Prueba BMW R 1200 RS

EL MITO VIVE

La nueva BMW R 1200 RS vuelve con fuerzas renovadas, este icónico modelo paradójicamente no había evolucionado desde la R 1150 RS, que se comercializó entre 2001 a 2005, cayendo en el olvido esta última década. Pero ahora el concepto sport-turismo alcanza una nueva dimensión, con estilo, tradición, imagen y más carácter que nunca, reuniendo de forma muy lograda confort y buenas prestaciones

 

La nueva R 1200 RS se suma a la lista de modelos BMW que utilizan el último motor de cilindros opuestos bóxer, que vio la luz hace tres años con la R 1200 GS, la moto que más éxitos comerciales cosecha del fabricante alemán. Te recordaré que este propulsor aunque mantiene la disposición de sus cilindros (bóxer es en realidad una V de 180º), ha cambiado absolutamente su arquitectura con respecto a la versión precedente. Ahora es de cárter único, antes los elementos que forman la parte termodinámica, el embrague y la caja de cambios, eran tres unidades independientes. La refrigeración era exclusivamente por aire y ahora es mixta, aire, líquido y aceite. Cubica 1.170 cc. La primera R que lo incorporó fue la GS, luego la Adventure, la RT, la Roadster y ahora la RS.

 

MÁS COSAS DEL MOTOR

Una peculiaridad de este motor es que la admisión va situada en el plano superior de la culata y el escape sale justo por abajo, argumentando el fabricante que así se facilita la circulación de los gases al coincidir con la fuerza de la gravedad. Pero el verdadero mérito es que el conjunto motriz es más pequeño y compacto por fuera, manteniendo la cilindrada interior. Es claramente más potente y tiene un tacto y funcionamiento mucho más depurado. Al ralentí los tradicionales balanceos del bóxer desaparecen porque el cigüeñal gira en sentido inverso al de la maza del embrague, situado ahora en la parte delantera del cárter. Del mismo modo, al comenzar a rodar apenas sentimos vibraciones y siguen sin aparecer aunque aumentemos el ritmo, manteniendo una gran suavidad de marcha y experimentando un empuje consistente, aunque tampoco debemos esperar prestaciones estratosféricas, ese no es su objetivo.

BMW R 1200 RS

Sus 125 CV declarados rinden de modo excelente, te hacen disfrutar siempre dentro de sus posibilidades y sin apurar el umbral del régimen máximo, que en el caso de la RS se sitúa a 8.800 rpm de marcador. Un marcador que es muy sofisticado ya que cuenta con diferentes configuraciones y modos de visualización que puedes elegir en función del ambiente en el que te vayas a desenvolver. Puedes tener el display con el velocímetro o el cuentarrevoluciones como únicos protagonistas y una tercera opción con toda la información disponible a la vista. En esta última dispones incluso de un ordenador de a bordo y los múltiples ajustes disponibles, si llevas instalados los paquetes de equipamiento accesorios que ofrece BMW.

De este motor tengo que destacar igualmente su gran eficiencia y correcto aprovechamiento del combustible, pues manteniendo un crucero de 120 km/h apenas ha gastado 4,5 litros a los 100 km y un litro más en una utilización media general. El desarrollo de las marchas del cambio está muy bien estudiado, con unas primeras velocidades más cortas que permiten aprovechar su potencial en ciudad y zonas viradas y lentas, y las últimas más largas para circular desahogado en autopista y ese es uno de los motivos por el que puede mantener a raya los consumos. También quiero destacar el perfecto funcionamiento del sistema de cambio semi-automático (el Quick Shifter) en el que en carretera no tienes que cortar gas ni apretar el embrague para subir marcas y para reducir solo tienes que cortar gas y pisar la palanca del cambio sin apretar el embrague. ¡Una gozada!

BMW R 1200 RS

En cuanto a los paquetes opcionales ofrecidos por BMW son tres, el Confort, pensado especialmente para los más viajeros, cuesta 451,08€ e incluye puños calefactables, colector de escape cromado y RDC (Control de presión de neumáticos). El Touring, se complementa con el anterior, cuesta 1.612,63€ y lleva caballete central, parrilla para equipaje, soporte de maletas y baúl, kit de suspensión Dynamic ESA, ordenador de a bordo PRO, preparación para dispositivo GPS y control de crucero. Y por último el paquete Dinámico que es el más indicado para usuarios con inclinaciones deportivas, cuesta 675,36€ y añade la luz diurna e intermitentes de LED y el modo de conducción PRO con dos menús añadidos, el Dynamic y User, este último permite personalizar todos los parámetros a gusto del conductor. Incluye un control de tracción más complejo denominado DTC que funciona dependiendo de muchos parámetros que utilizan datos enviados por diferentes sensores: revoluciones del motor, marcha engranada, apertura del gas, diferencia de velocidades entre las ruedas e incluso del grado de inclinación de la moto. La unidad que nosotros hemos probado lleva los tres paquetes opcionales.



CICLÍSTICA

En cuanto a su parte ciclo la R 1200 RS monta un chasis tubular de acero igual al de la R 1200 R, en el que la parte delantera ha sido reforzada, al desaparecer el Telelever que utilizaba el cárter motor como elemento estructural. Ahora los esfuerzos que vienen del tren anterior repercuten directamente sobre la pipa de la dirección como en cualquier moto normal. La horquilla delantera invertida es robusta y ha variado ligeramente el «offset» entre la R y la RS, de manera que en esta tiene una mayor distancia entre ejes y un poco más de avance, en busca de mejor pisada a alta velocidad. Esto se traduce en un tacto general firme, aplomado y al mismo tiempo predecible, que favorece notablemente la conducción deportiva al transmitir mayor seguridad e informar de forma más exacta lo que sucede entre el neumático delantero y el asfalto. La agilidad es buena -no sobresaliente-, el apoyo en curva perfecto, la precisión de dirección notable y una vez dentro del viraje, la seguridad y estabilidad alcanza un gran nivel.

BMW R 1200 RS

Además nuestra unidad equipada con las suspensiones Dynamic ESA las puedes personalizar a “golpe de botón” y jugar con la carga, según vayamos solos, acompañados, y con las maletas llenas; también dependiendo del estilo de conducción que hayamos elegido.

La frenada es de tipo semi-integral con ABS desconectable, puede que esto no lo entiendas muy bien, pero lo han hecho así por si quieres meterte en circuito y prefieres frenar a tú aire. El equipo es potente, tiene buen tacto y se dosifica muy bien, en el tren delantero llevamos dos discos de 320 mm mordidos por buenas pinzas Brembo radiales y el eje trasero hay otro disco de 276 mm. Si eres de los que les gusta timonear y corregir trazadas con el freno trasero en circuito, te diré que el ABS tiene cierta tendencia a activarlo relativamente pronto, pero siempre lo podremos desconectar y en carretera, incluso en conducción deportiva, me ha parecido muy correcto.



EN ACCIÓN

La nueva BMW R 1200 RS es una moto que me gusta, y me gusta prácticamente en todos los ambientes, es una moto que me compraría y recomendaría sin ninguna duda. Puede ser la deportiva ideal para los tiempos que corren, bueno mejor dicho es una Sport con mayúsculas, que te permite viajar con comodidad, incluso con pasajero y equipaje, y disfrutar sanamente en tú carretera de montaña favorita. Con las normas y el tráfico actual no tiene mucho sentido utilizar en carretera abierta las súper-deportivas de última generación, con más de 200 CV y velocidades máximas que pueden superar los 300 km/h, ¿dónde vamos con semejante aparato?

La R 1200 RS es una sport racional, controlable, dosificable, que la puede conducir casi cualquiera y que siempre te vas a sentir cómodo con ella. En su faceta de turismo, la pantalla delantera la puedes regular a mano, tiene dos posiciones y se mostró muy eficaz a la hora de protegernos contra el viento. Tiene una gran calidad de terminación en todos sus componentes, como es habitual en las motos de la marca alemana. Dispone de un amplio abanico de opciones y accesorios que facilitan la conducción, mejoran la efectividad de marcha, el confort, la seguridad y aumentan su capacidad rutera, convirtiéndola en una moto completa, versátil y con una tecnología a la última. Su único “pero” puede ser su precio, 14.250 € que no está desorbitado, pero así te dan la moto “pelada”; si la quieres como la nuestra de pruebas la factura sube hasta los 16.988 €, pero que no te quepa ninguna duda que es una gran moto.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA BMW R 1200 RS?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la BMW R 1200 RS, tomando como referencia un hombre de 43 años casado, con 20 de antigüedad de carné, que vive en Torrelodones (Madrid), guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 7.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es AMV con un precio de 319 € y con una calidad en la póliza de 4.81.

BMW R 1200 RS

Equipamiento probador:
Casco: Shoei NXR
Botas: BMW City
Guantes: BMW Air Flow
Chaqueta: BMW Bomber
Pantalón: BMW Denim



A favor

- Su concepto Sport/turismo y su polivalencia

En contra

- El precio con los paquetes opcionales incluidos

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Octubre 2015

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar