Comisión de cancelación anticipada

A lo largo de la vida de un préstamo, las circunstancias del que lo paga, o las propias del mercado, pueden variar, y a veces, será necesario cambiar las condiciones del préstamo.

Ejemplo: suponga que ha obtenido un dinero extra, y querrá emplearlo en amortizar el préstamo, para pagar MENOS intereses.

Ejemplo: suponga que las condiciones del mercado han cambiado sustancialmente y otra entidad financiera le ofrece un producto mucho mejor, y le conviene cancelar el préstamo que tiene suscrito y sustituirlo por otro.

Las entidades financieras, ante estas posibles variaciones que se pueden producir, también aportan SOLUCIONES, ahora bien, ''con condiciones'', o mejor dicho, ''con comisiones''.

De ahí el nacimiento de la comisión de amortización anticipada, y la de cancelación total.

 

COMISIÓN DE CANCELACIÓN ANTICIPADA (CCA)

Es una cantidad de dinero que la entidad financiera cobrará si se desea anticipar el TOTAL del capital que el cliente debe, y por tanto, CANCELAR el préstamo.

Se suele expresar en % sobre la cantidad a amortizar, y sus valores pueden oscilar entre el 1% y el 3%.

Rara vez la entidad financiera pondrá un 0%, y la justificación de esta comisión, radica, sobre todo, en no ''dejar la puerta abierta'' para que al cliente pueda disponer de una mejor oferta, y abandonar la entidad. Muchas veces, no es importante en sí el préstamo, sino todo lo que lleva aparejado (cuenta corriente, domiciliación de nóminas, seguros, tarjetas, etc, etc). Aparte de los dos motivos enumerados en el apartado anterior.

Es habitual, por tanto, que la comisión de cancelación sea igual, o mayor, que la comisión de amortización anticipada, ya que si bien la primera (CC) puede deberse a una posible mejor oferta de otra entidad, en la segunda (CAA) obedece a una mejoría en las ''arcas'' del cliente.

Para concluir, cabe reseñar que si bien en préstamos hipotecarios sería preciso ''vigilar'' con mucho mas detalle este tipo de comisiones, he incluso otras serie de posibilidades (novación, subrogación...). En préstamo personales, aunque es un factor a tener en cuenta, no debe ser tan determinante, en primer lugar, porque no se sabe si se amortizará o no, si se cancelará o no.

Por ello, PRIMERO hay que negociar el interés y la comisión de apertura, y luego, sin renunciar a ello, la comisión cancelación y la de amortización anticipada, haciendo mas hincapié sobre esta última, que será la que tenga mas probabilidades de aplicarse.

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar