Prueba HONDA NM4 VULTUS

EL SCOOTER DE GOTHAM CITY

El señor Keita Mikura es el Ingeniero Jefe de proyecto NM4 Vultus de Honda y él mismo ha dicho que hay veces que uno se puede permitir “que se te vaya la pinza”, evidentemente no con estas palabras, pero dijo más o menos que “es fantástico que una gran compañía como Honda permita de vez en cuando fabricar este tipo de motocicletas, aunque no tengan una explicación lógica o una aplicación específica, simplemente la fabrican porque quieren y pueden”

 

Esta Vultus no es para Honda un caso aislado. Anteriormente recordarás la Honda DN-01, una custom también muy especial con un inédito sistema de cambio automático HFT con asistencia hidráulica de comportamiento y dulzura extraordinario, que no se ha vuelto a emplear porque era carísimo de construir, o la pequeña e inocente MSX 125. Valgan estos dos ejemplos como muestra de otras motos “sin sentido” comercializadas por Honda.

La NM4 Vultus ha sido diseñada íntegramente por un equipo de ingenieros con edades comprendidas entre los 20 y los 30 años a los que Honda les dio vía libre para que pudiesen plasmar sus deseos en una motocicleta. Solo les puso una condición, que conducir esa moto siempre fuera un acontecimiento garantizado en cada ocasión. Y seguro que lo han conseguido.

Durante estos días de la prueba, utilizando la Vultus para todo, he montado un auténtico espectáculo. Cuando vas con ella por ciudad te paran en los semáforos, te preguntan qué moto es, que cilindrada tiene, si se vende, que precio tiene (y no les parece nada cara). En fin, está claro que es todo un acontecimiento.

  

LA QUITAMOS EL DISFRAZ

Ahora te voy a contar lo que hay debajo de ese disfraz de “moto de Batman” que la cubre. Se lo quitamos y encontramos una parte técnica de sobra conocida. Todo pertenece y es común a los modelos de la serie NC 750, es decir la S, la X y la “moto-scooter” Integra. El propulsor por tanto es el bicilíndrico de 745 cc de última generación, con el sistema de transmisión de doble embrague (DCT) y una potencia de 54 cv a 6.250.

Honda NM4 Vultus

Te recuerdo que este motor tiene una carrera relativamente larga y un segundo eje de balance para que el tacto sea todavía más exquisito y con él anula casi en su totalidad cualquier vibración, pero sigue manteniendo el distintivo latido que produce su orden de encendido a 270°. Las cámaras de combustión tienen una forma especial que en combinación con un cigüeñal de masa inercial elevada, logra desarrollar una gran cantidad de par (empuje) desde bajas revoluciones. Otro aspecto importante en la ingeniería de su diseño es tratar de reducir al mínimo sus componentes, para lograr un motor ligero (pesa solo 69,2 kg) fiable y eficiente en su relación rendimiento/consumo. Por ejemplo, equipa un solo cuerpo de inyección de 36 mm, la bomba del agua la mueve el mismo engranaje del árbol de levas y uno de los ejes de equilibrado mueve la bomba de aceite; eso se llama optimizar funciones.

Otra particularidad es que han estudiado en profundidad el análisis estequiométrico durante el desarrollo del motor, hasta conseguir siempre la relación exacta en la mezcla de aire/gasolina requerida, para una combustión completa y limpia a cualquier régimen o en cualquier situación de conducción. Esta perfecta combustión minimiza las emisiones de gases nocivos y el sistema de inyección PGM-FI recibe información de un sensor de oxígeno en el escape. Y han desarrollado igualmente un nuevo silencioso de escape, con los componentes internos revisados para regular la onda de contrapresión.

Honda NM4 Vultus

La inyección PGM-FI y la tecnología de baja fricción utilizada en su interior hacen que el consumo sea de solamente 3,25 l/100 y autonomía capaz de llegar hasta superar los 300 km con el depósito de gasolina de 11,6 litros de capacidad.

En cuanto a su parte ciclo encontramos pequeñas diferencias, el chasis sigue siendo un bastidor de acero de tipo diamante con 33º de lanzamiento, 110 mm de avance y una distancia entre ejes un poco más larga que en la Integra: 1.645 mm. La horquilla telescópica delantera ve acrecentadas sus barras hasta 43 mm frente a los 41 mm de los modelos NC y tiene 5mm más de recorrido. Detrás sigue contando con un amortiguador tipo Pro-Link aunque para esta ocasión han acortado a 100 mm su recorrido con el fin de darle esa estética tipo “Long&low”, larga y bajita. Los discos también son comunes con la gama NC de 320 mm delante y 240 mm detrás y ABS de serie de dos canales. También es diferente la anchura de los neumáticos y su diámetro, delante la llanta crece hasta 18” (pulgadas) para albergar una cubierta de 120/70-18 y detrás solo crece en anchura, el diámetro sigue siendo de 17” con una espectacular garganta de 6,25” para montar un colosal neumático de 200/50-17.



ALGUNOS DETALLES A TENER EN CUENTA

El asiento del pasajero es modular. Se puede levantar para servir de respaldo al conductor, también se puede ajustarse el ángulo de inclinación en tres posiciones además de poder deslizarse hacia adelanta o hacia atrás 25 mm en cuatro posiciones, con el fin de conseguir la postura más cómoda para nuestra conducción. Las estriberas del conductor se han sustituido por unas generosas plataformas que se encuentran adelantadas pero no obligan a conductores de talla media (1.70 m) a ir con las piernas demasiado estiradas. Hay una tira porta-cascos que sale de debajo del asiento para poder dejarlo colgado cuando estacionamos la moto y un freno de mano por si dejamos la moto aparcada en una cuesta, o necesitamos las manos para buscar el mando en la rampa del garaje. Sobre el carenado frontal o apéndices superiores o como quieras llamarlo, hay dos guanteras. La izquierda tiene menos capacidad (1 litro) pero lleva cerradura con llave y toma de corriente de 12v, muy útil para llevar la pequeña dotación de herramienta y la documentación. La guantera de la derecha es mucho más grande (3 litros de capacidad) y se abre con un pulsador. Debajo del asiento va el depósito de combustible, no se levanta ni tiene ningún hueco, con el enorme neumático trasero y siendo la moto tan bajita no cabe nada.

Honda NM4 Vultus

Los intermitentes y los retrovisores están integrados en la carrocería, el manillar va fijado sobre unas prominentes torretas ancladas a la tija superior que lo acercan bastante al conductor, creando un puesto de mando cómodo y envolvente. El tablero de instrumentos es digital y cambia de color en función del modo de transmisión seleccionada: Neutral (blanco), pasando por D (azul), S (rosa), y finalmente MT (rojo). Pero la personalización llega a que el propio conductor puede elegir además entre cinco rangos de tonalidad con 25 colores individuales.



NOS PONEMOS EN MARCHA

Atento a lo que te voy a decir ahora, porque estoy seguro que te va a dejar un poco perplejo: esta Honda Vultus es con mucha seguridad una de las custom más divertidas de pilotar y con mejor comportamiento que he probado. Su espectacular aspecto de moto de otra galaxia puede llevarte a confusión, pero no te dejes engañar porque su dinamismo sorprende. Además el sistema de transmisión de doble embrague DCT a esta moto le sienta de maravilla y aunque nos han asegurado que es exactamente igual al de sus hermanas NC, me ha parecido que su forma de aprovechar el rendimiento del motor está todavía mejor conseguidos y los desarrollos del cambio mejor ajustados. Puede que sea el desarrollo final secundario, o el diámetro de su rueda trasera, pero sea lo que sea, su rendimiento es sobresaliente.

En cuanto a su manejabilidad por ciudad evidentemente no es un scooter de 125, pero la reducida altura del asiento, a solo 650 mm del suelo, te dan mucha confianza en cualquier tipo de maniobra. Además el peso total no es exagerado, 245 kg con todos los llenos hechos y puede ser una custom muy recomendable para el sector femenino, un tanto abandonado en este tipo de motos que suelen ser más torpes y pesadas.

En autopista y autovía se desenvuelve bien, su pequeña cúpula protege más de lo que parece y en virajes rápidos negociados a toda velocidad muestra aplomo y nobleza.

Sobre terrenos muy virados, lógicamente no es tan ágil como sus hermanas, pero aun así resulta divertida, acelera con decisión, frena bien y hay que tomárselo en serio e inclinar mucho para tocar con sus plataformas en el suelo. Solo si el terreno está muy bacheado sufre más, pues la suspensión trasera al tener menos recorrido tiene un tarado un poco seco y duro.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA HONDA NM4 VULTUS?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la Honda NM4 Vultus, tomando como referencia un hombre de 30 años casado, con 7 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 7.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es City Moto con un precio de 426 € y con una calidad en la póliza de 4.56.



CONCLUSIONES

Como conclusión te diré que esta Honda NM4 Vultus, la puedes definir como una “Moto de Batman doméstica”, y está claro que en su espectacular estética radica su gracia. Pero una vez que la pruebas te quedarás pasmado de lo bien que va en general y te gustará esa faceta utilitaria que también me ha enseñado. ¡Sorprendente!

Honda NM4 Vultus



A favor

- Su enorme personalidad y atrevimiento

En contra

- Suspensión trasera

Prueba y Redacción: Mariano Urdin
Fotos: Javier Ortega
Abril 2015

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar