Presentación HYUNDAI i20 Active

DISFRAZ DE CAMPO

El i20 Active es una versión disfrazada de campo del urbanita i20 de Hyundai. Es un rival para el Volkswagen CrossPolo, Peugeot 2008, Opel Mokka o Renault Captur. El interés del público por este tipo de vehículos ha propiciado el nacimiento del Active que con pocos pero acertados cambios, consigue otro SUV para enriquecer su gama muy prolífica en este tipo de vehículos.

 

El primer i20 se lanzó en 2008 como un competidor para el Ford Fiesta, Opel Corsa o Volkswagen Polo. La versión de segunda generación se ha mostrado muy capaz en espacio interior y ha mejorado significativamente al primer modelo pero carecía de motores con mayor poder, algo que acaban de solucionar con la llegada de esta nueva versión. Hyundai ha desarrollado un motor de gasolina turboalimentado de última generación para mejorar el rendimiento del i20 a la vez que mejoraban los consumos y emisiones de este.

Más evidentes son los cambios en el diseño exterior, enfocados a hacerle destacar entre la multitud. Las diferencias de estilo con respecto al i20 convencional incluyen una altura modificada en dos centímetros, el revestimiento de los pasos de rueda, la parrilla frontal invertida respecto al modelo de cinco puertas, barras de techo, las protecciones frontales y traseras de los bajos y los faros antiniebla. Para diferenciarlo aún más de su hermano de marca se le dotado de unos nuevos pilotos posteriores y de nuevas llantas.

 

Aparte de la distancia más elevada sobre el suelo, no hay ningún elemento que mejore su capacidad off road ya que carece de transmisión integral y los esquemas de suspensión permanecen inalterados salvo por la altura y un tarado ligeramente diferente. Pero eso no debe sorprender, ya que Hyundai conoce el mercado y sabe que una estética distinta es suficiente para contentar a la mayoría de compradores. En el interior los asientos se encuentran a mayor altura además de los ya citados dos centímetros de la variación en la suspensión y se añaden detalles de color naranja en la tapicería, pomo del cambio y en las salidas de aire de la ventilación. Los pedales son ahora de aluminio y se añade una tapicería que se combina con el salpicadero en tono azul, detalle que es exclusivo para el Active. Cabe destacar que el Active ofrece una amplitud interior mayor que muchos rivales y un maletero de 326 litros digno de modelos del segmento superior.

La gama mecánica del Active es un poco más escasa que en el i20 convencional, está formada por dos versiones de gasolina y una diesel. La unidad que más nos ha gustado por su comportamiento no ha sido la variante diesel, sino la versión 1.0 T-GDi Turbo de tres cilindros de gasolina. Disponible con 100 y 120 caballos, acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 10,9 segundos para el modelo de 100 caballos y 10,3 segundos para la variante de 120 caballos. 

El ligero aumento de altura de la carrocería y ascenso del centro de gravedad, se compensa con los tarados ligeramente más rígidos de suspensión. Las llantas de hasta 17 pulgadas no evitan el ligero balanceo de la carrocería pero si mejoran su paso por curva. El comportamiento del motor gasolina de 120 caballos es bastante satisfactorio por su respuesta, tanto a pocas vueltas como cuando se le revoluciona despiadadamente, se encuentra más “cómodo” a partir de 2.000 rpm pero cuando pasa de 3.500 rpm , el sonido del tricilíndrico emite un “aullido” ronco muy atractivo. Este sonido más intenso viene acompañado de unas prestaciones razonablemente satisfactorias para realizar adelantamientos o incorporaciones más o menos complicadas. La versión diesel de 90 caballos, 1.4 CRDi, tiene una respuesta más pobre y es más ruidoso, sobre todo si tratamos de exigir más empuje a su motor.

Hyundai i20 Active

Hyundai no ha tenido que complicarse demasiado en la transformación del i20 en un Active. Unos cuantos detalles de estilo 4x4 pero el coche es más o menos un i20 convencional. Sin embargo ese detalle no es ningún problema ya que si bien antes había un montón de razones para recomendar el i20, en el Active seguimos contando con esas mismas y le añadimos un toque estético que lo hace bastante más atractivo.

En cuanto a los precios, la diferencia entre ambos i20 (Active y berlina) es de aproximadamente 1.000 euros y el precio de partida es de 13.650 euros, incluyendo el descuento de la campaña de lanzamiento, el Plan Pive y la financiación especial de la marca.

Están disponibles ya para realizar pedidos y las primeras unidades llegarán a mediados de febrero, los colores disponibles son los mismos que para la berlina. Hyundai tiene previsto que las ventas del Active sean alrededor de un 10% del total de la gama i20 lo que podría rondar las 1.000 unidades para este año 2016. Entre las novedades que llegarán en breve tenemos, el nuevo Elantra que incorporará una mecánica diesel en abril, el Ioniq modelo híbrido en tres versiones (híbrida, híbrida enchufable y eléctrico) en septiembre y más adelante, para 2017, el modelo deportivo i30N de alrededor de 250 caballos. El buque insignia, Genesis G-80, dispondrá, además del 3.8 V6 de gasolina, de una mecánica diesel de 2.2 litros con 200 caballos y un cambio automático de ocho velocidades y convertidor de par.

Hyundai i20 Active

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Hyundai
Enero 2016

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar