Prueba AUDI Q7
3.0 TDI 272 CV quattro tiptronic Sport 7 plazas

DIETA EXTREMA

El Audi Q7 nació en 2005 cuando debutó en el Salón de Frankfurt de ese año. Ha supuesto todo un éxito de ventas para la marca tan grande que ha generado dos variantes más pequeñas, Q5 y Q3. Ahora llega la segunda generación completamente nueva del modelo repleto de tecnología de seguridad, comodidad de conducción y amplio espacio interior además de haber sufrido una gran mejora en sus cualidades dinámicas gracias a una considerable rebaja en el peso

  

SUV AGRESIVO

Diseñado para competir con el Range Rover, Volvo XC90 y BMW X5, el Q7 es un SUV de siete plazas basado en la nueva plataforma MLB Evo que posteriormente será la base de los próximos Volkswagen Touareg y Porsche Cayenne además de otros modelos de Audi como el Audi A4. Pesa unos sorprendentes 325 kilos menos que su antecesor por lo que el Q7 es ahora más económico de consumo y con una conducción mucho más afinada y eficaz. Para lograr semejante rebaja se ha trabajado en varios frentes, en la carrocería se incorporan diversas partes de aluminio en diversas partes del coche como los ejes y los asientos entre otros y el depósito de combustible es más pequeño (también consume menos). Es el Audi tecnológicamente más avanzado de la historia, es capaz de conducirse él solo (frenar, acelerar y girar) a velocidades de hasta 65 kilómetros/hora.

Estéticamente cambia de forma profunda aunque mantiene las líneas generales de diseño del anterior, aun así, basta con mirar la parte delantera para no dudar de que se trata de un Audi. Su descomunal parrilla casi no necesita portar los cuatro aros para identificarse. La parte trasera cuenta con brillantes luces de led con diseño de inspiración Lamborghini Aventador y dos salidas de escape ovaladas que le aportan un toque agresivo a un coche que de por sí, por su gran tamaño ya intimida.



MODELOS Y VERSIONES

La gama mecánica no es muy prolífica por el momento pero en buena lógica los motores de los que dispone tienen todos por encima de los 200 caballos, cifra mínima para poder mover con cierta dignidad semejante envergadura. Está disponible con dos mecánicas diesel, 3.0 TDI de 218 o 272 caballos y una variante gasolina, 3.0 TFSI de 333 caballos. Disponible con cinco o siete plazas, el cambio de velocidades es siempre automático de ocho velocidades y la transmisión permanente quattro va siempre asociada a este modelo independientemente del motor. El precio de partida de nuestra unidad de pruebas es de 72.025 euros. A este precio hay que añadir las siguientes opciones: pintura metalizada, llantas de 21 pulgadas, tapicería en cuero Valcona, tercera fila de asientos y techo de cristal panorámico. El precio final de esta misma unidad con el equipamiento es de 79.870 euros. Existe un Audi Q7 desde 61.920 euros.

Audi Q7



INTERIORES

A pesar de ser un poco más estrecho y más corto que la versión anterior, todavía hay un espacio generoso para los siete pasajeros, incluso más que antes y todo ello junto con su equipaje. Los tres asientos centrales se deslizan y caen hacia delante para facilitar el acceso a las dos plazas traseras con pulsar un botón. Estas plazas, pueden llevar a dos adultos no muy altos durante trayectos no excesivamente largos o a dos niños pequeños con espacio de sobra. Uno de los pocos puntos en contra de este interior es que mientras se están utilizando las siete plazas no es posible colocar de ninguna manera la bandeja extensible del maletero. 

El puesto de conducción ofrece una vista privilegiada y dominante sobre el resto del tráfico y los cinco asientos principales son grandes y cómodos. En la tercera fila las rodillas se ven obligadas a estar por encima de la cadera de los que van sentados, eso y que los pasajeros que tengan algo de claustrofobia no se encontrarán demasiado cómodos en ellas. Sin embargo, esto mismo se puede decir de la práctica totalidad de los rivales SUV de siete plazas.

Con siete pasajeros a bordo hay 295 litros de maletero o 770 litros si se derrumba la tercera fila de asientos a ras del piso del maletero. El tope se alcanza con la segunda fila también abatida en cuyo caso alcanza 1.995 litros.

Audi Q7

Hasta la llegada de un nuevo Audi A8, el Q7 representa la máxima expresión de diseño y lujo de Audi en lo que a interiores se refiere. El tablero de mandos además de estar muy bien pensado está diseñado con mucho estilo y buen gusto. La pantalla principal central se desliza electrónicamente desde dentro del salpicadero al encender el motor y puede ser controlada a través de una combinación de mando giratorio, botones o a través de la propia pantalla de forma táctil. Puede sonar complicado a primera vista pero la realidad es que resulta muy intuitiva y se manejan fácilmente navegador, teléfono, música o internet.

Los diales de velocidad y cuentarrevoluciones son analógicos pero entre ellos se puede visualizar el mapa del navegador. Del mismo modo que sucede en el Audi TT, puede disponer de otro cuadro de mandos en el que todo él es una pantalla de 12,3 pulgadas que minimiza ambos diales, aunque en el Q7 se dispone de tanto espacio que parece un poco superfluo utilizar un sistema como ese.



EN CARRETERA

Como cabría esperar de un Audi tope de gama, ofrece una experiencia de conducción a la altura de lo que se espera. No defrauda su motor de 3.0 litros por su suavidad y silencio de marcha y no se escucha ruido de viento o de la carretera lo que le convierte en un vehículo maravilloso para realizar viajes largos. La unidad de pruebas iba equipada con la suspensión neumática que se encarga de suavizar los baches que nos encontramos por el camino. Además logra mantener la gran masa del vehículo siempre en su sitio, evitando que se incline demasiado en las curvas pronunciadas. En carretera el Q7 es tan fácil de conducir gracias a su suave pero contundente desplazamiento que esta agilidad le hace parecer más pequeño de lo que en realidad es. La caja de cambios automática de ocho velocidades cambia de una marcha a otra de forma imperceptible y combina a la perfección con el tres litros de casi 300 caballos (272).

Audi Q7

En ciudad si circulamos por calles estrechas, su gran tamaño puede llegar a ser un poco intimidante. La visibilidad de todas sus esquinas está un poco restringida por lo que se hace obligatorio y nos volvemos dependientes de sus sensores de proximidad y cámaras, sobre todo a la hora de aparcar. Audi ofrece un pequeño truco que hace el Q7 algo más fácil de conducir, esto es un sistema de dirección a las cuatro ruedas opcional que proporciona un mejor radio de giro a bajas velocidades y una mejor estabilidad si se viaja rápidamente. En cualquier caso la dirección estándar de serie además de más barata es mucho más intuitiva.

Su mecánica es brillante y es capaz de acelerar semejante masa y volumen de coche en tan solo 6,5 segundos de 0 a 100 kilómetros/hora. Esta aceleración de peso ligero no quiere decir que este leviatán de 2,1 toneladas se convierta en un Mini, ya que no se puede engañar a las leyes de la física, pero al menos hay vida a la hora de acelerar a fondo y el Q7 sale disparado como si se tratara de un pequeño GTI. Con 600 Nm de par a su disposición, responde al instante mientras que la caja de cambios automática de ocho velocidades ofrece el par a las cuatro ruedas sin fisuras en un empuje completamente lineal.

Como opción se pueden pedir numerosas cámaras y sensores que nos avisan de, por ejemplo, cuando estamos aparcados, los vehículos que se aproximan a ambos lados. Un sistema de cámaras monitorea el espacio alrededor del coche y avisa de los posibles obstáculos. Dispone de control de crucero adaptativo que mantiene la distancia con el coche que nos precede pero además añade el modo atasco. Con este modo, es que el coche el que se encarga de la conducción manejando la dirección y la frenada a velocidades de hasta 65 kilómetros/hora. Por otra parte el Q7 incorpora un sistema de frenado de emergencia autónoma que retrasa o incluso llega a detener el coche por completo si detecta que el impacto es inminente.

Audi Q7

En otros terrenos muestra un agarre considerable aunque queda patente que no se ha desarrollado para rodar fuera de la carretera. En condiciones normales el diferencial central reparte el par 40/60 (delante/detrás) pero podría llegar a enviar si fuera necesario hasta el 85% al je trasero.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

La dieta de adelgazamiento y los diversos retoques han ayudado a conseguir un Q7 mucho más eficiente, concretamente un 26% más que el anterior modelo. En la prueba de consumo realizada a 120 kilómetros/hora, con siete pasajeros adultos y sin equipaje el consumo medio fue de 8 litros/100 kilómetros. El menor consumo que hemos conseguido ha sido solo con el conductor a 100 kilómetros/hora y fue de 6 litros/100 kilómetros, lo que no está nada mal para un vehículo de su tamaño y características.

Audi Q7



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL AUDI Q7?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Audi Q7 3.0 TDI 272 CV quattro tiptronic Sport 7 plazas, tomando como referencia un hombre de 50 años casado, con 29 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, deja el coche en un parking privado y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo es Regal, con un precio anual de 1115 € y con una calidad en la póliza de 8.68.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El Q7 es un gran y lujoso SUV de siete plazas con un motor excelente y elegante al mismo tiempo. Es relativamente divertido de conducir por sus prestaciones elevadas y sin ser la última palabra en capacidad off-road ni tan dinámico como el BMW X5 si es un compendio de todas las últimas tecnologías que existen en la actualidad concentradas en un solo coche.

Los beneficios de la nueva plataforma son espectaculares con respecto a su antecesor, 325 kilos son muchos kilos, no llega al extremo de su rival Range Rover que redujo su peso en 500 kilos pero la ganancia dinámica es claramente notable. El centro de gravedad más bajo y el chasis más ligero han transformado la conducción, el nuevo Q7 toma las curvas con más aplomo, mantiene el balanceo de la carrocería mejor controlado y, dentro de sus posibilidades limitadas de coche gigante, es ahora más divertido. Las curvas lentas siguen siendo una lucha contra la gran masa y la inevitable inercia pero ahora es un poco más agresivo y efectivo. Queda patente que Audi tiene como objetivo a los Range Rover y Range Rover Sport con este nuevo modelo y si bien tiene rivales menos costosos como el Volkswagen Touareg o más deportivos (y caros) como el Porsche Cayenne, lo cierto es que el nuevo Q7 es extremadamente lujoso, práctico, bastante más “deportivo” que el anterior y muy deseable.

Audi Q7



A favor

- Calidad (se ve por cualquier detalle de acabado o de equipamiento. Todo está impecablemente rematado)

- Estética (la nueva imagen es mucho más agresiva y estilizada, ya no parece un coche desproporcionado aunque siga siendo muy grande)

- Peso y tamaño (sigue siendo grande pero la rebaja de peso y la bajada del centro de gravedad le han sentado de maravilla)

- Motor (el tres litros es ideal para este coche por su peso, le proporciona una aceleración más que digna y minimiza su tamaño otorgando mucha seguridad al conductor. Ahora las incorporaciones o adelantamientos complicados son más sencillas sencillas)

- Confort (es ideal para viajes largos, los kilómetros no pasan ni para el conductor ni para los pasajeros)

En contra

- Precio (parte de un precio elevado pero según se suman opciones se dispara hasta convertirse en muy caro)

- Maletero (no es problema el tamaño, pero que hacer con la bandeja cuando no se utiliza al ocupar las plazas de la tercera fila es todo un dilema)

- Tamaño (es un vehículo muy grande, si no se necesita todo ese espacio es más posible encontrar la felicidad con el más pequeño Q5 también de Audi)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Octubre 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar