Presentación BMW F 750 GS 2018

NUEVA PERO MÁS CONVENCIONAL

Esta BMW F 750 GS 2018 no es una puesta al día del modelo anterior, sino una moto totalmente nueva. Aunque mantiene la misma filosofía, quiere eliminar los puntos débiles de su predecesora y reforzar sus virtudes.

 

Para ponernos en situación hay que comentar que el mercado de las trail en nuestro país está aumentando considerablemente; en 2017 se vendieron 12 161 unidades, de las que el 40% eran de BMW. Si nos ceñimos al segmento trail de 500 cc a 900 cc, se vendieron 5288 unidades, de las que 802 eran del modelo F 700 GS, es decir, un 15,16%, un buen trozo del pastel.

Desde su lanzamiento en el 2007, los modelos GS de la serie F representan ese segmento de aventura de la clase media de BMW al que han seguido muchas otras marcas. Como bien indica su nomenclatura GS, que en alemán quiere decir algo así como pista de tierra y carretera asfaltada, representa el mejor compromiso para viajar con comodidad por cualquier terreno, solo o acompañado, con o sin equipaje, en una motocicleta cómoda y amplia, pero de dimensiones suficientemente recortadas para que la pueda manejar cualquiera.

En estos más de diez años de vida la F GS ha ido sufriendo evoluciones y mejoras, pero como te comentaba al principio este modelo 2018 es una moto totalmente nueva. Su precio de partida es de 9560 euros, 360 euros más cara que el modelo anterior, ¿qué ofrece a cambio?

BMW F 750 GS

Todo Nuevo

No puedo señalar solo al chasis o al motor como protagonista, porque ambos lo son. Empecemos por el propulsor, que solo coincide con el anterior en su arquitectura: es un bicilíndrico paralelo refrigerado por agua, con culata de 8 válvulas, pero que ahora ha incrementado su cilindrada hasta 853 cc (antes, 798 cc). La bancada es más estrecha, pues han suprimido el singular sistema de equilibrado del grupo termodinámico (que llevaba una tercera biela ciega con su correspondiente muñequilla en el cigüeñal) por un par de ejes contrarrotantes que son más convencionales. También las muñequillas del cigüeñal van desfasadas 90º y el orden de encendido es a 270º en lugar de a los 180º de antaño. Rinde 77 caballos a 7500 rpm, 2 caballos más que el anterior, pero sobre todo tiene una mayor curva de potencia en todo su rango de revoluciones. Este motor se puede limitar a 47 caballos para hacerlo apto a los usuarios con carné A2.

En cuanto al bastidor, lo forma una estructura monocasco de acero en la que el motor se atornilla. Es un elemento importante para dar rigidez al conjunto. El subchasis posterior está fabricado en tubo de acero y el basculante de doble brazo para la suspensión trasera es de aluminio. El depósito de combustible ha dejado su ubicación anterior debajo de la parte posterior del asiento y pasa al lugar convencional por encima del motor entre la barra de la dirección y el asiento.

El equipamiento de serie viene con los modos de conducción Rain y Road, ordenador de a bordo Pro, control de tracción (ASC) y parrilla trasera porta equipajes. Como elementos opcionales, y es costumbre en BMW, se pueden pedir paquetes que integran el sistema de conectividad con el smartphone, control de velocidad de crucero, luces de ledes, asistente de cambio quick shifter, control de presión de neumáticos, sistema de suspensión Dynamic ESA, ABS Pro -que permite frenar en zonas deslizantes con la moto inclinada- y un nuevo sistema de llamada de emergencia que permite localizar la moto en caso de accidente (eCall).

BMW F 750 GS

También es posible elegir entre distintos tipos y tamaños de maletas, optar por una pantalla frontal más grande (la de serie no protege apenas nada) y una altura de asiento casi a medida: desde los 830 milímetros de la más alta, pasando por 815, 790, 770 milímetros e, incluso, se puede bajar más, con una preparación en fábrica que acorta el recorrido de las suspensiones para que nadie se quede sin disfrutar de esta F 750 GS por un tema de altura.

Nos ponemos en marcha

A sus mandos lo primero que llama la atención es su nueva pantalla TFT de 6,5 pulgadas a todo color. Si hemos pedido la opción de conectividad, podemos gestionar las funciones del teléfono, los archivos de música e incluso el GPS-navegador.

En un primer examen aprendo un poco el manejo de sus mandos para navegar y acceder a todos los menús disponibles, (la moto de la presentación lleva suspensiones ESA, control dinámico de tracción, cambio asistido, ABS Pro, etc, etc.…) Inserto la primera y salimos del garaje. El lugar elegido por BMW para el evento ha sido la encantadora ciudad de Cuenca y sus alrededores, pero justo en este final de mayo, donde han caído las peores y más copiosas tormentas de esta extraña primavera. Jornada gris, con lluvia casi constante y a ratos muy fuerte. Mi equipación, traje completo de agua totalmente impermeable.

BMW F 750 GS

Evidentemente, con las condiciones climáticas en las que ruedo, no puedo sacar ninguna conclusión en términos absolutos, ni forzar el ritmo ni buscar ligeramente sus límites, pero sí puedo apreciar algunas cosas sobre su comportamiento en este delicado elemento. Me gusta mucho el tacto de la moto en general. Me parece muy fácil de conducir, muy cómoda de postura y muy segura en su manejo con la cantidad de ayudas electrónicas que llevamos y que trabajan a nuestra disposición.

Es una moto que pesa 224 kilogramos, pero sinceramente me da la sensación de ser mucho más ligera. Se mueve con soltura y los cambios de trayectoria los realiza con suma facilidad. La pruebo en los dos modos de motor que tengo disponibles, Rain y Road, principalmente este último, y no tengo ningún problema a la hora de abrir el gas con el suelo muy mojado y lloviendo copiosamente. El motor responde con nobleza y suavidad, pudiendo dosificar el gas perfectamente.

Como primera impresión tras esta toma de contacto “pasada por agua”, puedo decir que, curiosamente, la revolución de la F 750 GS está en que pasa a ser una moto más “convencional” en muchos aspectos, aunque evidentemente más actual y tecnológicamente avanzada. Todos los cambios le han sentado de maravilla y mis sensaciones, a falta de rodar a mis anchas en asfalto seco y con buen “grip”, es que ha ganado talante deportivo sin menoscabo de su facilidad de conducción y de su proverbial polivalencia. No me cabe duda de que es mejor moto que la anterior.

BMW F 750 GS

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: BMW
Junio 2018

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar