Prueba INFINITI Q30
2.2d Premium 7DCT

BUSCANDO EL ÉXITO GLOBAL

El Q30 es una alternativa a las grandes masas de compactos alemanes Premium. Curiosamente está basado en un conocido compacto alemán aunque sus curvas le proporcionan el atractivo y la distinción necesaria para diferenciarse del resto. Es muy confortable y bien acabado pero no es un coche barato

  

ESCULTURA Y ESTILO

Infiniti es una filial de Nissan creada en la década de los ochenta para vender más coches en Estados Unidos, el cambio de nombre obedece a la táctica de ofrecer coches de lujo bajo otra marca diferente a la ya conocida Nissan. Como es lógico comparten muchas de las piezas del fabricante japonés además de las de algunos de sus socios de la alianza Nissan Renault y Mercedes. Es por ello que en esta ocasión y por primera vez se fabrica en Europa, se ha utilizado la plataforma del Mercedes Clase A y se fabrica en Sunderland, Inglaterra, en donde también se fabrica el Nissan Qashqai. Hasta hace relativamente poco tiempo, los Infinity se vendían principalmente en el mercado americano, es por ello que la mayoría de su gama estaba formada o por deportivos o por vehículos de tamaño medio-grande. Sin embargo, con el Q30, están tratando de cambiar ese aspecto. Debido a sus dimensiones más pequeñas, es un modelo más apto para la ciudad y en general, para el mercado europeo. El Q30 podrá ser estar basado en otro coche, pero en absoluto ha renunciado a las directrices principales de la marca. Su frontal característico de parrilla inclinada y faros alargados se mantiene. El resto de la carrocería cuenta con una serie de curvas y ángulos además de una alta cintura con ventanas estrechas que lo diferencian del resto de rivales más conservadores, como por ejemplo un Audi A3. Al ser el Q30 un poco más alto de lo habitual, Infiniti pretende luchar con un solo coche en ambos terrenos, el de los turismos compactos y el de los SUV. En aspecto visual general de sus formas, es bastante similar a un Mercedes Clase A o GLA, modelo con el que no solo comparte la base, si no también diseños de interior, suspensión y motores.

Prueba Infiniti Q30



MODELOS Y VERSIONES

El Q30 solo está disponible con cinco puertas y cinco plazas. Hay dos estilos de carrocería a elegir, el más deportivo Q30 estándar u otro que se comercializará en breve de inspiración SUV más “levantado” y con una estética más campera que se denominará QX30. El Q30 está disponible con cuatro opciones de motor mezcla de alianzas Nissan Renault y Mercedes: 1.5 y 2.2 litros diesel con potencias de 109 y 170 caballos, en gasolina son un 1.6 y un 2.0 litros con potencias de 122 y 211 caballos respectivamente. La transmisión es manual de seis velocidades o automático de siete relaciones, salvo en el 2.0T de gasolina en el que solo puede ser automática. La tracción es delantera o puede ser integral de forma opcional en las versiones más potentes de cada combustible. Hay cuatro acabados disponibles: base, Sport, Premium y Premium Tech. El modelo de esta prueba corresponde al acabado Premium que tiene un precio de partida de 33.900 euros. A este precio hay que añadir los siguientes opcionales: pintura Moonlight, Paquete llave inteligente + asistente aparcamiento y sistema de navegación In Touch. El precio final de esta unidad es de 34.800 euros. Existe un Q30 desde 23.900 euros, plan PIVE incluido.

Prueba Infiniti Q30



INTERIORES

Hay un aire de lujo que se respira nada más sentarse en el Q30. Bien equipado hasta en los modelos base, la palabra clave es comodidad. Es un excelente coche para viajar durante muchos kilómetros sin apenas notar cansancio, los asientos desarrollados por Infiniti, sujetan las partes de la espalda que se necesitan. La parte superior y la inferior de la espalda, quedan perfectamente apoyadas para no tener que movernos con el transcurso de los kilómetros. El interior, en cualquier caso, es algo menos interesante que el exterior. Las esferas son muy legibles, los ajustes son perfectos pero el diseño de las consola superior y central son más normales, o al menos no más interesantes de lo que pueden ser en un BMW Serie 1. Recuerda poderosamente, por partes, al Mercedes Clase A. La tecnología juega a su favor para aliarse en contra de la sonoridad, en los modelos de acabado superior, el sonido de los altavoces enmascara los ruidos externos e internos de motor y viento. El motor 2.2 no es ruidoso una vez que se está en movimiento, pero al ralentí se le escucha perfectamente y no deja dudas de que tipo de combustible utiliza. El sistema de información y entretenimiento, Infiniti Touch, es razonablemente fácil de usar y está muy bien posicionado en el salpicadero para evitar reflejos molestos. Se controla por medio de una pantalla táctil o una rueda de selección con botones situada en la consola central. El navegador tiene un funcionamiento especialmente rápido en la toma de decisiones, al recalcular la ruta lo hace de forma tan inmediata que en ocasiones cuesta darse cuenta de que hemos tomado el camino equivocado. La pantalla es similar a la Command de Mercedes, pero en el caso de Infiniti el tener los colores más brillantes hace que sea más fácil de leer. Los controles del climatizador están colocados en la parte baja y quedan algo cubiertos por la palanca de cambios.

Prueba Infiniti Q30

Con cinco plazas disponibles, el espacio general no es excesivamente amplio. La parte positiva es que como los asientos están colocados bastante altos, los pasajeros traseros pueden encontrar un espacio generoso para colocar los pies bajo ellos. Sin embargo, con conductores más altos pueden sentir que les falta algo de espacio para colocar, no los pies, sino más bien las piernas. Los pasajeros que utilicen la plaza trasera central se encontrarán en el suelo con el abultamiento del túnel de transmisión y aunque exteriormente el diseño de las ventanas estrechas es particularmente vistoso y acertado, en el interior puede ser un poco claustrofóbico. El espacio del maletero es de 368 litros, superior al del Clase A de Mercedes pero inferior a un Volkswagen Golf. En el interior la capacidad general de almacenamiento no destaca, además del espacio para dejar una botella de no más de 500cc, están las bolsas de las puertas y poco más, existe la posibilidad de aliviar un poco este punto solicitando el apoyabrazos central.



EN CARRETERA

Por su tamaño contenido es un buen coche de ciudad, sin embargo el diseño peculiar de todas las ventanas hace que la visibilidad sea algo justa. La visibilidad frontal, sin ser buena debido a los gruesos pilares A, no es causante de problemas a la hora de conducir. Pero la ventana trasera tan estrecha, que se requiere del uso de la cámara de marcha atrás para ayudarnos en las maniobras de aparcamiento o marcha atrás. El motor turbodiesel de 2.2 litros es de origen Mercedes al igual que la caja de cambios de siete velocidades automática y de doble embrague DCT y el sistema de tracción integral, como resultado el Q30 tiene muchas similitudes con el GLA 220d. La respuesta del 2.2d es correcta y la caja de cambios también es suave en sus transiciones y mantiene una respuesta de motor razonable, siempre que se seleccione el modo S o M, este último si queremos cambiar con las levas del volante. No hay opción de suspensión adaptativa pero hay dos tipos de suspensión opcionales en función de la deportividad que se elija y que se diferencian por una altura de tres centímetros. En cualquier caso ambas suspensiones tienen un recorrido generoso ya que el Q30 es eminentemente un coche alto. Los neumáticos, de perfiles también generosos, contribuyen a mantener esa altura general superior a la mayoría. En conjunto está muy bien equilibrado y es cómodo ya que sortea los baches sin transmitir vibraciones al interior. Transmite mucha confianza por lo que es posible realizar una conducción alegre y deportiva. En seguridad está a la cabeza ya que el pasado año 2015, fue considerado como el coche más seguro dentro de su categoría por la empresa que realiza las pruebas de choque a todos los vehículos, el test EuroNCAP.

Prueba Infiniti Q30



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

El consumo medio obtenido ha sido de 6,2 litros /100 kilómetros circulando a una velocidad media de 120 kilómetros/hora. No es un consumo brillante pero en conjunto y teniendo en cuenta el tipo de transmisión y que su peso es algo superior al de sus rivales, está justificado. El menor consumo obtenido fue de 5,4 litros circulando a una velocidad media de 90 kilómetros/hora.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL INFINITI Q30?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado esta prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Infiniti Q30 2.2d Premium 7DCT, tomando como referencia una mujer de 35 años casada, con 13 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, deja el coche en un parking privado y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 300 €, es Genesis con un precio anual de 258 €. Mientras que la compañía que ofrece un precio más barato para el seguro a todo riesgo con franquicia de 200 €, es Direct con un precio anual de 236 €.



RIVALES Y VERSIONES

Es menos innovador y los interiores no se perciben tan lujosos como en el resto de sus hermanos de gama pero si están a la altura de lo que se espera. Definitivamente es más ágil y manejable que el modelo de Mercedes del que deriva. Hasta el momento y aunque continúan aumentando las ventas, no habían llegado a arrasar en el mercado. El Q30 es un paso coherente para esta estrategia si lo que desean es generar un volumen de ventas significativo.

Prueba Infiniti Q30

Es el primer Infiniti que se fabrica en Europa y el hecho de montar motores conocidos y sobradamente probados aumentará la confianza de los compradores. El motor “pequeño” diesel, 1.5 d de 105 caballos, tiene fuerza suficiente para mover el peso del Q30. Empuja con razonable celeridad y toma la ventaja de su par máximo entre 1.750 y 2.000 rpm para no tener que andar cambiando frecuentemente de marcha. Los que necesiten más empuje por viajar cargados deberán aportar los alrededor de 3.000 euros que hay de diferencia entre ambos (a igualdad de acabado). Si no es el caso, el motor 1.5 d es muy recomendable ya que cumple de sobra. Por precio es más barato que el modelo del que deriva, Mercedes Clase A, y se equipara a los compactos alemanes como el Audi A3 hasta que comienzan a añadirse opcionales.



A favor

- Estética (el diseño es llamativo y mantiene el aire de familia. Ha generado tantos detractores como enfervorizados seguidores. Los que consideran que se ha mejorado las líneas del Clase A del que deriva, son tantos como los opinan lo contrario. Lo que es indiscutible es que sus líneas sugieren un segmento superior)

- Motor 1.5d (de origen Renault, este motor tiene un comportamiento excelente montado en el Q30. Muy recomendable)

- Acabados (el cuero cosido del salpicadero y el reparto de plásticos blandos aportan un aire de calidad indiscutible. Aunque el diseño de interiores no sea especialmente rompedor)

- Suspensión (es muy agradable de conducir y la suspensión está muy bien afinada lo que unido a su dirección precisa, ofrece un buen conjunto dinámico)

En contra

- Visibilidad trasera (recuerda en muchos aspectos al Clase A de Mercedes y uno de ellos es en su visibilidad trasera tan regular. Es el coste de un diseño bello)

- Precio (el precio dice todo de su posicionamiento, más barato que un Clase A de Mercedes o un BMW Serie 1 pero es más caro que un Volkswagen Golf. El precio comienza en un nivel inferior a los Premium alemanes, pero enseguida se dispara al añadir extras)

- Maletero (suficiente para cuatro pasajeros pero no destaca entre sus rivales que cada vez se acercan más a los 400 litros que a los 300)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Julio 2016

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar