Presentación Honda CB125R 2018

MENOS ES MÁS

Honda entra en el mercado de las naked deportivas "premium", con un producto de bella factura que hará una doble función, cubrir el segmento de 125 y también montará un motor de 300 cc para los conductores del A2.

 

Cualquiera que esté pensando en adquirir una moto por primera vez, creo que debe tener en cuenta dos factores importantes: que sea una moto fácil de conducir y que tenga unas prestaciones incapaces de poner en apuros a nadie. Si a esto añadimos un envoltorio atractivo, moderno y aderezado con una serie de elementos premium tendremos una excelente base para iniciar una vida sobre dos ruedas. Así es la nueva Honda CB125R, que trata de ajustar su precio y se queda en unos razonables 4275 euros.

Es la pequeña de la familia que Honda denomina “Neo-Sport-Café” y a la que pertenecen su gemela CB300R y también la nueva CB1000R 2018. Esta 125 tiene look de moto grande porque comparte carrocería y parte ciclo (chasis, suspensiones, llantas y frenos) con su hermana de 300, pero solo pesa 125,8 kg en orden de marcha.

El bastidor es totalmente nuevo. Combina acero prensado y tubular, logrando un estudiado equilibrio entre rigidez y flexibilidad, trasmitiendo un tacto preciso y predecible. La horquilla delantera de la suspensión es invertida, muy robusta, de 41 milímetros de diámetro, y el mono-amortiguador trasero, de gas. Los frenos de disco, en ambos ejes, llevan pinza radial Nissin. El delantero, de 296 milímetros y de simple pistón. El trasero, con disco de 220 milímetros. Viene equipada con sistema ABS de dos canales, que se controla a través de una plataforma inercial IMU que informa de la posición de la moto en todo momento para modular la presión en cada freno. Las llantas y neumáticos son de una talla de moto más grande (son iguales que en la 300) con neumáticos Dunlop radiales 110/70-17 delante y 150/60-17 atrás.

Honda CB125R 2018

El motor deriva directamente de la desaparecida CBR125R. Es un monocilíndrico de 4T de 124,7 cc con culata SOHC (un árbol de levas en cabeza) y dos válvulas, refrigerado por agua, que rinde una potencia de 13,3 caballos a 10 000 rpm y 10 Nm de par a 8000 rpm. Está equipada con un moderno sistema PGM-FI de inyección de combustible y una caja de cambios de 6 velocidades. El escape va suspendido por abajo y respira a través de un silencioso de doble cámara. Los datos oficiales declaran una aceleración de 7,3 segundos en 100 metros y una velocidad punta de 117 km/h.

La instrumentación la forma una delgada (23,5 mm) y ligera (230 g) pantalla LCD que muestra todas las funciones, velocímetro, rpm del motor, nivel de gasolina, posición del cambio de marchas y los testigos que van en la parte superior. La iluminación es totalmente de ledes, lo que eleva su imagen premium. El faro proyecta una personal imagen de doble barra, la superior para el haz de luz corta y la inferior para las largas.

Al depósito de gasolina le caben 10,1 litros. Gracias a la eficiencia de su motor, declaran que recorre 48,4 km con un litro de gasolina, lo que equivale a poco más de 2 l/100 km, como consumo homologado -que nunca se logra en la vida real- y una teórica autonomía de 484 kilómetros.

Honda CB125R 2018

Una vez en marcha su motor es alegre para subir de vueltas, muestra energía abajo y sobre todo a medio régimen, con una estirada que llega a superar con cierta facilidad las 10 000 revoluciones. Pero en mi opinión, y hablando de prestaciones puras, pienso que tal vez Honda debería haber apurado al límite de la legalidad y llegar a los 15 caballos que tienen algunos de sus competidores. La marca del Ala Dorada ha preferido una curva de potencia más plana y aprovechable, mayor eficiencia en consumo y la probada fiabilidad de este motor que la opción de ganar apenas 2 caballos más.

Un paseo por Lisboa

Para apreciar en primera persona como va dinámicamente la nueva naked pequeña de Honda, nos planificaron un bonito recorrido por los alrededores de Lisboa. Pasamos por Carcavelos (Cascais), subimos por el Parque Natural de la Sierra de Sintra, donde almorzamos, y regresamos por el norte a la capital portuguesa.

Me pareció una 125 muy cómoda. El asiento se encuentra a 810 milímetros del suelo, llego bien con los dos pies y todo lo que me rodea, manillar, instrumentación, mandos... denota buena calidad y cuidada terminación. No cabe duda que se trata de un modelo “premium”.

Honda CB125R 2018

Me ha gustado mucho el comportamiento de toda su parte ciclo, pues evidentemente está preparada para recibir un motor de más del doble de cilindrada y potencia. Con un 125 va muy sobrado. Se sujeta y frena fenomenal, el ABS funciona de maravilla y frenos y suspensiones realizan de manera brillante su trabajo. Es fácil y divertida de conducir, con una estética y un enfoque audaz, que recuerda mucho a sus hermanas de mayor cilindrada. Hay cuatro colores disponibles: Rojo Candy Chromosphere, Negro, Blanco Perla Metalloid y Gris Metálico Axis Matte.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Honda
Marzo 2018

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar