Prueba CITROËN C1 5p
Airscape PureTech 82 Shine

EL TRIO RENACE

Desde su llegada al mercado, Citroën ha vendido muchas unidades de su pequeño urbanita pero con casi diez años a sus espaldas, llegaba la hora de una revisión a fondo para seguir manteniéndolo vigente. Para ello Citroën ha incrementado la calidad general de su modelo más pequeño, comparte la plataforma con el Peugeot 108 y el Toyota Aygo, empresa esta última que se ha encargado de la ingeniería del proyecto con el fin de ofrecer un producto muy sólido a pesar de sus pequeñas dimensiones

  

LONGEVO

El esfuerzo que realizaron las tres marcas en el pasado (Citroën, Peugeot y Toyota) les resultó todo un éxito comercial entre los compradores, pero casi una década en el mercado y la llegada de nuevos rivales ha obligado a renovarse y seguir peleando o rendirse ante los nuevos. El nuevo trío tiene que competir con modelos como el Skoda Citigo, Hyundai i10 y Renault Twingo lo que resulta ser una competencia muy fuerte. Para ello el Citroën utiliza un diseño distintivo gracias a los faros situados a dos niveles, lo que resulta ciertamente extravagante pero da buen resultado estético. A ello le ha sumado una serie de colores y opciones de composición muy variados y de fuertes contrastes, un interior igualmente llamativo pero también mejor equipado y con un acabado un poco más lujoso. A pesar de tratarse de tres bases idénticas (Aygo, 108 y C1) Citroën ha hecho un gran trabajo para ser el más divertido, fresco y sobre todo llamativo de los tres. Gran parte de la responsabilidad de su éxito estético la tienen el diseño de los faros delanteros, son una interpretación  de la parte delantera del Citroën C4 Cactus con el toque añadido de las luces led verticales integradas perfectamente en el paragolpes delantero. En la trasera, las luces efecto 3D y un portón de cristal oscurecido son también toques distintivos que marcan las diferencias. El perfil, sin embargo, es exactamente el mismo que en el Aygo y el 108.



MODELOS Y VERSIONES

A pesar de su escaso tamaño existen varias opciones de carrocería. De tres o cinco puertas y un acabado, Airscape, que incluye un techo panorámico abatible al estilo del Fiat 500C. En cuanto a la mecánica se puede elegir entre un par de motores de gasolina. Ambos tienen tres cilindros y una cilindrada de 1.0 y 1.2 litros. El primero de ellos desarrolla una potencia de 69 caballos pero como el C1 pesa menos de 1.000 kilos se las arregla para desenvolverse con cierta alegría en ciudad. Para los más exigentes en potencia o que pretendan aumentar el radio de utilización del coche, deberían mirar hacia el PureTech de 1.2 litros y 82 caballos.

Citroen C1

El modelo que probamos en este reportaje es precisamente el C1 Airscape con el motor 1.2 PureTech de 82 caballos. El precio inicial de esta versión es de 13.545 euros. A este precio hay que añadir la pintura metalizada, kit de decoración interior en color, capota eléctrica y carcasas de los retrovisores exteriores en color rojo sunrise, cámara de visión trasera y asientos calefactables. El precio final de esta unidad es de 15.180 euros, pero existe un Citroën C1 a partir de 10.250 euros.



INTERIORES

Dentro nos encontramos un nuevo sistema multimedia de siete pulgadas que incluye radio, Bluetooth, reproductor de video y un ordenador de a bordo. Aunque predomina el color negro, unos paneles grandes del tablero rompen esta monotonía y permiten elegir entre una variedad limitada de colores. Los asientos son cómodos pero no recogen demasiado el cuerpo, también cuentan con múltiples tapicerías que levantan el tono del interior para hacerlo más desenfadado.

Todavía conserva sus dimensiones compactas con una longitud inferior a 3,5 metros y aunque el diseño y el estilo son completamente nuevos, el espacio ha variado muy poco con respecto al anterior. Aun así, hay algo más de espacio y también un maletero ligeramente superior de capacidad, 196 litros. Pero en realidad la capacidad de los asientos traseros y el maletero son ligeramente inferiores en comparación con sus rivales, dos adultos de talla media-alta encontrarán que sus rodillas tocan de forma contundente en los respaldos delanteros. Dependiendo del acabado, los respaldos traseros serán abatibles de una sola pieza o bien en una división 50/50, aunque se pueden abatir, la superficie resultante no es plana y el maletero tiene un labio de carga importante.



EN CARRETERA

El motor elegido para esta prueba es el más potente 1.2 PureTech, en general es sonoro aunque no llega a niveles molestos y para los estándares de coches de similar estructura mecánica es más que aceptable. De hecho a velocidades de autopista se puede mantener una conversación con el acompañante en tono normal. 

En ciudad el C1 es muy manejable gracias a su corta distancia entre ejes y a una dirección asistida rápida de manejo y directa. También ha mejorado su comportamiento en autopista con menos intrusión de ruido en el interior y una suspensión más consistente. Utiliza nuevos muelles, amortiguadores y una barra estabilizadora de mayor diámetro. No es tan ágil como un Volkswagen up! pero es muy estable y seguro.

Citroën C1

En cuanto a la mecánica no es un prodigio de refinamiento y la respuesta al acelerador es bastante sensible, lo que dificulta levemente su conducción en los atascos típicos de parar y arrancar constantemente. Es decir, resulta un poco tosco a poca velocidad, una vez que sube de vueltas la finura de funcionamiento es una constante. La respuesta con esta mecánica resulta suficiente para mover con alegría al pequeño C1 fuera de la ciudad. De hecho cuanto más se sube de vueltas más divertido llega a resultar. Su margen idóneo de funcionamiento es siempre por encima de 4.000 revoluciones, pueden parecer demasiadas pero a partir de esta cifra es cuando el motor empieza a respirar mejor y ofrecer lo mejor que tiene. Llegando a la zona roja, entre 4.000 y 6.000 es cuando más cómodo se encuentra y la potencia llega a su máximo exponente, concretamente a 5.750 revoluciones.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Es una mecánica muy sensible al uso del acelerador. En circunstancias normales de conducción, no gasta tan poco como se esperaría de un motor de talla pequeña. En autopista a velocidades legales de 120 kilómetros/hora la cifra más habitual de consumo fueron 5,5 litros/100 kilómetros. En ciudad cuesta bajar de los 6,5 litros/100 kilómetros.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL CITROËN C1?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Citroën C1 5p Airscape PureTech 82 Shine, tomando como referencia una mujer de 35 años soltera, con 14 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, deja el coche en un parking privado y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es Generali con un precio de 202 € y con una calidad en la póliza de 8.32.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El C1 es un pequeño urbanita de calidad que se basa en las cualidades del modelo original pero con algunas mejoras, necesarias por la edad, en calidad y refinamiento. El diseño tan diferente de los modelos hermanos ayuda a reconocerlo al instante y no hace fácil confundirlo con ellos.

Aunque no es exactamente una ganga, el precio es competitivo. Su mecánica, en el caso particular del 1.2 PureTech, ha resultado tener dos caras. El lado menos bueno es que resulta algo tosco a pocas revoluciones pero la parte buena es que enseguida se recupera y es capaz de ofrecer grandes satisfacciones a su conductor. A partir de 4.000 rpm y hasta la zona roja se ha mostrado muy divertido y lleno de respuesta. No es tan ruidoso como pueda parecer por el régimen elevado de giro y hasta se atreve con viajes por autopista aportando un confort razonable.

En cuanto a sus rivales, el Peugeot 108 resulta más caro y el Toyota Aygo cuesta prácticamente lo mismo, pero tienen menos variedad mecánica, en el caso de Peugeot solo tiene un motor en versión de tres puertas y el Aygo solo dispone de una mecánica independientemente del número de puertas. Estéticamente es cuestión de gustos pero el Peugeot es el menos agresivo y más elegante mientras el C1 aparece como el más desenfadado y juvenil. El Toyota tiene una estética muy agresiva y con ciertos toques futuristas. El resto de modelos del mercado como el Volkswagen up!, está mejor terminado y cuenta con un maletero más capaz, y en cuanto al precio, no es mucho más elevado. Otro candidato a tener en cuenta es el Hyundai i10, más caro pero también con unos 50 litros más de maletero, la calidad similar a la de Citroën.

Citroen C1



A favor

- Economía de uso (es un coche muy barato de mantener en conjunto)

- Calidad (se nota el incremento de calidad general si se le compara con el C1 anterior)

- Diseño (resulta muy original, con ciertas combinaciones de colores de carrocería y techo puede llegar a convertirse en un modelo muy llamativo)

- Techo de lona (aunque deja pasar más el sonido exterior y suena más en autopista por efecto del viento, es un elemento que mejora mucho la estética y resulta muy adecuado, por concepto, para este modelo)

- Comportamiento PureTech (el motor ha resultado ser una buena elección tanto para carretera como para ciudad, aunque resulta un poco tosco a bajas velocidades, a partir de 4.000 revoluciones mejora y llega a resultar divertido de manejar)

En contra

- Postura conductor (los conductores altos encontrarán más problemas para encontrar la postura ideal al volante, no por espacio si no por lo bajo de la columna de la dirección)

- Motor tosco ( a pocas revoluciones esta mecánica no es muy fina en su funcionamiento)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar