Presentación HONDA X-ADV 2017

VEHÍCULO UTILITARIO DEPORTIVO

Esto es lo que significan las siglas SUV en el mundo de la automoción y este es el concepto de la nueva X-ADV de Honda.

 

En primer lugar, hay que aclarar que, salvando las distancias, este no es el primer scooter aventurero diseñado para circular fuera del asfalto. Este concepto lo inventó Piaggio a principio de la década de los '90 con el emblemático Typhoon 125, que cosechó un éxito espectacular. Pero el X-ADV sí es el primero de elevada cilindrada. 

Y, en segundo lugar, transmitir el recado de Honda: este X-ADV no pertenece a la familia NC 750, formada por la trilogía S, X e Integra. Evidentemente, la comparación con este último es inevitable, pues su motorización proviene de esos modelos y profundiza en ese segmento tan particular que es el mestizaje entre moto y scooter.

La idea del X-ADV nació en Italia, en el centro de I+D que Honda tiene en Roma. Daniele Lucchesi fue el inspirador e instigador del proyecto, Maurizio Carbonara el que la dibujó en papel y Kenichi Misaki el ingeniero que lideró y llevó a cabo el proyecto. Sus prioridades en el desarrollo fueron muy claras: crear una moto para disfrutar y pasarlo bien, pero que no descuide una faceta utilitaria y que también tenga una vertiente aventurera que permita algunas incursiones fuera del asfalto.

Honda X-ADV

La rueda delantera del X-ADV tiene unas dimensiones de 17 pulgadas, mientras que la trasera es de 15”.

¿CÓMO ES EL X-ADV?

Desde luego su imagen no deja indiferente. Su diseñador, Maurizio Carbonara, ha querido hacer una moto musculosa, atractiva, impactante, un poco al estilo de los modernos SUV compactos actuales. Refleja una imagen claramente aventurera, con suspensiones de generoso recorrido, manillar ancho con protecciones al estilo de la Africa Twin y un cuadro de instrumentos con una gran pantalla multifunción. En cuanto a características prácticas, el hueco bajo el asiento tiene una capacidad de 21 litros que da cabida perfectamente un casco integral, la apertura del asiento y el acceso a la boca de llenado de combustible se realizan desde dos teclas en el salpicadero, y el parabrisas tiene un diseño muy eficaz que además permite regular la altura de forma manual en cinco posiciones. También tiene llave de proximidad Smart Key que funciona en un radio de dos metros de la moto. Evidentemente, cumple con la nueva normativa Euro 4, con ABS de serie que no se puede desconectar.

El motor es el conocido de la serie NC. Se trata de un bicilíndrico en línea de 745 cc, de carrera larga y bielas caladas a 270º. Su diseño y medidas internas tienen un corte bastante automovilístico pues no en vano se trata de la mitad de un motor de Honda Jazz, en el que han ahorrado muchas piezas en movimiento y optimizado sus fricciones internas. Rinde 54,5 CV a 6.250 rpm y Honda ha buscado sobre todo sencillez, robustez, economía de mantenimiento y una gran eficiencia en su relación consumo/prestaciones/emisiones.

La transmisión DCT de doble embrague y seis velocidades ha sido revisada con una nueva evolución de su gestión y optimiza su buen funcionamiento. Mantiene sus modos de conducción con cambio de marchas manual mediante dos pulsadores en el manillar y automático. En este tenemos dos opciones D (Normal) y S (Sport), y este último se divide a su vez en S1, S2 y S3, que incrementan o dulcifican su carácter deportivo. Esta es la cuarta generación del DCT y su funcionamiento es cada vez mejor, con cambios suaves y precisos, y ahora además interpreta con mayor acierto las necesidades del conductor. Ahora además es capaz de reconocer si circulamos en llano, subiendo o bajando, para actuar en consecuencia efectuando los ajustes necesarios.

Honda X-ADV

Las dos ruedas van calzadas con unos nuevos neumáticos Bridgestone desarrollados específicamente para este modelo.

Utiliza un bastidor de tubo de acero diseñado con unas cotas cuyo objetivo es proporcionar aplomo y estabilidad en tramos rápidos y bacheados. Con una distancia entre ejes de 1590 mm, un lanzamiento de dirección de 27º y 104 mm de avance, es una moto bastante larga. El manillar, de 910 mm, es ancho, y las suspensiones son de largo recorrido,153,5 mm la horquilla delantera y 150 mm el amortiguador trasero. Este último está unido al chasis por medio de bieletas para proporcionar progresividad variable en su recorrido. Tiene una distancia libre al suelo de 162 mm a pesar de tener un grueso protector de cárter de duraluminio de 2,5 mm de espesor y caballete central y lateral. El peso en orden de marcha es de 238 kg.



UN PASEO POR CERDEÑA

Para su presentación internacional, Honda eligió la parte norte de la isla de Cerdeña, y hasta allí nos desplazamos para recorrer sus carreteras tortuosas, con muy poco tráfico en esta época del año. Además, hay muchas zonas rurales, pistas, caminos y playas para poder realizar una toma de contacto fuera del asfalto y disfrutar, aunque sea tímidamente, de su faceta aventurera.

Aunque es una moto relativamente alta, el acceso al X-ADV no plantea demasiada dificultad. El asiento se encuentra a 820 mm del suelo, pero el túnel central no está muy elevado, y con un poco de agilidad es sencillo pasar la pierna por encima. Los pilotos de menor estatura pueden elegir como accesorio otro asiento que reduce la altura del mismo hasta 790 mm.

Una vez a los mandos, y gracias a que el asiento es estrecho, no resulta complicado llegar con las puntas de los pies al suelo. El manillar es como el de una Africa Twin, para mi gusto un poco exagerado, aunque eso le proporciona mucha palanca y por tanto una gran manejabilidad. Circulando con los pies en el escudo, la postura es natural, aunque de manera opcional también puede tener unas estriberas retrasadas para circular de pie en el campo o adoptar una postura más deportiva en carretera. Todos los mandos están bien distribuidos, con un accionamiento fácil e intuitivo. La abundante información que proporciona el cuadro de instrumentos se lee claramente con grandes dígitos, y el parabrisas se puede colocar en cualquiera de sus cinco posiciones con una fijación perfecta y sólida. Eso sí, por seguridad has de hacerlo en parado.

Honda X-ADV

El Honda X-ADV está disponible en el mercado español a un precio de 11 500 €.

Conozco bien el tacto de su motor ya que soy usuario de una Integra, y en marcha la diferencia fundamental la aprecio en el cambio DCT: funciona con mayor suavidad y precisión y con las tres opciones que se han añadido le interpreta más fielmente los deseos del conductor. Además, el desarrollo final es un poco más corto, lo que favorece las aceleraciones y, además, hace más directa la relación entre el mando del gas y la rueda trasera.

En este apartado hay que señalar que la rueda trasera es de 15 pulgadas. El motivo principal es dejar más espacio para el hueco del asiento, y aunque estéticamente llama la atención, en marcha no se nota nada extraño. La rueda delantera es de 17 pulgadas, y ambas van calzadas con unos nuevos neumáticos Bridgestone desarrollados específicamente para este modelo. Su dibujo es muy profundo para favorecer su agarre en tierra, pero también me han demostrado un comportamiento sensacional en asfalto. Las llantas son de radios anclados en el cerco, por lo que permiten la utilización de neumáticos sin cámara.

Las suspensiones son regulables en precarga de muelle y en extensión hidráulica. El equipo de frenos está compuesto por un doble disco con pinzas de cuatro pistones delante y un único disco detrás con pinza de dos pistones.. Me han gustado mucho porque tienen buena potencia y un tacto muy dosificable.

Las primeras conclusiones que he sacado de este X-ADV después de haber recorrido unos 230 km por carreteras comarcales, travesías de pueblos y algunos caminos, es que Honda ha cumplido sus objetivos. Sin duda es un vehículo diferente, a mis ojos muy atractivo, equilibrado, bien resuelto y divertido. Su comportamiento en carreta es mejor de lo que me esperaba y permite, gracias a sus frenos y suspensiones, mantener ritmos superiores a lo que aparenta. Fuera del asfalto hay que tener algunas precauciones, pero puede recorrer pistas y caminos con la garantía de saber que es un vehículo, en buena medida, bien adaptado para ello.

Honda X-ADV

La imagen de este X-ADV corresponde con el color Plata Metalizado.

Como punto a mejorar destacaría, especialmente, su peso, que es elevado, y también su precio. Con una tarifa de 11.500 €, desde luego no es una ganga, pero es que todos los scooters de alta cilindrada son muy caros, comparativamente mucho más caros que cualquier moto de cilindrada similar (una Honda CB500X vale 6.249 € y la NC750X 7.800 €). En este apartado sí se puede decir a su favor que Honda España regala con su compra un baúl trasero para aumentar aún más su capacidad de carga. 

En España, estará disponible a partir del mes de abril en los colores Plata Metalizado, Rojo/Negro (a imagen de la familia CRF) y Blanco Glare Perlado Tricolor (Special Edition).



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Honda
Febrero 2017

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar