark Evo One
Botas: Dainese
Guantes: Tucano
Chaqueta: Rainers 
Pantalón: Axo Denim



A favor

- Comportamiento parte ciclo.

En contra

- Un poco angosto el puesto de conducción para pilotos de talla grande.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Marzo 2016

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar