Prueba HONDA SCOOPY SH300i

HERMANO MAYOR

 

El Honda SH300i aquí es conocido como Scoopy 300i y continúa siendo el líder indiscutible dentro de la categoría de los scooter medios de “rueda alta” (16 pulgadas) y este nuevo modelo que 2016 aporta cambios significativos para reforzar su posición y seguir manteniendo su dominio en el mercado y el gusto de los consumidores.

Evidentemente esta nueva Scoopy 300i no es un modelo totalmente nuevo, mantiene muchas cosas de su antecesor, pero hay veces que hay que cambiar cosas para mejorar. Este modelo 2016 es la 3ª evolución, continúa fiel a sus ruedas de 16 pulgadas y suelo plano para facilitar el acceso más ese plus de utilidad que permite llevar bolsas en su gancho tras el escudo o, de vez en cuando, objetos más voluminosos. Además con el fin de disponer de un hueco bajo el asiento en el que quepa un casco integral, se ha redimensionado y reforzado el bastidor. Los soportes del motor al chasis tienen distinta ubicación, son más robustos lo que mejora la rigidez de todo el conjunto. En marcha, el resultado es un comportamiento más noble, con la dirección más firme que transmite seguridad y aplomo a cualquier velocidad. La distancia entre ejes ha crecido porque ahora el basculante es 16 mm más largo, es más firme en línea recta y trazando virajes rápidos. También las suspensiones tienen un tarado algo más consistente que supone un ligero detrimento del confort, pero lo ganamos en comportamiento y satisfacción al pilotar. Personalmente me convence el compromiso elegido.

Honda Scoopy SH300i

En carreteras muy sinuosas en teoría es posible que haya perdido algo de agilidad y rapidez de reacciones, pero apenas se nota en la conducción, sus trayectorias son precisas, sin la más mínima reacción negativa ni siquiera cuando nos sorprende un bache u otro obstáculo que nos haga corregir o rectificar nuestra trayectoria de marea imprevista.

Con todo esto el asiento ha cambiado, sobre todo para dar cabida al casco integral. Tiene más superficie en la base y es un poco más alto para dar más volumen a la parte esférica donde se alojará el casco, también el mullido es algo más delgado aunque no lo he notado en el confort. Ahora la altura del asiento/suelo, es 20 mm más alta que la anterior versión (805 mm) y en consecuencia, la posición de conducción ha cambiado, el cuerpo del conductor va más erguido y esto nos permite movernos con más facilidad para colocar el peso donde más nos convenga. Como te he dicho, el nivel de comodidad no se resiente, incluso me parece un poco más cómoda que la anterior.

Su estética mantiene el ADN del modelo e incorpora líneas y detalles actuales que refuerzan su elegancia y calidad. Destaca el nuevo frontal que permite reconocerla inmediatamente como una Scoopy, pero ofrece una imagen más musculosa, las luces delantera y trasera de LED le aportan un plus de personalidad, actualidad y seguridad, pues se ven muy bien de día. También apreciamos el detalle de la SMART Key (Llave Inteligente) que actúa sobre el mando giratorio del contacto, activa la función de desbloqueo de la dirección, encendido y apertura del asiento, siempre que el conductor se encuentre dentro de un radio de dos metros de la moto. Dispone de dos pulsadores, uno activa los intermitentes para localizar la moto cuando la dejamos aparcada en el tumultuoso estacionamiento ciudadano y el otro bloquea distancia el sistema. Es un buen antirrobo, pero en ningún caso para el motor a menos que lo hagamos manualmente en el mando giratorio y plantea alguna incógnita, cuando aparcamos en una zona con inhibidores poder accionar el contacto manualmente y en caso de extravío del mando electrónico tampoco sabemos el precio de la copia de reposición.

Honda Scoopy SH300i

HABLEMOS DEL MOTOR

Este propulsor cumple con la normativa Euro4 y en comparación con el modelo anterior han sacrificado un poco de potencia máxima en favor de un incremento del par y de buena respuesta desde bajo y medio régimen para mejorar su aceleración desde parado. Esto nos transmite una sensación mayor de energía entre el tráfico urbano, pues responde mejor en el rango de revoluciones que más utilizamos. Para ello se ha desplazado la curva del par-motor 1.000 rpm hacia abajo con la mínima pérdida de 1 Nm. Ahora, esa plenitud (25,5 Nm) la alcanza a 5.000 rpm con una suavidad mecánica superlativa y mínimas vibraciones. Las aceleraciones a salida parada, la recuperación a medio régimen y la suavidad en la entrega de potencia son una delicia para el usuario. Tiene tacto casi de motor eléctrico.

En la zona alta del cuentarrevoluciones lo cierto es que ha perdido 2 CV de potencia, es el precio que hay que pagar para cumplir la EURO 4, pero los 25,1 CV actuales los entrega a 7.500 rpm y eso es 1.000 rpm menos que antes. La velocidad máxima no se resiente en absoluto por esa merma y tiene la ventaja de alcanzarla en menor tiempo. Además, cuando se circula en el límite de la velocidad legal (120 km/h), el motor ronronea plácidamente a 6.000 rpm sin apenas esfuerzo, los alcanza y mantiene con mucha facilidad.

La eficiencia en el consumo de gasolina ha mejorado nada menos que en un 8,8%, ahora con una conducción ahorradora al máximo, podemos hacer 33,3 km/ con un litro de combustible que equivale a 3 litros a los 100 km. Internamente se han empleado componentes y recubrimientos de baja fricción (cojinetes, alternador, etc) para minimizar su desgaste y perdidas de potencia por rozamientos, lo que en definitiva optimiza su rendimiento.

Honda Scoopy SH300i



NOS PONEMOS EN MARCHA

Virajes, frenadas, terreno en mal estado, asfalto deslizante… en todos esos escenarios es donde la Scoopy, con sus ruedas altas, muestra su superioridad en seguridad frente a otros scooters con ruedas convencionales. Pero además su comportamiento ha evolucionado, se ha vuelto más rápida de reacciones, con una entrada en curva veloz, precisa, y a pesar de ser algo más larga se me antoja más obediente en los cambios de dirección, es rápida de reacciones al efectuar ligeros balanceos de nuestro peso. La agilidad no solo no ha disminuido sino que parece haber aumentado y desde luego su efectividad para moverse entre el tráfico urbano es encomiable. También por carretera, si es de curvas, es todavía mejor. En términos absolutos corre más que suficiente, en una zona despejada vi los 160 km/h de marcador (un tanto optimista me temo) llegando al corte de encendido sin mucho esfuerzo y siempre luciendo una perfecta estabilidad.

En el apartado de los frenos un moderno sistema ABS de dos vías sustituye al sistema de frenada combinada de la anterior versión y modula la frenada de cada rueda de forma independiente, con potencia precisión y buen tacto. Y si nos pasamos… pues ahí entra en acción el sistema anti-bloqueo para ayudarnos. Sus cualidades dinámicas me convencen.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA HONDA SCOOPY SH300i?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado esta prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la Honda Scoopy SH300i, tomando como referencia un varón de 34 años casado, con 12 de antigüedad de carné, que vive en Mataró, guarda la moto en un garaje comunitario y recorre hasta 4.500 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 450 €, es MAPFRE con un precio anual de 265 €. Mientras que la compañía que ofrece un precio más barato para un seguro a terceros, es Nuez con un precio anual de 90 €.



EN CONCLUSIÓN

El nuevo SH300i ha dado un significativo paso adelante, su capacidad de carga, con un hueco bajo el asiento capaz para albergar un casco integral es un poderoso argumento de marketing y ventas. Sigue siendo un vehículo muy completo que mantiene las virtudes de su antecesor, pero ahora es todavía mejor en puntos importantes, el ya comentado aumento de capacidad de carga, al que se suma un motor de tacto más agradable que acelera más, gasta menos y presume de un comportamiento más seguro y brillante. Su única pega en mi modesta opinión es el precio, 5.689 euros, no es nada barato, pero incluye un práctico y amplio baúl trasero que viene como equipación de serie.

Honda Scoopy SH300i

Equipamiento probador:
Casco: Shark
Botas: Rainers
Guantes: BMW
Chaqueta: Tucano Urbano
Pantalón: Dainese



A favor

- Comportamiento sobresaliente.

En contra

- Precio caro.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Agosto 2016

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar